Usted está aquí

¿Cuál es la pertinencia de la propuesta de Luis Miguel Bermúdez, finalista en el Global Teacher Prize 2018?

Su visibilidad da a la sociedad la oportunidad de reflexionar para reconocer que estos tabúes y prohibiciones relacionados con la sexualidad, solo nos han conducido a la violencia.

Marzo 15, 2018

Los derechos sexuales y reproductivos están protegidos desde la declaración universal de los derechos humanos adoptada por Naciones Unidas en 1948. Hacen referencia a un conjunto de derechos relacionados con la identidad sexual y de género y el ejercicio de la sexualidad.

El desarrollo de estos derechos es la respuesta a una problemática mundial que se expresa en embarazos a temprana edad, acoso y violencia sexual y de género, discriminación sexual, todos estos exacerbados por creencias y prácticas culturales.

En el caso del embarazo adolescente, según la Organización Mundial de la Salud - OMS, cada año dan a luz cerca de 16 millones de niñas de edades entre los 15 y los 19 años, los cuales representan el 11% de los nacimientos en el mundo. El 95% de estos embarazos ocurren en países en desarrollo. En América Latina y el Caribe el 18% de los partos son de adolescentes [1].

En cuanto a la violencia sexual y de género son múltiples sus expresiones. De hecho el embarazo adolescente puede ser una de estas. A manera de ejemplo, según la OMS “la prevalencia en el curso de la vida de violencia sexual de pareja en América Latina y el Caribe fluctúa entre 5% y 15%”; o “entre 0,3% y 12% de las mujeres en el mundo dijeron haber sido forzadas, después de los 15 años de edad, a tener relaciones sexuales o a realizar un acto sexual por alguien que no era su pareja" [2]. A estos datos hay que añadir el hecho de que hay sub registro pues las afectadas no denuncian por temor a represalias.

La propuesta de Luis Miguel Bermúdez, Premio Compartir al Maestro 2017, “La integración curricular de la ciudadanía sexual y el enfoque diferencial y de géneros”, fue una respuesta desde la educación a resolver estas situaciones de vulneración de los derechos mencionados.

Parte fundamental de su estrategia fue reconocer que la problemática era producto de  creencias y prácticas culturales provenientes de las familias y la vecindad, que se expresaban en tabúes y prohibiciones relacionadas con la sexualidad. Y por supuesto para abordarlos era necesario generar espacios de reflexión que incluyeran a las familias.

No hay duda de la pertinencia social a nivel global que tiene la propuesta del profe Luis Miguel Bermúdez. Su visibilidad da a la sociedad la oportunidad de reflexionar para reconocer que estos tabúes y prohibiciones relacionados con la sexualidad, solo nos han conducido a la violencia.


[1] Revisado en  www.who.int el 11 de marzo de 2018

[2] Revisado en apps.who.int/iris/bitstream el 11 de marzo de 2018.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Economista con experiencia de más de 25 años en formulación y evaluación de política educativa en cargos con el Gobierno Nacional, universidades y centros de investigación.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector Premio Compartir 2016
Concibo al maestro como la encarnación del modelo de ser humano de una sociedad mejor. Él encarna todos los valores que quisiera ver reflejados en una mejor sociedad.