Usted está aquí

Desafíos del mentoring

Un programa diseñado con base en el contexto donde se desenvuelven los participantes es muy probable que ofrezca resultados exitosos tanto para el individuo como para la comunidad.

Marzo 23, 2019

El mentoring aún despierta desconfianza en ciertas personas debido a la naturaleza flexible de sus procesos de enseñanza-aprendizaje y a los riesgos presentados en la sección anterior. El aprovechamiento de sus bondades dentro del campo educativo debe enfrentar diferentes desafíos:

 

La formación del mentor

Es imprescindible que aquellos profesionales que deseen actuar como mentores, compartiendo su conocimiento y experticia en determinada área, reciban una capacitación relacionada con la asesoría de recursos humanos o el desarrollo de personas, para que puedan transmitir eficazmente todo aquello que los hace especialistas en la materia, pero además para que sean capaces de lograr el desarrollo integral de los individuos a los que acompaña.

Las barreras de ecosistemas institucionales basados en la instrucción

El mentoring se contrapone a los modelos educativos en los que el centro es el profesor, porque la relación entre el mentor y el mentoreado es de colaboración constante. Es evidente que la parte medular del proceso de enseñanza-aprendizaje recae sobre la persona que aprende y las decisiones dependen de su parecer, por tanto, las instituciones que aún no siguen un patrón basado en competencias representan un desafío para la implementación de esta tendencia.

 

La evaluación de la mentoría

Para determinar el impacto del mentoring es necesario establecer objetivos claros desde que se inicia el proceso de acompañamiento por parte del mentor. Esto con el propósito de que la medición de los resultados sea efectiva y confiable. Dado que el mentoring es susceptible del sesgo del mentor, mantener la intención de los objetivos hasta el final del proceso representa todo un desafío para los involucrados.

 

La financiación

La implementación del mentoring en cualquier organización representa una inversión de recursos económicos y humanos. Esta disposición de recursos comienza con la capacitación en el programa de mentoreo a utilizar, persiste con los costos por seguimiento y concluye con la evaluación del impacto institucional del mismo.

 

El diseño del programa

El mentoring debe ser parte de una estructura coordinada y bien articulada tomando en cuenta los diversos proyectos que se quieran vincular para formar a los aprendices. Un programa adecuado que se haya diseñado con base en el contexto donde se desenvuelven los participantes es muy probable que ofrezca resultados exitosos tanto para el individuo como para la comunidad.

 


Referencia:

Observatorio de Innovación Educativa. Tecnológico de Monterrey. (2017). Desafíos. Edu Trends | Mentoring, 27. Recuperado de: https://observatorio.tec.mx/edu-trends-mentoring

Escrito por
Análisis a profundidad de las tendencias educativas con mayor potencial de impacto en educación superior dirigido por el Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, México.
No hay votos aun
Estadísticas: .