Usted está aquí

21 estrategias para el mejoramiento de los docentes en Colombia

Un documento que funciona como hoja de ruta para el mejoramiento de la calidad docente en el país

Febrero 11, 2015

El pasado 12 de febrero de 2014 Pedro Gómez Barrero, presidente de la Fundación Compartir, le entregó al país y al Presidente de la República de Colombia, Señor Juan Manuel Santos Calderón, una propuesta para mejorar la calidad de la educación en Colombia. Dicha propuesta, publicada en el libro “Tras la excelencia docente: Cómo mejorar la calidad de la educación para todos los colombianos” (en adelante TLED), fue elaborada por Sandra García, Guillermo Perry y Catherine Rodríguez (profesores de las Universidad de los Andes), Darío Maldonado (profesor del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario) y Juan Esteban Saavedra (investigador de la Universidad de California del Sur y de Rand Corporation) con la colaboración de Patricia Camacho, Catalina Londoño e Isabel Segovia (de la Fundación Compartir). 

La propuesta parte de la clara certeza, sustentada por evidencia estadística, de que la calidad de la educación debe estar organizada alrededor de la calidad docente. Si bien hay otros elementos fundamentales para lograr una educación de calidad, sólo con una buena estructura docente se podrá obtener el máximo rendimiento de todos los elementos que intervienen en la calidad de la educación.

Tres características hacen esencial y viable la reforma propuesta. La primera de ellas, es que tiene altas tasas de retorno económico. Según los cálculos de los investigadores, la implementación de esta reforma generará un crecimiento adicional del PIB entre 6 y 12% en el año 2050 y entre 20 y 38% en 2080. Esto significa que el gobierno estaría encauzando al país hacia el desarrollo.

La segunda característica es el hecho de que la propuesta busca mejorar las condiciones de vida de todos los colombianos mediante el mejoramiento de las condiciones de los docentes. Con estímulos e incentivos se pretende dar a los maestros el lugar en la sociedad que les corresponde.

Y finalmente, la tercera particularidad que hace viable esta política educativa es el hecho de que puede empezar a ser implementada de manera inmediata. Esta condición es posible gracias a que es una política educativa inspirada en experiencias exitosas internacionales adaptadas a la realidad colombiana y a que ninguna recomendación necesita un cambio previo en la legislación.

El propósito de este documento, titulado plan de complementación del estudio, es profundizar, ampliar y actualizar los planteamientos hechos en TLED. Para ello se identificaron 21 estrategias para el mejoramiento de los docentes,  que corresponden a los diferentes ejes de transformación: formación previa al servicio (6 estrategias), selección (4 estrategias), evaluación para el mejoramiento continuo (2 estrategias), formación en servicio (4 estrategias) y, remuneración y reconocimiento (5 estrategias).

Para cada una de estas estrategias se describen las acciones necesarias para llevarlas a cabo,  se presentan algunos indicadores que se podrían usar para hacerles seguimiento en los próximos 12 años, se describen  las competencias de la Nación y las entidades territoriales, y se hace una estimación indicativa de los costos de cada una de ellas.

Para lograr lo anterior, se revisaron procedimientos y la reglamentación del sector educativo del país y en particular, se tuvieron discusiones con gobernantes locales que ayudaron a entender el proceso que se debe seguir para llevar a cabo la transformación de la docencia.

El documento de trabajo fue elaborado por Gloria Mercedes Álvarez, Patricia Camacho, Alejandro Forero, Catalina Londoño, Darío Maldonado (Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario), Sergio Montoya, Isabel Segovia y Carolina Uribe y entregado al Ministerio de Educación Nacional en agosto de 2014. Consúltelo aquí: palabramaestra.org/documentos/documento_complementacion_portal.pdf

Escrito por
Promedio: 3.7 (3 votos)
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.