Usted está aquí

Cambiando el modo de pensar: STEM no son áreas de contenido aisladas

En el mundo fuera de las aulas tradicionales, utilizamos nuestros conocimientos y habilidades de las diferentes "áreas de contenido formal" de manera integrada.

Octubre 29, 2018

Al comenzar este semestre en otoño, escuché varias historias sobre las clases STEM y los maestros STEM en otras escuelas que me han preocupado profundamente. Algunas citas parafraseadas de nuevos maestros STEM de tiempo completo incluyen:

 

Voy a enseñar algunas lecciones de matemáticas y luego vamos a hacer algunos experimentos prácticos de ciencia. Más adelante en el transcurso del semestre vamos a hacer algunos proyectos de tecnología.

 

Otro fue:

Este año espero poder enseñar principalmente mis clases STEM en entornos de grupos generales.

 

Declaraciones como estas casi me rompen el corazón, porque revelan percepciones fundamentalmente erróneas sobre lo que puede y debe ser el "aprendizaje STEM".

Las verdaderas clases STEM, que NO son clases “normales” de ciencias o matemáticas en las que se les ha pedido a los maestros o ellos han elegido ofrecer clases centradas en el enfoque STEM a los estudiantes, son muy raras hoy en día en la mayoría de las escuelas. Fui bendecido en los últimos dos años al enseñar STEM a estudiantes de cuarto y quinto grado como una “clase especial” separada, en la cual el enfoque STEM fue tratado como educación física, música y arte. Todos los estudiantes fueron a la clase STEM. No estaba reservado solo para los niños de Gifted Education (GE, por sus siglas en inglés). Todos fueron a la clase STEM y participaron, incluidos muchos "amigos especiales" que no fueron incorporados a otras clases durante el día. Sin embargo, asistieron a la clase STEM porque podían tener éxito en entornos de colaboración que enfatizaban el aprendizaje práctico.

En general, a mis estudiantes les ENCANTÓ el enfoque STEM. STEM era para nosotros, y debería serlo para cada escuela, un entorno de aprendizaje muy integrado, práctico y rico en contexto, lleno de creación, retoques, construcción, pruebas, colaboración, juego e intercambio. Los estudiantes desarrollaron con normalidad sus habilidades de alfabetización y comunicación, aprendieron sobre ciencia, probaron hipótesis, desarrollaron sus habilidades de alfabetización digital o habilidades de tecnología digital y aplicaron habilidades de diseño para la construcción de objetos reales en la clase.

Como maestros, puede ser difícil para nosotros tener una visión del aprendizaje y la educación escolar que se extienda más allá de nuestras propias experiencias como estudiantes. Estamos acostumbrados al aprendizaje aislado en diferentes áreas de contenido. "Cierra tu libro de matemáticas ahora, es momento para la ciencia". O, "guarda tu bitácora de lectura, ahora es el momento para los estudios sociales". El aprendizaje aislado, en silencio y descontextualizado para calificaciones separadas en el libro de calificaciones tendía a ser la regla y no la excepción en la mayoría de las aulas en el año 2015. Ese es el camino del aprendizaje escolar tradicional, pero no es el camino para el maestro STEM y el estudiante STEM.

Las percepciones comúnmente erróneas sobre lo que el aprendizaje STEM puede y debe ser, me convencen más que nunca de que los eventos de varios días para el desarrollo profesional del aprendizaje como el iPad Media Camp y el STEMseeds PD Camp son vitales. Ambos ofrecen oportunidades para que los maestros sean ESTUDIANTES en entornos de aprendizaje mezclados e inmersos que personifican las pedagogías transformadoras de los estudiantes como colaboradores, creadores, creadores de contenido, exploradores curiosos y aprendices expertos.

