Usted está aquí

Desafíos de la Gamificación

Crear una dinámica que conjunte la diversión con la instrucción o el aprendizaje no es una tarea tan sencilla, ni de la cual sus efectos sean tan predecibles.

Marzo 30, 2019

La Gamificación no es una receta que se pueda aplicar tal cual a cualquier contexto educativo. Ésta implica conocer los principios y elementos que tienen los juegos que los hacen atractivos para aventurarse a aplicar algunos de éstos dentro de una situación de aprendizaje. Crear una dinámica que conjunte la diversión con la instrucción o el aprendizaje no es una tarea tan sencilla, ni de la cual sus efectos sean tan predecibles.

 

Armonizar la Gamificación con la instrucción

Un primer desafío es que los elementos de juego convivan armónicamente con la instrucción, es decir, que no se incluyan como elementos aislados ni estorben a la situación de aprendizaje sino que la hagan más enriquecedora. Al respecto, algunos autores indican la importancia de no pensar que la Gamificación es tan solo la incorporación superficial de insignias, recompensas y puntos, pues se dejaría de visualizar la dinámica completa que puede generarse en la situación de aprendizaje (Kapp, 2012; Landers, Bauer, Callan y Armstrong, 2015).

 

Conjuntar la Gamificación y la evaluación

Otro importante desafío es llevar a cabo la evaluación del desempeño individual de los estudiantes. Las dinámicas del juego suele conjuntar competencia y colaboración en equipos, lo que puede dificultar la observación y el registro de resultados individuales. Además al evaluar en una actividad gamificada, se corre el riesgo de disminuir el interés de los estudiantes si se crea una dinámica compleja y de poca naturalidad (Walker y Shelton, 2008).

 

Ganar el interés de los estudiantes

Otro desafío de la Gamificación es la aceptación de los participantes. El docente que implementa Gamificación puede enfrentarse al cuestionamiento o crítica natural de los estudiantes al percibir la Gamificación como algo poco serio, ‘tan solo un juego’ (Klopfer, Osterweil y Salen, 2009). Es importante plantear a los estudiantes la actividad gamificada de forma que perciban un beneficio real en su aprendizaje.

 

Gamificar sin desfallecer en el intento

Por último cabe señalar que gamificar consume tiempo, pues implica idear, planear y diseñar la forma en que se conjuntarán los elementos del juego con la instrucción y la evaluación (Kapp, 2012; Chin, 2009). Si a esto se incluye el uso de tecnología, se vuelve una tarea más compleja pues requiere de infraestructura técnica y de una apropiada integración pedagógica (Dicheva et al., 2015).

 


Referencia:

Observatorio de Innovación Educativa. Tecnológico de Monterrey. (2016). Desafíos. Edu Trends | Gamificación, 28. Recuperado de: https://observatorio.tec.mx/edutrendsgamificacion

 

Escrito por
Análisis a profundidad de las tendencias educativas con mayor potencial de impacto en educación superior dirigido por el Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, México.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Nancy Palacios Mena
Gran Maestra 2015
Quienes hemos estado cerca de procesos educativos somos conscientes de la importancia de la innovación y de la necesidad imperiosa de dejar atrás la forma tradicional de enseñar