Usted está aquí

El conocimiento es poder: manejar el Covid-19 en las escuelas

Una lucha en contra de la desescolarización en Khyber Pakhtunkhwa, Pakistán.

Julio 8, 2020

Por Bushra Rahim, quien actualmente trabaja para el Gobierno de Pakistán. Es becaria Fulbright, alumna de AusAid y miembro de Charles Wallace. Ella es presidenta de la Asociación de Mujeres de Negocios, Profesionales y Agrícolas; Directora Ejecutiva de Desarrollo del Agente para el Cambio ( DAC ), una organización filantrópica sin fines de lucro, y es la Presidenta Fulbright Alumni Association KP .

Como la mayoría de los países del mundo, Pakistán cerró sus escuelas y universidades para mitigar la propagación del coronavirus y buscó formas de abordar la pérdida de aprendizaje resultante. Sin embargo, incluso sin una pandemia, una gran población de niños y jóvenes no puede acceder a la escuela en muchas partes de Pakistán. En la provincia de Khyber Pakhtunkhwa donde trabajo, las estadísticas oficiales estiman que un millón de niños no van a la escuela. Entre las muchas iniciativas que buscan inscribir a estos niños en las escuelas, nuestra organización sin fines de lucro, Association of Business, Professional and Agricultural Women, KP, ha establecido dos escuelas primarias gratuitas llamadas Ujala (o "light") en Peshawar.

Estas escuelas funcionan según dos modelos diferentes, que se basan en el trabajo de académicos de educación comparada, documentos de antecedentes para EFA GMR, marcos de políticas , necesidades de la comunidad local y factores del lado de la oferta y la demanda. En el primer modelo, conocido popularmente como escuela de doble turno, escuela de la tarde o escuela de medio día, una maestra remunerada y dos miembros voluntarios enseñan a los estudiantes durante tres horas por la tarde. El segundo modelo implica la colaboración entre la organización caritativa y una escuela privada de bajo costo.

La proporción de niñas y niños en estas escuelas es del 43% y 57%, respectivamente. En contraste con las tasas promedio en todo el país, su tasa de deserción es muy baja. Entre las principales razones detrás del abandono escolar de los niños se encuentran la falta de interés en la educación y la necesidad de mantener los ingresos familiares. Las tareas domésticas, la familia y los problemas de transporte se encuentran entre los que están detrás del abandono escolar de las niñas.

Para fomentar su inscripción y permanencia en la educación, nuestra organización toma varias medidas. Por ejemplo, se proporcionan uniformes y zapatos gratis una o dos veces al año. Los paquetes de ayuda alimentaria / Ramadán y los regalos de Eid también se distribuyen como un incentivo para las familias de los estudiantes. Además, se organizan campañas de concientización sobre la salud para mantener a los estudiantes saludables y activos. Además, para mantener una buena higiene bucal, se organizan visitas a dentistas. Se brinda apoyo financiero a los niños interesados ​​en asistir a la escuela, pero que no pueden pagar las tasas de matrícula y comprar artículos de papelería, para que puedan inscribirse en la escuela privada de bajo costo. La contribución de nuestra ONG al costo de los sueldos de los maestros, los libros de texto, los útiles de oficina, los uniformes y los alimentos tiene un efecto secundario positivo, ya que motiva a los niños, especialmente a las niñas, a matricularse y permanecer en la escuela.

Manejo de Covid-19 en las escuelas de Ujala

Durante el brote de COVID-19, las escuelas de Ujala, como todas las demás escuelas, fueron cerradas. Muchos de los niños que servían fueron encontrados deambulando por las calles sin tomar medidas preventivas contra el virus. A pesar del cierre del gobierno, llamaron a las puertas de sus maestros, pidieron comida y preguntaron cuándo volverían a abrir sus escuelas.

