Usted está aquí

Conectando lo inconexo: fomentar sentido de comunidad entre estudiantes adultos de educación superior

Hay diversos factores que pueden contribuir a que los estudiantes adultos se sientan desconectados de sus respectivas instituciones. ¿Cuáles? Conózcalas aquí.

Mayo 15, 2019

Eliminar los obstáculos que separan a los aprendices "tradicionales" de los "no tradicionales" y crear un ecosistema postsecundario que aborde las necesidades de los aprendices modernos en todos los niveles, es fundamental para mejorar el compromiso y la persistencia de los estudiantes.

Durante los últimos cincuenta años, los modelos socioculturales y cognitivos de desarrollo han sostenido que las personas aprenden a lo largo de sus vidas y, como resultado, buscan oportunidades educativas a lo largo de su vida. Desafortunadamente, aunque muchas instituciones de educación superior ofrecen programas y servicios que se dirigen específicamente a los estudiantes adultos, el diseño y la entrega de algunos programas no siempre satisfacen las necesidades de estos estudiantes.

Malcolm Knowles (1913–1997), uno de los primeros defensores de la educación para adultos, popularizó el término "andragogía", definiéndolo como "el arte y la ciencia de ayudar a los adultos a aprender". El enfoque humanista de Knowles para el aprendizaje para adultos sostiene que los humanos están motivados por un impulso congénito para alcanzar su potencial. Según Knowles, los estudiantes adultos son autodirigidos e independientes. Están listos, orientados y motivados a aprender. Más importante aún, la investigación nos dice que los estudiantes adultos asisten a la educación superior con experiencias significativas en la vida y están muy comprometidos con el proceso de aprendizaje con el propósito de autodescubrimiento y aplicación, en lugar de solo para obtener conocimiento (Brookfield, 2013; Knowles, 1980).

Los estudiantes adultos del siglo XXI quieren tener éxito en la educación superior; sin embargo, como grupo, su composición es mucho más diversa que en el pasado. La cantidad de estudiantes mujeres adultas ha seguido aumentando, y las personas de diversos grupos raciales/étnicos ahora constituyen una parte importante de la población adulta. Además, cada uno de estos grupos posee estilos de aprendizaje variados y mantiene múltiples roles y responsabilidades.

Hay diversos factores que pueden contribuir a que los estudiantes adultos se sientan desconectados de sus respectivas instituciones. Los programas de educación superior que carecen de instrucción de calidad o plan de estudios de calidad; relevancia y pragmatismo; tecnologías interactivas y prácticas de gestión eficaces; evaluación progresiva y retroalimentación oportuna; autodirección; un ambiente de aprendizaje propicio; y las prácticas efectivas de asesoramiento académico, no podrían mantener una conexión con los estudiantes adultos.

Pese a estos desafíos, es esencial para la educación superior encontrar métodos a fin de que los estudiantes adultos se conecten con sus respectivas instituciones para que sigan siendo relevantes dentro de sus comunidades.

Entonces, ¿qué se puede hacer?

El mundo académico continúa identificando a sus estudiantes como "tradicionales" y "no tradicionales". Estas etiquetas se incorporaron a la educación superior hace mucho tiempo, originalmente para designar la diferencia entre estudiantes de tiempo completo y medio tiempo, así como para identificar a los alumnos según su edad (es decir, de 18 a 22 años de edad = tradicional; 25 años de edad y más = no tradicional).

Además, en algunos casos, estas etiquetas han influido en el nivel de servicio y atención que reciben los alumnos adultos. Mantener estas etiquetas será más problemático en el futuro. Muchos colegios y universidades están descubriendo que los estudiantes que consideraban "tradicionales" en el pasado ahora poseen muchas de las características asociadas con los estudiantes no tradicionales (es decir, que asisten a tiempo parcial, son independientes económicamente y tienen otros roles y responsabilidades que compiten con sus estudios). Del mismo modo, los estudiantes no tradicionales han adoptado algunas de las características que normalmente los calificarían como estudiantes tradicionales.