Las actividades de aprendizaje STEM deben involucrar proyectos de construcción prácticos. Los estudiantes deberían estar jugando y creando. Mis proyectos STEM favoritos de los últimos dos años, gracias a mi asombrosa y generosa profesora STEM, Amy Loeffelholz (@AmyLoeffelholz), fueron: construyendo y probando catapultas, participar en una variedad de proyectos de diseño de ingeniería, construyendo de forma colaborativa en MinecraftEDU, construyendo y probando prótesis de manos, aprender sobre la ciencia de la química de la cocina, construir y lanzar cohetes de botellas de agua, aprender sobre circuitos a través de la experimentación con un Makey Makey y construir repetitivamente proyectos de Rube Goldberg en nuestro Maker Studio. ESO es STEM, no "dar una clase de matemáticas hoy", "una clase de ciencias la próxima semana" y "un proyecto de tecnología más adelante en el transcurso del año".

Este año, en mi nueva escuela, donde soy el director de Tecnología, los profesores han leído "La mentalidad: la nueva psicología del éxito" de Carol Dweck. La tesis principal de Carol es buena, pero también estoy de acuerdo con los puntos de Alfie Kohn (@alfiekohn) en su artículo crítico "Los peligros de la educación de la mentalidad de crecimiento: ¿Por qué tratamos de arreglar a nuestros niños cuando deberíamos estar arreglando el sistema?". Sí, debemos tener cuidado de alabar a los estudiantes por su desempeño en lugar de su ESFUERZO y PERSISTENCIA. Sí, el coraje es importante y valioso. Sin embargo, tenemos que reconocer simultáneamente que debemos preguntarnos POR QUÉ estamos aprendiendo dentro de las estructuras y horarios tradicionales. El hecho de que “aprendamos tradicionalmente” de esta manera no significa que debamos continuar estructurando e imponiendo mandatos para actividades educativas de esa manera.

Una de las razones por las que me he convertido en un defensor más ferviente y apasionado del aprendizaje STEM y STEAM en los últimos dos años es porque su pedagogía de aprendizaje es un desafío al enfoque tradicional y aislado del aprendizaje en la escuela. Fuera de la escuela, rara vez nos detenemos para preguntarnos: “¡Espera! ¿Estoy haciendo matemáticas ahora? ¿Estoy haciendo ciencia ahora? ¿Estoy haciendo tecnología? ¿Esto es ingeniería?".

En el mundo fuera de las aulas tradicionales, utilizamos nuestros conocimientos y habilidades de las diferentes "áreas de contenido formal" de manera integrada. Trabajamos juntos para encontrar recursos, explorar alternativas y resolver problemas. En la clase STEM, podemos y debemos tener oportunidades para desarrollar y aplicar de manera similar nuestras habilidades en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas en contextos del mundo real. Deberíamos hacer cosas. Debemos explorar como curiosos inventores y solucionadores de problemas.

Cuando escucho historias sobre maestros STEM que desean enseñar principalmente a estudiantes en entornos de grupos generales, en lugar de enseñar a través de actividades colaborativas basadas en el centro, o historias de maestros STEM que desean mantener una separación artificial de las habilidades del área de contenido a través de actividades aisladas en lugar de actividades integradas, da a mi corazón combustible para seguir trabajando como agente de cambio en el desarrollo profesional docente. Estas historias me dan energía para probar y modelar enfoques de desarrollo profesional diferentes, prácticos y verdaderamente centrados en el alumno, como los que he ayudado a desarrollar a través de STEMseeds Camp y iPad Media Camp. En lugar de dejarme caer en la desesperación, me siento motivado a seguir colaborando con otros educadores apasionados que tienen una visión DIFERENTE del aprendizaje de los estudiantes y la educación en el aula. Estoy inspirado a seguir pensando diferente. Porque en caso de que aún no lo haya descubierto, soy uno de los "locos". Creo que "[...] las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo, son las que lo hacen".

Es hora de llevar a cabo la revolución del aprendizaje.

 

Fuente: Speed of Creativity .

Traducción: Andrea Lugo.

Escrito por
Maestro, autor, orador y director de tecnología de la escuela Casady en la ciudad de Oklahoma. Es el coanfitrión del sitio web semanal "EdTech Situation Room" y co-lidera programas de codificación para después de la escuela y STEAM para estudiantes de pri
Promedio: 3 (2 votos)
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer