Usted está aquí

La importancia de comunidad, entorno y contexto en una institución educativa

Cada plantel formativo tiene unas condiciones y necesidades particulares. Conozca por qué es importante estudiarlas para tener un modelo exitoso de gestión. 

Mayo 20, 2019

El entorno en donde viven los estudiantes y el de la ubicación de la Institución Educativa son aspectos que todo directivo docente y maestro debe tener en cuenta en el proyecto Educativo Institucional, PEI, y en la relación de enseñanza-aprendizaje que se establece entre educador y educandos.

Cada Institución Educativa tiene unas condiciones y necesidades particulares que hacen que un modelo exitoso de gestión, es decir aquel que logra buenos resultados en los aprendizajes de los estudiantes, no siempre funcione bien en otro plantel educadito, pues las comunidades y los contextos son diferentes.

De lo anterior se desprende que es necesario contar con un excelente diagnóstico de la comunidad educativa teniendo en cuenta el entorno y el contexto en el cual se desenvuelven sus habitantes.

Un primer paso [1] es establecer un inventario de las conexiones que se dan entre los miembros de la comunidad y la escuela. Para su elaboración, los autores referenciados proponen las siguientes preguntas:

  • ¿De quienes reciben apoyo los estudiantes y cómo es su situación económica?
  • ¿Quiénes se ocupan del entorno o el vecindario de la escuela?
  • ¿Quién es legalmente responsable por el tráfico y la seguridad de los estudiantes y los delitos en el área inmediata?
  • ¿Dónde se congregan los estudiantes después de clase?

Para obtener la respuesta a las preguntas anteriores, se sugiere conformar grupos no tan grandes con personas y organizaciones que rodean la escuela, quienes pueden tener o no vínculos con la misma, y de paso llegar a conocer la percepción que ellos tienen sobre la institución educativa.

Para completar el diagnostico se debe conocer qué es lo que más desean con relación a la institución educativa y qué los motiva a desearlo. Es así como los líderes locales pueden proponer un perfil de estudiante que contribuya al desarrollo de la región, logrando la articulación entre la comunidad y la institución.

Para finalizar algunos expertos [2] señalan que solo existen tres opciones para vivir en nuestras comunidades: no hacer nada, descorazonarse o ser escépticos sobre la complejidad de la participación, o dedicarse a hacer la comunidad un lugar mejor para vivir.   

 

 

[1] Inventario de conexiones de la comunidad. Autores: Tim Lucas, Janis Dutton, Nelda Cambron-McCabe y Bryan Smith.

[2] Fuego común. Autores: Laurent A Parks, Cheryl H. Keen y Sharon Daloz.

 

Photo by Jonny McLaren on Unsplash

Escrito por
Director de Innovación Educativa de la Fundación Compartir
Promedio: 5 (3 votos)
Estadísticas: .
Belkis Briceño Ruíz
Maestra del Colegio Antonio Nariño IED
Cuando uno quiere enseñarle algo a alguien, el que aprende es uno. Eso sucede en la escuela. Eso es lo que buscamos los maestros a diario