Después de mantener conversaciones con colegas y recurrir a los informes y blogs recientes de GEM, se decidió priorizar la educación sanitaria de estos niños con sesiones breves y amigables para los niños para demostrar prácticas importantes de higiene. Se llevó a cabo una sesión de 30 minutos, para un grupo de 11 estudiantes (de 3,5 a 8 años), para crear conciencia entre ellos sobre los riesgos que plantea la pandemia y cómo protegerse a sí mismos y a sus familias. Un libro fuera de línea sobre gérmenes y limpieza titulado '¡Hola! Mi nombre es Coronavirus ' se leyó en voz alta en pashto. Los adultos demostraron la forma correcta de estornudar, lavarse las manos y usar desinfectantes para los niños.

Además de enseñar un mejor saneamiento, se dibujaron imágenes del virus en una pizarra y se les preguntó a los niños cómo se sienten al respecto. Casi todos los niños dijeron que se sentían tristes. Este enfoque de hablar sobre las emociones era nuevo para las maestras y voluntarias, pero se tranquilizaron ya que el enfoque ayudaría a mejorar la alfabetización emocional de los estudiantes: comprender diferentes emociones, la intensidad de las emociones, identificar, expresar y hacer frente a las emociones. Estas son habilidades importantes: expertos en currículo, psicólogos cognitivos y científicos de la educación. Creemos que cuando los estudiantes experimentan fuertes emociones negativas, su capacidad para concentrarse y resolver un problema se ve gravemente afectada. En contraste, las emociones positivas pueden facilitar el aprendizaje y contribuir al logro académico.

La forma en que se administraron las escuelas también cambió. Se les pidió a los niños que mantuvieran una distancia de seis pies según las pautas del gobierno, aplicadas. Se realizaron ejercicios de respiración para demostrar cómo verificar los síntomas a través de este ejercicio de respiración. A la sesión asistieron maestros y voluntarios que actualmente la están replicando en sus comunidades.

Después de unos días, dos voluntarios llevaron a cabo otra sesión, uno de Afganistán y otro de una minoría religiosa de los barrios bajos de Peshawar en idioma persa y urdu, respectivamente. Más sesiones de este tipo tendrán lugar en los próximos días. Nuestro objetivo es hacer que estos ejercicios sean parte del proceso regular de enseñanza y aprendizaje y realizar ejercicios prácticos al menos dos veces al mes.

Oxfam Pakistán proporcionó generosamente artículos de higiene (máscaras, jabones y desinfectantes) para las escuelas junto con paquetes de alimentos para las familias de los estudiantes. Las madres, abuelas y padres de los estudiantes fueron invitados a las escuelas y se les mostró cómo lavarse las manos adecuadamente. Apreciaron la iniciativa e informaron que tales medidas no habían sido tomadas por ninguna otra escuela. Al darnos cuenta del interés de los estudiantes en esta nueva forma de enseñar, estamos planeando organizar ayudas audiovisuales y conectividad a Internet para que la escuela enseñe habilidades sociales, emocionales y de pensamiento crítico para mejorar el aprendizaje de los estudiantes.

Los psicólogos infantiles utilizan una herramienta “Nómbrala para domesticarla”, para nombrar e identificar temores, para reducir su impacto. Creemos que enseñar sobre el virus utilizando fuentes confiables y ayudar a los niños en Peshawar a transmitir esa información a sus familiares y amigos ayudará a reducir la propagación de la pandemia.

Todo el ejercicio fue meticulosamente planeado. Sabíamos que los padres de estos niños son pobres y sin educación o semianalfabetos, que los niños no tienen acceso a información confiable para los niños y que eran más propensos a la información errónea que se propaga. Después de la sesión de concientización, se informó a los niños que estas son lecciones de por vida, que practicarán diariamente y que compartirán el conocimiento con sus amigos y familiares.

Benjamin Franklin dijo una vez: "Dime, y me olvido, enséñame, y puedo recordar, involúcrame y aprendo". Al participar, los estudiantes aprenden el arte de la buena higiene y transmitirán este aprendizaje a los demás, creando un efecto dominó.

Traducido por: Gabriela Flórez

Contenido publicado originalmente en la página de World Education Blog bajo licencia Creative Commons.

 


Imagen Alexandra_Koch en Pixabay

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Blog educativo del GEMR.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.