En esta sección, diferentes personalidades de la vida pública en Colombia aceptaron amablemente la invitación para rendirles un homenaje a los maestros y maestras que marcaron su vida. Un espacio que celebra a los docentes en el país.
A todos y a cada uno de los profesores les decimos: Gracias Maestro. 

No hay metales imposibles de doblar

Mercedes Salazar aprendió de su maestro Antonio Núñez que en la vida no hay metal más fuerte que el metal de los sueños

La geometría, lenguaje de la naturaleza

Aunque la pasión por las matemáticas nació con él, fue el amor y la dedicación de un puñado de maestros quienes llevaron a José Fernando Isaza  a entender el lenguaje de la naturaleza a través de la geometría.

Tantos maestros…

Abel Castellanos fue el maestro que enseñó a  Rudolf Hommes a reconocer lo que tenìa que defender y  cómo funcionaba la democracia en Colombia

“Aquí hay un magnifico proyecto de escritor”

Tres personas que cambiaron la vida de un hombre incentivando el valor de la honradez, la pasión por los libros y una vocación eterna por la literatura y el periodismo.

El valor y el poder de las palabras

El amor por el conocimiento y la obsesión por la ortografía revelaron la dedicación del profesor Viera por formar a los ciudadanos del mañana

Una maestra y dos mil libros en la mitad de la selva

María Lucía Fernández, descubrió en la selva colombiana, que los libros y la educación son el único camino que puede salvar a los niños de la violencia

La seducción de la palabra

Una historia de amor  y un acto de seducción por medio de la palabra han convertido a Florence Thomas en  una maestra que marca la vida de sus alumnos para siempre.

El maestro de la profesora

El Maestro Darío Echandía cultivó en Martha Seen la capacidad de observar y analizar con agudeza su entorno, dándole otra perspectiva de la, frecuente y abismal, diferencia entre el concepto y la realidad

Gracias, María Stella

Caminitos de libros al alcance de de los bebés, de los niños, de los grandes. La historia de amor entre Yolanda Reyes y la escritura  fue marcada por su padre y su maestra María Stella 

La dialéctica como pedagogía

Guillermo Quiroga fue un profesor inolvidable para Ernesto Samper, su forma de enseñar hizo que se despertara en él el interés por la política y fue pilar para que más adelante fuera presidente de Colombia.

Páginas