Usted está aquí

Café Siembra Nativa, el café de nuestra tierra

Una entrevista con Aníbal Bubú Ramos, ganador del Premio Compartir al Rector 2013, quien habla de un proyecto educativo en el que participan estudiantes, docentes y padres de familia. 

Julio 24, 2018

Hablar de Aníbal Bubú Ramos, ganador del Premio Compartir al Rector 2013, es hablar de ruralidad, liderazgo educativo y proyección formativo. Su historia de vida, así como la pasión que nutre su día a día, han sido pilares sobre los que ha edificado un modelo de enseñanza y de emprendimiento educativo que, hoy por hoy, le ha cambiado la cara a la población indígena del Valle.

Una entrevista con el rector de la Institución Educativa IDEBIC, ubicada en el municipio de Florida, Valle del Cauca, Colombia.

Rector: ¿Cuánto hace que iniciaron el proyecto?

La Institución Educativa Kwe’sx Nasa Ksxa’wnxi -IDEBIC- “El Gran Sueño de los Indios”, desde su fundación a paso por diversas necesidades logísticas y económicas debido al desconocimiento y marginamiento por parte de los entes gubernamentales. Esas fueron las razones por las cuales la comunidad educativa integrada por maestros y maestras, estudiantes, padres de familia, mayores y líderes comunitarios pensáramos en la implementación de proyectos pedagógicos agropecuarios autosostenibles.

Para el año 2006 iniciamos con mucho entusiasmo la siembra de 2000 árboles de café; fue un trabajo muy dinámico y participativo. Gracias a la fuerza y voluntad de los [email protected], directivos, estudiantes, padres de familia y comunidad en general sembramos los primeros arboles de café. El cultivo avanzo muy rápido gracias al cuidado y dedicación de los estudiantes que de manera pedagógica le hacían las limpiezas y cuidados necesarios.

 Al ver los resultados nos propusimos sembrar 5000 árboles de café; así ya completábamos 7000. Tiempo después la Corporación Autónoma del Valle del Cauca CVC visito la Sede principal del IDEBIC y al ver que a la par de los cultivos de café, se iban sembrando diversas variedades arboles de sombrío manifestaron que con el cultivo de café y la siembra de árboles, también se estaba contribuyendo a la conservación del medio ambiente: razón por la cual como agradecimiento a los estudiantes se comprometió en financiar 6000 árboles más de café con el compromiso que siguieran sembrando árboles. Para el año 2010 ya teníamos un cultivo de 18.000 árboles de café en total. De allí en adelante con lo mismo que producía el cultivo de café seguimos aumentando los cultivos hasta llegar a tener 32.000 árboles de café en la actualidad.

Viendo la producción de café algunos estudiantes propusieron que porque nosotros mismos tostáramos el café, lo moliéramos y lo comercializáramos: un maestro hizo el experimento de manera pedagógica; tostó 25 libras de café pergamino, al molerlo quedo en 18 libras promedio, hicieron el ensayo de venderlo de manera muy artesanal y les fue muy bien. Gracias a esta iniciativa se hicieron las gestiones para la consecución de recursos económicos y con ello se construyó y doto unas instalaciones para trillar, tostar, moler y empacar el café de manera más técnica.

¿Cuánto cosechan?

La producción o la cosecha de café por estas zonas  del municipio de Florida, normalmente es en los meses de Marzo Abril y mayo. Actualmente la producción de café es de 4500 kilos; unas 360 arrobas de café seco al año.

¿Por qué este nombre?

El nombre de “Café Siembra Nativa” se debe a las siguientes razones: 1). Es un café que se cultiva de manera natural sin químicos. 2). Es un cultivo con sombra natural de los arboles por lo tanto es orgánico. 3). Está en medio de un huerto acompañado de otros cultivos agrícolas. 4). Es cultivado por comunidades indígenas.

Fue a partir de estos cuatro aspectos centrales que se derivó el siguiente texto que va impreso en el empaque:

Desde las altas montañas sobre la cordillera central, a una altura de 1500 m.s.n.m. en el municipio de Florida departamento del Valle, producimos para Colombia y el mundo el más rico y excelso café, como fruto de nuestra tierra y de las manos laboriosas de los indígenas Nasa, que con dedicación y cariño producen para usted, este rico café.

Es un café con aroma natural producido mediante procesos pedagógicos en el Nasa Tul, que bajo la sombra de los árboles frutales y durante un trabajo minucioso produce el más delicioso café.

Queremos compartir y disfrutar el sabor y aroma de lo más tradicional de nuestra tierra a través de una deliciosa taza de café.

¿Cómo lo comercializan?

Desde que iniciamos la producción, el café pergamino siempre se lo hemos vendido a la federación nacional de cafeteros. Este año cuando ya se legalizo la marca del café, se sacó el sello INVIMA y se otorgó el código de barras; con esta información se mandó a diseñar el empaque oficial. Inicialmente el café lo vendemos a la gente que usualmente visita la sede educativa, se comercializa en una tienda comunitaria en el casco urbano del municipio de Florida. Hacia futuro tenemos proyectado comercializarlo a través de algunos supermercados, poner un punto de venta de café especial en la ciudad de Cali; la realidad es que en la medida que el café se va comercializando y frente a los comentarios de la gente que dice que el café es de muy buen sabor, pues se van abriendo otras expectativas.

¿Cómo se financia el proceso?

Este es un proyecto pedagógico que inicialmente se construye a pulso y que luego después de ver los resultados otras instituciones como la Corporación Autónoma del Valle del Cauca CVC, la Gobernación del Valle colaboraron con recursos económicos significativos para su fortalecimiento. En los últimos cuatro (4) años el proyecto viene caminando  solo, siendo ya auto sostenible.

¿Quiénes y cómo participan en este proceso?

En este importante proyecto pedagógico productivo y económico participan esencialmente los estudiantes, los [email protected], los directivos del IDEBIC, los padres de familia, los líderes comunitarios y la comunidad en general.

Cada uno aporta desde sus capacidades: Los estudiantes realizan trabajos pedagógicos en la limpieza y recolección de café con los cuales ejercitan especialmente el área de las matemáticas. Los [email protected] utilizan estos lugares o cultivos de café, como espacios para el aprendizaje práctico; es decir que en el salón de cuatro paredes se dice y en este otro salón al aire libre se hace; “Decir hacer”.

En el caso de los directivos lo que hacen es generar espacios para el análisis y la evaluación del proyecto pedagógico en el cual todos participan y a partir de esas opiniones y análisis, se construyen nuevas propuestas. Los padres y madres de familia además de aportar ideas y conocimientos al proceso también son la fuerza mayor que hacen los trabajos materiales que los estudiantes no pueden hacer. Los líderes comunitarios son unos aliados muy importantes pues en ultima son los que mueven a la comunidad en general y es gracias a la fuerza de la comunidad y al entusiasmo de los líderes que este proyecto pedagógico y otros más han salido adelante.

Actualmente además del proyecto pedagógico de café orgánico, tenemos otros importantes proyectos, como son: cultivo y producción de panela orgánica, cultivo de banano, cría de ganado vacuno, cría de cerdos, cría de peses, cultivo de verduras, siembra de árboles y un sendero de educación ambiental por el cual se puede recorrer estos proyectos.

 

Escrito por
Directora de Desarrollo y Liderazgo Pedagógico
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre