Usted está aquí

Mantener la calma (como profesor)

Pienso que este debe ser uno de los aspectos menos discutidos y posiblemente más importantes en la preparación como profesor: aprender a mantener la calma en el trabajo.

Abril 18, 2018

Los futuros profesores ven el currículo, gestión del aula y otras bases, pero ¿Cuánto tiempo de ellos es dedicado para ayudarles a administrar su tiempo y a sí mismos? Sabemos que el síndrome de desgaste en la profesión es alto con los estudiantes, planeando clases, manejando la presión del papeleo, parientes, las políticas de las escuelas distritales, el puntaje para las pruebas y su burocracia, solo leyendo la lista puede ser agotador.

Donde sea que trabaje con los futuros profesores en sus últimos semestres siempre tengo una charla de corazón a corazón con ellos acerca de mantener la calma por ellos mismos.

Este es el tiempo correcto desde, en el programa donde servía como supervisor, los estudiantes profesores eran requeridos para pasar cinco días a la semana  enseñando bajo la supervisión de un profesor experimentado. Ellos vieron rápidamente la necesidad de discutir la administración del tiempo y su propia salud y bienestar. Durante esta conversación, aborde en lo siguiente:

  • Los individuos tienen diferente resistencia y niveles de energía. Algunos profesores pueden hacer 10 - 12 horas al día; otros acaban después de 8 horas.
  • No es cuánto tiempo trabaja sino más bien que resultados produce, algunos profesores se quedan hasta las 8 de la noche cada noche. Otros se van poco después que los estudiantes son despedidos. La pregunta es: ¿qué resultados están produciendo (los puntajes de las pruebas, el progreso de los estudiantes, los comunicados a los padres/relaciones, papeleo completo, etc.)?
  • Los profesores deben encontrar programas que funcionen para ellos. Algunos profesores tienen hijos jóvenes y necesitan salir temprano para recogerlos, por lo tanto, ellos llegan temprano al día de escuela para trabajar. Otros profesores deben ser capaces de permanecer hasta tarde en la escuela, y por eso no tienen que levantarse tan temprano.
  • Nadie va a cuidar de su salud y bienestar como usted. Programe tiempo para ejercitarse (esto le ayudará con la energía y los niveles de  duración), tiempo para la familia, pasatiempos, etc. Tenga un día donde se vaya justo después de que suene la campana de despedida (cuando los profesores están oficialmente autorizados para irse, por supuesto), Esto debería ser un miércoles para dividir la semana o un viernes para reunirse con amigos.
  • Durante la semana escolar, observe cuánto tiempo duerme. Asegúrese de tener al menos 8 horas para dormir. Enseñar puede ser físicamente exigente (al igual que un trabajo mentalmente demandante)
  • Trabaje astutamente en vez de prolongadamente. Esto puede significar trabajar durante el almuerzo, a veces, y trabajar durante la planificación y en cualquier otro tiempo que pueda hacer copias, devolver las llamadas de los padres, y planear las lecciones. Aprender a sacarle más provecho a cada hora.

Mantener la calma, en esencia, es sobre encontrar un esquema y estilo de trabajo personal que funcione para usted y su posición de enseñanza. No es acerca de intentar trabajar largas horas y quedarse con los colegas.

Es también acerca de cuidarse a usted mismo, permanecer descansado y saludable, para que esté fresco y brillante para sus estudiantes cada día.

Fuente: Education World.
Traducción por: Alejandra Franco. 


Imagen Designed by Pressfoto / Freepik

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Estudiante de doctorado en la Universidad del Sur de Florida, donde también trabaja como asistente de enseñanza, supervisando y enseñando a los maestros de pre-servicio.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.