Usted está aquí

Harvard estudia Programa de Liderazgo e Innovación Educativa de la Fundación Varkey en Argentina

El reto: continuar apoyando los Proyectos de Innovación Escolar que ya se están siendo implementados en las escuelas de los participantes.

Junio 4, 2018

La Fundación Varkey, organizadora del Global Teaching Prize que cada año premia con 1 millón de dólares al mejor maestro del mundo, lanzó su primer Programa de Liderazgo e Innovación Educativa (PLIE) en Argentina.

El PLIE es una capacitación intensiva de seis semanas para rectores y otros miembros de la comunidad educativa. Durante 2017 la Fundación Varkey, el Ministerio de Educación de la Nación y los ministerios provinciales de Jujuy, Salta, Mendoza y Corrientes capacitaron a más de 2.000 rectores y maestros.

Dado el notable éxito del PLIE, el Harvard Business School y el Harvard Graduate School of Education lo tomaron como caso de estudio. Lea el caso de estudio completo aquí.

Durante las 6 semanas de capacitación, los participantes conocen las últimas investigaciones sobre motores de cambio y liderazgo en la educación. El currículo fue diseñado por expertos internacionales de la mano de actores locales que ayudaron a “argentinizar” el contenido del programa.

Durante cada semana del programa los participantes estudian uno de estos seis módulos:

  1. Liderazgo educativo para el desarrollo organizacional y la reforma escolar.
  2. Gestión de la integración tecnológica.
  3. Liderar y gestionar el aprendizaje, la creatividad y la innovación curricular.
  4. Liderazgo para garantizar la calidad y mejorar el desempeño en el proceso de enseñanza y aprendizaje.
  5. Desarrollo profesional de maestros líderes.
  6. Liderar y desarrollar las relaciones en una comunidad educativa.

El PLIE nació de una necesidad del Ministerio de Educación argentino de redefinir la tarea de liderazgo de los rectores y supervisores con una visión orientada hacia la pedagogía y el aprendizaje de vanguardia para mejorar el rendimiento de las escuelas en el país.

Argentina había sido por mucho tiempo un ejemplo de educación de excelencia en la región, sin embargo, en los últimos años venía quedando rezagada en los resultados de las pruebas internacionales.

El ministerio sabía que los rectores ingresaban a la profesión sin estar bien preparados y debían aprender en soledad desde sus instituciones. Esto llevo al entonces ministro de educación Bullrich a mirar ejemplos globales y fue así como conoció el trabajo de la Fundación Varkey. Después de una serie de acercamientos se propusieron diseñar un programa conjunto para mejorar las capacidades de liderazgo e innovación de los rectores del país.

El PLIE cuenta con dos principios transformadores. El primer principio transformador es salir de la figura del “liderazgo individual” y reemplazarla con un “liderazgo distribuido.” Al diseñar el programa existía la necesidad de reemplazar al rector como el líder único heroico por el trabajo en equipo.

Para cumplir con este objetivo se le exigió a cada rector participante que invitara a un docente de su institución educativa a formar parte del PLIE. Al contar con más de un miembro de cada institución se cumplió con la meta de construir un espíritu de equipo y de colaboración.

El segundo principio transformador fue la elaboración de un Proyecto de Innovación Escolar que, además de complementar la formación de los participantes, fue una herramienta para que la Fundación Varkey continúe su acompañamiento una vez los participantes regresaron a sus escuelas.

El proyecto debía tener implicaciones reales, debía estar relacionado con el impacto y debía aportar un curso de acción tangible para incentivar a los participantes a que resolvieran problemas reales una vez regresaran a sus escuelas.

Durante las mañanas, los participantes trabajaron en grupos que abarcaron distintas jerarquías, grados, geografías, tipos de programas y escuelas. En estos espacios se trabajó la teoría y el compromiso. En la tarde el trabajo se focalizó en equipos individuales que abordaron problemas de práctica específicos.

Los participantes expresaron su satisfacción con el programa, especialmente por la oportunidad que les ofreció de trabajar con diferentes actores, la posibilidad de interactuar con líderes escolares provenientes de otros contextos y por el contenido académico de las lecciones que recibieron a diario.

El principal reto que citaron los participantes fue la generación de confianza en el grupo. La confianza fue indispensable para llevar a cabo este ejercicio ya que los participantes debían sentirse lo suficientemente cómodos para compartir con el grupo las falencias de sus instituciones y sus miedos al regresar a sus escuelas para que estos pudiesen ser discutidos durante el programa. “Lo más fácil era aprender, lo más difícil era compartir” dijo uno de los participantes al terminar el programa.

En la actual etapa del proyecto los integrantes de la Fundación Varkey se enfrentan al reto de continuar apoyando los Proyectos de Innovación Escolar que ya se están siendo implementados en las escuelas de los participantes. Se dieron cuenta de que un encuentro de 6 semanas, desconectado del resto del sistema, no era suficiente para generar un impacto sustentable en las escuelas, a menos de que ese encuentro se extendiese en el tiempo y a lo largo de todos los niveles e integrantes del sistema.

Por lo tanto, la Fundación Varkey está desarrollando una gran red de participantes del PLIE para continuar retroalimentando a y aprendiendo de cada experiencia. Es así como busca generar pequeños cambios en los niveles más bajos de cada escuela que contribuyan a cambios significativos y de gran escala en el sistema educativo, todo esto impulsado por rectores y maestros líderes e innovadores.


Imagen www.dailywire.com

Escrito por
Asesor de Paz y Convivencia de la Fundación Compartir.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Nancy Palacios Mena
Gran Maestra 2015
Quienes hemos estado cerca de procesos educativos somos conscientes de la importancia de la innovación y de la necesidad imperiosa de dejar atrás la forma tradicional de enseñar