Usted está aquí

Justos contra el Bullying en el colegio

El bullying afecta a estudiantes de todas las edades, en todos los países y regiones del mundo, pero ningún niño debería tener miedo de ir al colegio por culpa de esta situación.

Noviembre 23, 2020

Sus nombres son Monica, Yamin, Jimmy y Colette, sólo cuatro de los millones de estudiantes de todo el mundo son afectados por el acoso escolar. En Zambia, Monica es acosada por sus compañeros de clase por estar embarazada, mientras que, en China, Yamin es acosada porque se la ve actuando como un niño. En una escuela de México, Jimmy ve a un chico acosado simplemente por ser pobre, y en Francia, algunos estudiantes le dicen a Colette que es fea tantas veces que al final se lo cree.

El bullying o la intimidación afecta a estudiantes de todas las edades, en todos los países y regiones del mundo. En el primer Día Internacional contra la violencia y el acoso en la escuela, este 5 de noviembre, es hora de concienciar sobre el alcance de este flagelo y cómo abordarlo. En una investigación reciente de la UNESCO, casi uno de cada tres estudiantes informó de que había sido acosado en el último mes, lo que hace que sea la forma de violencia más frecuente en las escuelas. Uno de cada diez estudiantes ha sido acosado cibernéticamente, y en el contexto de COVID-19, con muchos jóvenes de todo el mundo pasando cada vez más tiempo en línea, se espera que el acoso cibernético aumente.

El bullying, especialmente si se deja sin abordar, puede tener un efecto devastador en los estudiantes. Puede ser una barrera para su aprendizaje y tener serias consecuencias para su salud mental.

Los estudiantes que son intimidados con frecuencia tienen casi tres veces más probabilidades de sentirse como un extraño en la escuela y más del doble de probabilidades de faltar a la escuela que los que no son intimidados con frecuencia. Tienen peores resultados educativos y es más probable que abandonen la educación formal después de terminar la escuela secundaria. Es el doble de probable que se sientan solos, que no puedan dormir por la noche y que hayan pensado en el suicidio.

Ya es hora de que la gente deje de pensar que el acoso en la escuela es un rito inevitable de paso a la edad adulta, que es relativamente inofensivo, y que poco se puede hacer para detenerlo. Hay formas en que las escuelas pueden prevenir y abordar el acoso escolar; formas de detener lo que le pasó a Mónica, Yamin, Jimmy y Colette, que le pasó a cualquier otra persona. Muchos sistemas escolares de todo el mundo han podido reducir la violencia escolar a lo largo del tiempo. Lo hacen porque saben que la creación de entornos seguros, de apoyo y amigables en los que los estudiantes pueden aprender y desarrollar su potencial, beneficia a todos.

Ya es hora de que la gente Pero, ¿cómo es un enfoque efectivo? El Comité Científico de la Conferencia Internacional sobre la Intimidación Escolar, ha publicado un conjunto de recomendaciones para prevenir y gestionar eficazmente todas las formas de intimidación en las escuelas.

El Comité, integrado por expertos en la prevención del acoso escolar de todo el mundo, recomienda un enfoque holístico de la educación integral, basado en las mejores pruebas disponibles y en años de buenas prácticas de todo el mundo. Esto comienza con un fuerte liderazgo y marcos de política sólidos. Se trata de establecer un entorno escolar seguro y positivo, físico y emocional, en el que se dé prioridad al bienestar de los estudiantes y se respete la diversidad. Los maestros se benefician de las oportunidades de aprendizaje profesional, ayudándoles tanto a aplicar medidas para fomentar un entorno de aprendizaje seguro como a responder adecuadamente al acoso cuando éste se produce.

Los colegios pueden enseñar activamente a los estudiantes conductas respetuosas, así como habilidades para informar y buscar ayuda a través de enfoques basados en los planes de estudio. Esto incluye la enseñanza explícita sobre el uso seguro y responsable de la tecnología digital. Los enfoques de la escuela integral también deberían llegar a la comunidad local, con la participación de los padres, los miembros de la comunidad en general y el establecimiento de vínculos entre la escuela y los servicios profesionales, en caso de que se necesite una remisión.

El nuevo Día Internacional de la UNESCO contra la Violencia y el Acoso en la Escuela es una oportunidad oportuna y necesaria para reunirnos con el propósito común de garantizar que las escuelas estén libres de miedo y violencia. Ya seamos profesionales de la educación que aplican un enfoque de educación integral, maestros y familias que proporcionan educación y apoyo, transeúntes que intervienen o víctimas que hablan, todos tenemos un papel que desempeñar.

Ningún estudiante debe vivir con el miedo de ir al colegio. Más bien, los colegios pueden y deben ser un lugar donde todos los alumnos sean aceptados, acogidos y apoyados por sus compañeros y profesores. Sólo entonces nuestros estudiantes podrán alcanzar su máximo potencial.

Contenido publicado originalmente en la página World Education Blog  bajo licencia Creative Commons.

Traducido por: Laura Nohemi Miranda Echeverri

 


Imagen Morgan Basham on Unsplash

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Subdirectora General de Educación de la UNESCO
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer