Usted está aquí

Entrevista a Vicky Colbert, directora de Escuela Nueva

En la cumbre de educación inaugural en Hong Kong, esta experta en formación analiza cómo revolucionó la enseñanza en partes del tercer mundo.

Mayo 22, 2018

Vicky Colbert es la fundadora y directora de Escuela Nueva, una ONG dedicada a mejorar la educación a través del aprendizaje centrado en el niño en comunidades desfavorecidas de América del Sur y más allá.

En 2017, recibió $ 4 millones como uno de los dos ganadores del Premio Yidan, el premio de educación más grande del mundo. El premio fue establecido por el filántropo chino Charles Chen Yidan, quien tiene la misión de crear un mundo mejor a través de la educación.

Hace poco nos sentamos con Vicky en la cumbre de educación inaugural en Hong Kong para analizar cómo ella revolucionó la educación en partes del tercer mundo.

¿Cuántos maestros hay en Colombia aproximadamente?

En las escuelas rurales hay 34,000, pero hay más concentración en las áreas urbanas. Nuestra ONG también lo adaptó a las escuelas urbanas, sin embargo, no es tanto una necesidad como lo es en las áreas rurales. También lo adaptamos a niños migrantes en Colombia, que es tan importante porque, en menos de un año, superaron el promedio nacional.

¿Qué sucedió en los primeros días cuando recién comenzaste en estas comunidades rurales? ¿Cuál fue la reacción de la comunidad, los profesores, fueron acogedores, fueron resistentes?

Cuando comenzamos inicialmente en esas escuelas rurales aisladas y multigrado, "escuelas invisibles", las llamó, los maestros estaban realmente desesperados por ayuda. No podían manejar los grados primero, segundo, tercero, cuarto y quinto en el mismo salón de clases. Tan solo tener algo de apoyo fue muy útil. Los profesores estaban muy abiertos. Sin embargo, la comunidad dijo: "¡Vamos, están jugando!" Es un enfoque Montessori y un enfoque "Regina Mundy". No es nada nuevo en la filosofía de la educación, lo único es que teníamos instrumentos concretos para poner en práctica. Queríamos introducir la innovación y cambiar la forma de trabajar en estas escuelas aisladas, así que comenzamos a tener escuelas de demostración en diferentes áreas de Colombia.

¿Durante cuánto tiempo ocurrieron los cambios?

Diez años. Esto terminó siendo una política nacional y terminé como Viceministro de Educación, así que lo llevé a escala, llegando a más de 20,000 escuelas en Colombia. El Banco Mundial lo seleccionó como una de las tres innovaciones que tuvieron éxito en la política nacional. Al mismo tiempo, muchos países (en América Central y del Sur) comenzaron a enviar personas a Colombia para ver lo que estábamos haciendo y comencé a enviar profesores colombianos al exterior.

Así que, ¿su ONG fue financiada por el Gobierno?

No, hemos crecido y aprendido a sobrevivir, a pesar de que no existe una cultura de filantropía en América Latina. La recaudación de fondos, como en los EE. UU. o Canadá, no existe. No es tan fácil, pero hemos aprendido cómo ser autosuficientes y brindamos asistencia técnica a otros países y a las regiones de Colombia.

¿Qué hay acerca de la formación docente? ¿Cómo sucede esto?

Nuestras facultades de educación están llenas de filosofía, pero no tenían ningún apoyo práctico para el maestro, por lo que tuvimos que compensar lo que las facultades de educación o las facultades de educación no estaban haciendo. Tuvimos que diseñar un entrenamiento que fuera muy experimental. Los maestros siguen la misma metodología que usarán con sus alumnos, totalmente experimental. Entonces, tuvimos que vencer al sistema y comenzar enfoques ascendentes.

Así que supongo que la lección es que no son solo lugares como América del Sur donde ocurren estas cosas, sino que también ocurren en las llamadas sociedades occidentales avanzadas.

Lo que es interesante en este momento es que puede ver en nuestra página web imágenes y artículos en el New York Times. Los países desarrollados nos invitan a presentar Escuela Nueva, entonces ¿por qué no (exportar innovación) del sur a norte (América)?

No podemos ignorar el desarrollo de la tecnología. ¿Cómo ve eso influyendo en lo que hace?

Creo que la tecnología es muy importante, pero debemos ser muy cuidadosos con la forma en que la presentamos. Como mencioné a un amigo de Israel, quien es el jefe de un centro tecnológico, solo introducir computadoras y laptops en su clase sin cambiar su pedagogía se perpetúa a un costo mayor que la técnica tradicional. Lo estamos haciendo muy poco a poco. Hemos introducido recursos virtuales como complemento de nuestros materiales de aprendizaje. Que nunca se utilizan en las zonas rurales de Colombia porque no hay ninguna conectividad. En las áreas urbanas hay, entonces están usando más de la tecnología como complementaria a la pedagogía, pero la estamos introduciendo con mucha cautela. También debemos pensar en los costos. Necesitamos más maestros para entrar en escena, y creo que uno de los impedimentos para la tecnología en América Latina son los docentes. Los alumnos saben más de tecnología que los profesores.

¿Dónde cree que todo esto que está pasando? ¿Cómo ve el futuro?

Veo un movimiento mundial. Queremos liderar un movimiento global de cambio de todo el paradigma de aprendizaje.

¿Qué impacto tendrá el premio Yidan?

Fortalecerá la implementación de Escuela Nueva en Colombia, y especialmente, queremos fortalecerla en aquellas áreas donde el conflicto fue y, en segundo lugar, queremos continuar investigando y desarrollando.

¿Cómo ve la influencia de China? Estamos en Hong Kong, el Premio Yidan, China está avanzando en el escenario mundial, y ahora tal vez estamos viendo esto en la educación también.

R: Están muy interesados sobre todo porque Vietnam está implementando Escuela Nueva a campo completo. Envié profesores rurales colombianos a Vietnam, allí formaron a los otros profesores. Están teniendo resultados sorprendentes al parecer, resultados cognitivos. Así que, vamos a ver lo que va a suceder en el futuro.

Fuente: TeachMag.
Traducción por: Natalia Cárdenas.


Imagen thecitypaperbogota.com

Escrito por
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.