Usted está aquí

Educando para pensar con el maestro Henry Berrio

Trabajar desde la comprensión del lenguaje para enganchar a los estudiantes de filosofía ante su apatía, el reto de este educador.

Mayo 6, 2018

El pasado 23 de abril de 2018, el profesor Henry Berrio, Gran Maestro del Premio Compartir en el año 2007, presentó la propuesta con la cual fue galardonado ante estudiantes de licenciatura de educación inicial de la Universidad San Buenaventura, en el marco de la Cátedra de Maestros hacen Maestros. El profesor Henry Berrio es licenciado en filosofía de la misma universidad San Buenaventura, y en aquel momento era profesor de filosofía de estudiantes de grados 10 y 11 del colegio Agustiniano de El Salitre, en Bogotá.

El profesor Henry comparte como decide, como estrategia para enganchar a sus estudiantes de filosofía ante su apatía, trabajar desde la comprensión del lenguaje. Esto, convencido de que la educación no debe transmitir contenidos sino enseñar a pensar: lo que significa aprender a realizar operaciones lógicas, analizar, argumentar, deducir, abstraer, abducir, inferir, etc.

Ante la apatía y dificultades mencionadas para comprender los textos filosóficos y argumentar sus reflexiones por parte de sus estudiantes, se hizo la siguiente pregunta: ¿Cómo mejorar la comprensión de lectura y la producción escrita, de tal manera que mis estudiantes puedan adquirir los elementos discursivos necesarios para desarrollar una argumentación crítica que les permita aportar desde el aula de clase y posteriormente desde la universidad y su profesión, a la solución de problemas sociales? Decidió entonces acudir a la metodología lectura orientada, apoyándose además en tres elementos:

  1. Conocimiento de clasificación de conectores.
  2. Tipología de argumentos según las claves de argumentación de Anthony Weston.
  3. Normas APA.

Inició así la aventura, respaldada en una sustentación teórica y metodológica sólida, de seducir a estos jóvenes para navegar por el conocimiento filosófico, desarrollando sus competencias para pensar críticamente.

¿La ruta?

Durante los dos años que estuvieron con el profesor estos estudiantes, cursando grados 10 y 11, cada uno iba:

  1. Escribiendo su ensayo, iniciando por una estructura básica que aprobaban al comienzo de grado 10: problema, hipótesis, argumentos, conclusiones. Los pasos para llegar a sete en los dos años eran:
    1. Construcción de párrafos.
    2. Construcción de resúmenes y reseñas.
    3. Ensayo
  2. Paralelamente leían los textos de filosofía, para cada uno de los cuales debían realizar:
    1. Reseñas críticas: problema, tesis, argumentos, conclusión, consecuencias lógicas, posición crítica y bibliografía.
    2. Análisis por párrafo de los propósitos retóricos e ideas principales.
    3. Discusión: inferencias, puntos débiles de los argumentos, objeciones, reformulación, relaciones con otros autores y textos, falacias, pseudoargumentos.

¿Los resultados?

  1. Mejoramiento significativo en las habilidades comunicativas: análisis, interpretación y producción de textos académicos y argumentación oral.
  2. Mejoramiento en los resultados de pruebas estandarizadas
  3. Primer puesto en la V Olimpiada nacional inter colegiada de filosofía, 2007
  4. Desarrollo del pensamiento crítico
  5. Segundo puesto en la II Olimpiada distrital de ciencias sociales y estudios literarios (2007) y primer puesto en 2008.
  6. Institucionalización y transversalización de la propuesta
  7. Ética del discurso: escucha, reconocimiento del otro como interlocutor, respeto por los argumentos de los demás, madurez y honestidad intelectual.

Fuente: Presentación del Gran Maestro en la Cátedra Maestros Hacen Maestros.


Imagen compartirpalabramaestra.org

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Economista con experiencia de más de 25 años en formulación y evaluación de política educativa en cargos con el Gobierno Nacional, universidades y centros de investigación.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Hoguer Alfredo Cruz Bueno
Gran Maestro Premio Compartir 2009
Logré vincular el aula y la comunidad rural a través de expediciones que marchaban tras la huella de la cultura local en tertulias de lectura que se convirtieron en lugares de encuentro entre los padres, los hijos, los textos y la escuela.