Los cuerpos estudiantiles postsecundarios se han vuelto más diversos y estas etiquetas antiguas solo sirven para desconectar a los estudiantes adultos de sus respectivas instituciones. Donaldson y Townsend (2007) afirman que es necesario pasar de etiquetas antiguas (como tradicional y no tradicional) para crear un nuevo lenguaje que refleje mejor la compleja realidad del cuerpo estudiantil actual. Kim (2002) propuso que la investigación sobre estudiantes no tradicionales se etiquetara con mayor precisión como investigación sobre estudiantes adultos, estudiantes de reingreso, estudiantes con desventajas educativas, estudiantes de primera generación o estudiantes de minorías. Las etiquetas de los estudiantes adultos se usan comúnmente para referirse a los estudiantes "no tradicionales" que hacen parte de la educación superior, principalmente por motivos relacionados con la carrera, mientras tienen otras responsabilidades y papeles fundamentales.

Muchos estudiantes adultos todavía se encuentran constantemente limitados a la hora de participar en actividades e interacciones en el campus y fuera del aula. Es importante considerar los contextos de la vida de los adultos y encontrar maneras de eliminar las barreras desmotivadoras para acceder y completar los objetivos académicos. Los estudiantes adultos que se inscriben y continúan participando en programas de educación superior tienen que percatarse de que sus cursos son importantes, útiles, interesantes y que merecen la inversión de su tiempo. También deben creer que pueden manejar las consecuencias de pasar el tiempo mejorando sus credenciales académicas, las cuales conllevan un poco más de tiempo de su trabajo y su tiempo familiar.

Si bien, algunas universidades pueden querer continuar dividiendo a los estudiantes universitarios en dos mundos, sería más sabio:

  • Invertir en enfoques educativos que motiven el compromiso y la persistencia de los estudiantes adultos.
  • Comprender más sobre los motivos y circunstancias de los estudiantes adultos (es decir, en relación con sus trabajos, familia, situación financiera, salud, cuidado de niños y otras cuestiones) para construir sistemas de apoyo que puedan contribuir a una mejor determinación.
  • Identificar e implementar tecnologías que puedan apoyar la constancia de manera que aumenten la motivación en lugar de disminuir la participación de los estudiantes.
  • Comprender la importancia de la selección tanto de libros de texto como las actividades del curso, y medir su impacto en la persistencia y la motivación.

La era actual del aprendizaje permanente está plagada de industrias en declive y nuevas empresas innovadoras que requieren que los estudiantes adultos vuelvan a formarse y desarrollen nuevos conocimientos y habilidades. Los colegios y universidades que se centran en conectarse con estudiantes adultos tendrán una ventaja significativa si invierten en medidas de apoyo que les den un sentido de comunidad.

Referencias

Brookfield, S. (2013). Teaching forCritical Thinking. International Journal of Adult VocationalEducation and Technology, 4(1), 1-15.
Donaldson, J. F., & Townsend, B. K. (2007). Higher education journals’ discourse aboutadult undergraduate students. TheJournal of Higher Education, 78(1) (pp. 27-50).
Kim, K. A. (2002). ERIC review: Exploring the meaning of “nontraditional” atthe community college. CommunityCollege Review, 30(1) (pp. 74-89).
Knowles, M. (1980). The ModernPractice of Adult Education: From Pedagogy to Andragogy. Englewood Cliffs: Prentice Hall/Cambridge.
This article was originally published by The EvoLLLution at evolllution.com/attracting-students/todays_learner/connecting-the-disconnected-fostering-a-sense-of-community-among-adult-learners-in-higher-education/
 El presente artículo fue originalmente publicado en The EvoLLLution a través del siguiente enlace: evolllution.com/attracting-students/todays_learner/connecting-the-disconnected-fostering-a-sense-of-community-among-adult-learners-in-higher-education/

 

Autor: Fred Holman, Vicerrector de Estudios Extendidos y Participación Comunitaria de la Universidad de Nevada, Reno.

Traducción: Camila Andrea Martínez


Imagen www.pexels.com

Escrito por
Vicerrector de Estudios Extendidos y Participación Comunitaria de la Universidad de Nevada, Reno.
No hay votos aun
Estadísticas: .