Usted está aquí

El hecho no es si los niños leen, es lo que leen (al menos según PISA)

Cuando de lectura se trata, los contenidos de lo que se lee resultan ser los más importantes en la formación de dicha práctica.

Diciembre 10, 2020

Se considera importante que los jóvenes lean regularmente. Una amplia gama de investigaciones a lo largo del tiempo ha vinculado la lectura durante la infancia con la mejora de las aptitudes lingüísticas y, en general, con mayores niveles de rendimiento académico.

Pero, ¿importa lo que elijan leer? ¿Revisar una revista o leer un periódico diario tiene los mismos beneficios para los jóvenes que quedarse absorto en una novela? Actualmente existen muchas menos pruebas sobre este tema.

En mi reciente trabajo de investigación - publicado a principios de este año - mi co-autora Gemma Moss y yo decidimos explorar este tema en detalle.

Los datos que utilizamos fueron extraídos del estudio del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) de la OCDE. En él se preguntaba a los jóvenes de 15 años con qué frecuencia leían los siguientes tipos de texto:

  • Libros de ficción
  • Libros que no son de ficción
  • Periódicos
  • Revistas
  • Cómics

En nuestro trabajo, examinamos cómo la frecuencia con la que los jóvenes leen cada uno de estos diferentes tipos de materiales está relacionada con los resultados del PISA de los jóvenes. De manera crítica, nuestro análisis controla una amplia gama de otros factores (como el género, el estatus socioeconómico y el colegio al que asisten) para tratar de descartar explicaciones alternativas para nuestros resultados.

Un resumen de nuestros principales hallazgos se puede encontrar en la Figura 1. Esto ilustra cómo las puntuaciones del PISA difieren entre los adolescentes que leen cada tipo de texto con regularidad (es decir, casi todos los días) y los que casi nunca leen ese tipo de texto.


Figura 1. La ventaja de leer diferentes tipos de texto para los adolescentes.

Nota: Diez puntos del test PISA equivalen aproximadamente a un efecto de 0,1 o unos cuatro meses de escolarización adicional. Los resultados se refieren a la diferencia entre los adolescentes que leen el tipo de texto casi todos los días en comparación con los casi nunca lo leen. 

Como ilustra este gráfico, los adolescentes que leen frecuentemente periódicos, revistas, cómics y libros que no son de ficción no alcanzan una puntuación más alta en la lectura del PISA que los que no lo hacen. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los jóvenes que leen libros de ficción o novelas. Específicamente, los adolescentes que leen ficción casi todos los días obtienen alrededor de 26 puntos más en el examen de lectura del PISA que los que nunca leen esos libros. Esta diferencia en el rendimiento es grande - el equivalente a unos 10 meses de escolarización adicional según la OCDE.

¿Este resultado se debe simplemente a que los jóvenes que leen libros de ficción sólo leen durante una mayor cantidad de tiempo en total? Después de todo, sumergirse en una revista, cómic o periódico lleva mucho menos tiempo que intentar hojear una novela como La guerra y la paz. Curiosamente, nuestro análisis no proporcionó ninguna evidencia de que este fuera el caso. Seguimos encontrando un "efecto de ficción" igual de fuerte incluso después de controlar el tiempo total de lectura semanal de los jóvenes.

Este hallazgo tiene importantes implicaciones. Los padres y los profesores no deberían animar a los adolescentes a "sólo leer algo", sin importar lo que sea. En su lugar, deberían centrar sus esfuerzos en animar a los jóvenes a comprometerse más con las novelas y otros textos de ficción extensos que fomenten la lectura profunda durante períodos de tiempo prolongados. Es probable que esto sea particularmente importante para los muchachos de los estratos socioeconómicos más bajos, el grupo que menos lee este tipo de texto, y que también tienen una capacidad de lectura relativamente baja.

Contenido publicado originalmente en la página de INTERNATIONAL EDUCATION bajo licencia Creative Commons.

Traducción realizada por: Paula Andrea Beltrán Garzón 

 


Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Profesor de Educación y Estadísticas Sociales en el Instituto de Educación, University College London.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector Premio Compartir 2016
Concibo al maestro como la encarnación del modelo de ser humano de una sociedad mejor. Él encarna todos los valores que quisiera ver reflejados en una mejor sociedad.