Usted está aquí

Massive Open Online Course: análisis

Una exploración de esta tendencia que ha sido adoptada por las mejores universidades del mundo. 

Noviembre 21, 2018

Los Cursos Masivos Abiertos en Línea (MOOC) son clases impartidas a través de plataformas tecnológicas que habilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje a miles de estudiantes. Surgieron como respuesta a los retos que enfrentan instituciones educativas y organizaciones en tiempos de sobrecarga de información: hay una necesidad de capacitación de una población que busca educación de calidad a bajo costo (Cormier, 2010) y, a su vez, esperando lograr resultados a corto plazo y sin tener que aguardar un periodo escolar tradicional para tomar el curso. La flexibilidad que ofreció el modelo permitió a universidades y otras organizaciones llegar a la población que antes no era atendida para conectarla en una experiencia de aprendizaje unificado.

El origen de los MOOC se puede ligar a dos principales fenómenos: el auge de los Recursos Educativos Abiertos (Open Educational Resources) y el Aprendizaje Social Abierto (Open Social Learning). En la primera década del siglo XXI fueron estas tendencias las que prepararon el terreno para que apareciera el primer MOOC hacia finales de la misma; esto fue resultado gracias a la existencia de una enorme cantidad de contenidos abiertos disponibles de manera organizada y de una cantidad masiva de usuarios dispuestos a tomarlos para cubrir sus necesidades de aprendizaje (Pernías, Luján, s. f.).

El modelo tiene propiamente sus raíces en la teoría pedagógica del conectivismo que desarrollaron George Siemens y Stephen Downes. De acuerdo a Wade (2012), –quien ha explorado ampliamente esta teoría de aprendizaje– el conectivismo puede ser visto como una teoría que provee guías para el desarrollo instruccional dentro de un contexto educativo debido a la noción de que el aprendizaje radica en construir y conectar el conocimiento que está distribuido en una red de conexiones.

En esencia, se pueden sintetizar los principios de esta teoría de la siguiente manera:

  • El aprendizaje es un proceso enfocado a conectar información o fuentes de información.
  • La capacidad de adquirir nuevo conocimiento es más relevante que el conocimiento actual.
  • Es necesario cuidar y mantener las conexiones creadas para facilitar el aprendizaje continuo.
  • La capacidad de encontrar puntos comunes entre disciplinas, ideas y conceptos es una habilidad clave.

Esta relación de los MOOC con el conectivismo demuestra el cambio de paradigma que está moldeando el ámbito educativo en línea y potencialmente el tradicional. Ya no existen barreras de tiempo y espacio: los estudiantes tienen acceso de manera abierta a recursos con los que construyen su aprendizaje.

“[El Conectivismo] es un modelo que rompe con el esquema educativo tradicional. Los alumnos aprenden de otros alumnos y, al mismo tiempo, fomenta el desarrollo e conjunto como un sistema interconectado que se inventa a sí mismo”. -Sergio Ortiz, Profesor adjunto al Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera del Tecnológico de Monterrey.

 

Tendencia y adopción

En noviembre de 2012, The New York Times declaró que el 2013 sería el año del MOOC (The Year of the MOOC) debido al lanzamiento de la plataforma edX –producto de la alianza entre la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)–, así como del rápido crecimiento de otros proveedores como Coursera y Udacity. Era evidente que los MOOC se habían convertido rápidamente en una tendencia de mucho interés para algunas de las mejores universidades las cuales, a través de diversas plataformas, comenzaron a ofrecer educación de calidad al mundo. Dicha oferta de cursos permitió a los participantes interactuar con profesores o expertos de renombre, así como con otras personas interesadas en los mismos temas, contribuyendo al aprendizaje colaborativo.

Este nuevo panorama se presentaba como una amenaza significativa para la educación tradicional. Y es que universidades de prestigio podían ofrecer educación de calidad sin costo en un modelo escalable capaz de atender a miles de participantes en una sola sesión, sin estrictos procesos de admisión o restricción a periodos escolares y con opciones de certificación o acreditación formal.

Ejemplos de casos destacados como el de StraighterLine que ofrece cursos con créditos universitarios transferibles a precios accesibles (99 dólares al mes y una tarifa por curso de 49 dólares), y aún más disruptivo el caso de Georgia Tech que se asoció con Udacity y AT&T para ofrecer la Maestría en Ciencias Computacionales a través de MOOC por menos de 7000 dólares, en comparación con el programa tradicional en el campus por más de 40 000 dólares (para los no residentes de Georgia). Georgia Tech recibió 2360 solicitudes a lo largo de tres semanas, es decir, 75 por ciento más solicitudes de las que normalmente se reciben en el campus durante todo un año; la primera clase inició con 375 alumnos, grupo 95 por ciento superior al de una clase en el campus.

Estos casos demostraron que, al reunirse currículo y contenido tradicional con pedagogía habilitada por tecnología, se puede promover educación de calidad, escalable y accesible.

 

Plataformas MOOC

Figura 1. Principales plataformas MOOC adaptado con datos recuperados de mooc.com, edx.org, coursera.org y udacity.com (2014).

 

Sin embargo, esta tendencia educativa tomó una dirección diferente a la que auguraba The New York Times. En la curva de adopción de tendencias tecnológicas de 2013, el grupo consultor Gartner ubicó a los MOOC entre la etapa final del Pico de expectativas sobredimensionadas por la comunidad y el Inicio del abismo de desilusión.

Escrito por
Análisis a profundidad de las tendencias educativas con mayor potencial de impacto en educación superior dirigido por el Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, México.
No hay votos aun
Estadísticas: .