Usted está aquí

Garantizar el derecho a jugar es clave para el desarrollo integral de los niños

El juego es un fenómeno universal, encontrado en todas las culturas humanas y en diversas especies de mamíferos. 

Junio 9, 2018

Con excepción de la esclavitud, casos de trabajo infantil intenso y extremo abuso, esta es la primera vez en la historia que una amplia cantidad de niños no están teniendo la oportunidad de jugar, explorar libremente el ambiente y desarrollar las habilidades que florecen en ese tipo de actividad.

Esa es la opinión del investigador Peter Gray, autor del libro "Free to Learn" (Libres para aprender). "Con más y más tiempo gastado en la escuela, haciendo lecciones de casa o en actividades ligadas al mundo adulto, hoy tenemos niños más ansiosos, deprimidos y narcísicos. Eso es resultado de la vida restrictiva que imponemos a ellas hoy", evalúa Gray en una entrevista con Public Radio International.

Según el autor, la humanidad desde los tiempos de cazador-recolector, siempre aprendió a ser adulta, jugando. "Es explorando libremente y jugando, desde los cuatro años, que los niños desarrollan habilidades esenciales de relacionarse, de resolver problemas y de conocerse unos a otros", cree el autor.

La opinión de Gray es una de las que se basa en la cartilla "The Case for Play", de la ONG australiana Playground Ideas, que defiende que el juego es un factor importante en el desarrollo infantil e incluso, ayudar a eliminar desigualdades sociales y económicas.

Jugar como necesidad humana

En su introducción, la cartilla nos recuerda que el juego es un fenómeno universal, encontrado en todas las culturas humanas y en diversas especies de mamíferos. Hay, así, una conexión evolutiva profunda de los seres humanos con el lúdico, dimensión que cumple un papel importante en el desarrollo integral - cognitivo, afectivo y social - de los individuos. Con la vida institucionalizada y cada vez más urbana de la actualidad, la infancia se encuentra desalojada de su derecho al jugar.

Hoje, cerca de 90% da população infantil mundial está em escolas. Sin embargo, alrededor de dos tercios de estos estudiantes no han podido llegar a los hitos básicos del aprendizaje. "Para millones de niños en el mundo en desarrollo, la escuela se caracteriza por clases superpobladas y profesores sin formación adecuada. Millones de niños vulnerables entran en la adolescencia sin las herramientas necesarias para escapar del ciclo de la pobreza ".

Los niños que juegan, el adulto que se desarrolla

Diversos estudios longitudinales-hechos a lo largo de hasta cuarenta años-, mostraron que la inversión en políticas de primera infancia tiene enormes retornos sociales. Uno de ellos, conocido como "The Jamaica Study", mostró que los niños que tuvieron estímulo al jugar desde temprano se desarrollan mejor.

El estudio acompañó a niños que padecían desnutrición y vivían en comunidades vulnerables. Ellas pasaron a recibir, por dos años, dos visitas lúdicas semanales. Veinte años después, los jóvenes que recibieron este cuidado tuvieron salarios 42% más altos, desarrollo cognitivo superior, habilidades psicosociales desarrolladas y menor ansiedad y depresión.

Otra investigación, realizada en escuelas primarias, demostró que una metodología lúdica es aplicada desde temprano, los adultos presentan mayor escolaridad, se ha registrado un aumento de 44% en la enseñanza media y un 17% en el nivel universitario.

"Los beneficios económicos y sociales de un enfoque amigable al jugar en un programa de preescolar fueron de 244,812 dólares devueltos a lo largo de 40 años para una inversión de 15,166 dólares por participante. Además, varios estudios ilustran que los efectos de jugar desde temprana ayuda a desarrollar alfabetización, lectura, familiaridad con números, creatividad. Si vamos a equipar a niños con las habilidades para florecer en este mundo en transformación, experiencias lúdicas significativas son esenciales ", afirma la publicación.

El derecho a jugar

Para revertir el cuadro actual, la cartilla defiende que gobiernos, escuelas, gestores y padres piensen y luchen cada vez más por políticas públicas que garanticen a los niños el derecho al juego, resumidos en tres pasos:

Garantizar que cada niño menor de 12 años tenga acceso a un espacio seguro y estimulante para jugar: Las escuelas y guarderías pueden funcionar como espacios garantizados de este derecho, con prioridad para actividades al aire libre.

Enfatizar la importancia de jugar desde temprano

El juego es importante para toda la infancia, pero hasta los tres años de edad son cruciales. Juegos irregulares pueden ser un eficiente medio eficaz para combatir los efectos negativos de la vulnerabilidad social.

Priorizar el juego como un derecho básico de niños en situaciones de crisis

En tiempos de guerra, migración forzada y en campos de refugiados, jugar es esencial para contrarrestar los efectos negativos de las situaciones de emergencia en el desarrollo infantil.

Puede acceder al estudio completo, en inglés, en internet. En el cual el lector encontrará varias entradas y la investigación que ayudan a garantizar el derecho a una plena infancia. Acceda a "La Defensa Del Juego".

Autor: Pedro Ribeiro Nogueira
Fuente: Portal Aprendiz
Traducción por: Natalia Cárdenas – Palabra Maestra


Imagen portal.aprendiz.uol.com.br

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Portal Educativo
No hay votos aun
Estadísticas: .
Hoguer Alfredo Cruz Bueno
Gran Maestro Premio Compartir 2009
Logré vincular el aula y la comunidad rural a través de expediciones que marchaban tras la huella de la cultura local en tertulias de lectura que se convirtieron en lugares de encuentro entre los padres, los hijos, los textos y la escuela.