Usted está aquí

Bienestar infantil y políticas públicas, un trabajo articulado

A raíz de un libro publicado por el BID, queda claro cuál es la mejor combinación para ofrecer una educación eficaz en esta etapa escolar de los estudiantes. 

Febrero 1, 2018

El Banco Interamericano para el Desarrollo – BID en su libro “Los primeros años: el bienestar infantil y el papel de las políticas públicas” expone una serie de elementos para contribuir a encontrar la mejor combinación de acciones de una política pública de atención a la primera infancia para que sea eficaz.

Hace un recuento interesante de la evolución que como humanidad hemos tenido de la niñez, hasta llegar al momento actual en el que nos cobijamos por la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989: enfatiza que los niños tienen los mismos derechos que los adultos, y se subrayan aquellos derechos que se desprenden de su especial condición de seres humanos que, por no haber alcanzado el pleno desarrollo físico y mental, requieren de protección especial.

Reconoce la importancia de una inversión efectiva en la primera infancia como estrategia para obtener mejores retornos en inversiones a futuro en el desarrollo de las personas, que influyan positivamente en el bienestar, prosperidad y viabilidad de una mejor sociedad en el futuro.

Reconoce los avances y falencias en la región de América Latina y el Caribe al respecto: reducción de tasas de mortalidad y morbilidad, y niveles de pobreza, mejoras en acceso escolar, sin embargo aún hay graves retrasos en el desarrollo del lenguaje y capacidades cognoscitivas.

El planteamiento del libro se concentra en una visión del desarrollo infantil ligada a la medicina (salud y nutrición) y la economía (toma de decisiones sobre inversión de tiempo y dinero por parte de las familias y los gobiernos); y, en menor medida una visión desde la sicología y la psicopedagogía.

Los títulos de los capítulos son muy dicientes del alcance de sus contenidos:

Título capítulo

  • La crianza de los hijos: a favor de la intervención del gobierno
  • La libreta de calificaciones del desarrollo infantil
  • La familia primero
  • Los jardines de cuidado infantil: la calidad es lo que cuenta
  • Escolarización temprana: los maestros marcan la diferencia
  • La alternativa más rentable: invertir en el desarrollo infantil
  • El diseño de una arquitectura institucional
  • La tarea que nos ocupa: no es un juego de niños

El título del último capítulo muestra tal vez aquel aspecto del que carece la visión desde la que se aborda el tema: una visión sobre la importancia del juego en el desarrollo de los niños; el juego es un asunto serio, no algo menor, como lo ha enseñado ampliamente el pensador y psicopedagogo italiano Francesco Tonucci.

En el libro se reconoce que los más amplios retornos se encuentran en “programas modestos que se concentren en mejorar las interacciones cruciales entre los niños y los adultos, ya sean padres, maestros o cuidadores”. Tal vez acá el juego pueda encontrar un lugar más visible.

Los invitamos a leerlo con esto en mente:

a) Son 50 millones de niños menores de 5 años en ALy C: Una Colombia completa.
b) ¿Cuál es la mejor manera, la más eficaz, para lograr que los menores de 5 años cuenten con las condiciones necesarias para un pleno desarrollo, que traiga como consecuencia mejores oportunidades para su bienestar hoy y en su futuro?
c) ¿Cuáles son las oportunidades que debemos ofrecerles? Nuestro futuro depende de ellos, pero antes debemos ser conscientes que el de ellos depende de nosotros.


Imagen Photo by samer daboul from Pexels 

Escrito por
Directora de Desarrollo y Liderazgo Pedagógico
No hay votos aun
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre