Usted está aquí

¿Por qué las universidades necesitan adoptar el modelo de credenciales?

A medida que las universidades comienzan a cambiar a una estructura de programación de credenciales, las universidades también deben poder adaptarse al nuevo ciclo de vida del alumno.

 

Agosto 20, 2020

El sistema educativo estadounidense siempre ha valorado el modelo educativo de cuatro años, creando un estigma en torno a las escuelas de dos años. Pero las credenciales están proporcionando a los alumnos exactamente lo que necesitan, encajando en el nuevo ciclo de vida del alumno. ¿Las universidades subirán a bordo? Anthony Carnevale analiza la importancia de las credenciales, por qué se pasan por alto y cómo las divisiones de educación continua son el comienzo de algo nuevo.

EvoLLLution (Evo): ¿Por qué crees que los líderes universitarios pasan por alto los certificados y las credenciales de bachillerato?

Anthony Carnevale (AC): El sistema de educación superior estadounidense sólo recientemente se ha movido más allá de los formatos de grado estándar. Las escuelas de dos años fueron originalmente una alternativa a las escuelas de cuatro años. Pero en la mente de la mayoría de los ciudadanos, el sistema universitario en Estados Unidos es un sistema universitario de cuatro años. Ven a las escuelas de cuatro años como el extremo superior del negocio. Allí, ganas más dinero con los estudiantes de cuatro años. Para los estudiantes, generalmente creen que una escuela de cuatro años les hará ganar más dinero. Esto puede ser cierto, pero no siempre es el caso.

En el mundo de hoy, el 30 por ciento de las personas con títulos asociados ganan más que las personas con solteros. Muchos certificados también otorgan títulos de más de dos años. Esto no siempre fue cierto. Antes de los años 80, alrededor del 70 por ciento de los trabajos bien remunerados no requerían nada más que educación secundaria. Después de los años 80, el mercado laboral se alejó de eso. Los trabajos para aquellos sin un diploma de escuela secundaria disminuyeron, mientras que los trabajos que requieren un diploma aumentaron. Los requisitos laborales comenzaron a aumentar, haciendo que cualquier educación más allá de la escuela secundaria sea más valiosa.

Lo más sorprendente de ese cambio desde entonces, es que el campo de estudio de las personas se convirtió en un valor sustituto de los años de educación. Desde un punto de vista económico, si un campo de estudio en particular se vendía mejor en el mercado laboral, entonces elegir ese campo se volvia muy importante. Al final, las instituciones comenzaron a moverse en este espacio de credenciales y sub-bachillerato a lo grande. Hay un proyecto de ley en la colina que ahora se llama la Ley de Empleo que atrae muchas críticas de los expertos en educación superior. La ley quiere becas Pell para programas de corto plazo, pero la respuesta del sistema educativo, en parte, es: "Eso no es de lo que se trata. Estamos a punto de emitir títulos ". Pero eso no es exactamente cierto.

Estamos en el punto en que el mundo de bachillerato ya se está haciendo más grande que el mundo de bachillerato. Cada vez más, estamos tratando de construir tanto un sistema educativo de nivel postsecundario como un sistema de capacitación. Estamos tratando de construir estos sistemas que tienen muchas opciones, lo cual es muy perjudicial.

Entonces, la economía pudo cambiar cómo valoramos el conocimiento y la habilidad. El problema aquí es que el sistema principal que utilizamos para preparar a las personas para el trabajo (desarrollo de la fuerza laboral) es el sistema de educación post secundaria. Existe una fricción sobre el hecho de que realmente no tenemos un sistema de capacitación, pero hay un movimiento para incluir más capacitación dentro del sistema educativo.

Evo: ¿Qué se puede hacer para enfatizar los valores de diferentes credenciales tanto para futuros estudiantes como para administradores de instituciones postsecundarias?

AC: En lo que el gobierno ha estado trabajando gradualmente, y en lo que estamos trabajando, es en el cambio que está ocurriendo bajo las grandes preguntas de la universidad gratuita y una universidad sin deuda. Estos son indicadores de que la educación superior es ahora un tema de primera línea en el diálogo público estadounidense.

Desde la administración Bush, siempre hemos tenido registros de salarios que permiten a los sistemas de seguro de desempleo ver si alguien es elegible para el seguro de desempleo. Luego, Obama expandió esto dramáticamente al vincular esos registros salariales a los datos de las transcripciones de los estudiantes. Entonces, ahora tenemos datos hasta el nivel del programa. Con las órdenes ejecutivas del presidente Trump para que todas las instituciones públicas y privadas reporten sus datos, estamos construyendo un sistema que sea transparente y, por lo tanto, esperamos que rinda cuentas a los consumidores (estudiantes, sus familias, etc.) Hasta ahora, hemos incorporado alrededor del 80 por ciento directamente en el sistema de educación superior.

El siguiente truco será lograr que las instituciones usen estos datos para decirles a sus estudiantes qué les sucederá si toman un campo de estudio en particular. No pueden predecir el futuro, pero en general la evidencia de los graduados de los últimos cinco años nos puede dar una idea de:  si obtuvieron o no un trabajo, cuánto lograron y cuánto progresaron en el mercado laboral. Aunque no siempre es un factor decisivo, la gente todavía quiere saberlo. Hace un mes, emitimos un informe sobre ganancias obtenidas con el tiempo de 4.500 instituciones. Recibimos entre 400,000 y 500,000 visitas por día. Pero la gran pregunta es dónde está el sistema de asesoramiento que utilizará los datos en lugar de depender de los estudiantes para clasificar estas cosas por sí mismos.

Evo: ¿Por qué es importante ampliar el acceso a las credenciales de bachillerato?

AC: Le dará opciones a las personas. Pueden decidir obtener un certificado de un año en calefacción, ventilación y aire acondicionado, salir al mercado laboral y ganar bastante dinero, y luego ir a la universidad. Pueden decidir si quieren o no obtener un título de dos o cuatro años y en qué tipo de institución.

Los estudiantes encontrarán una gran variación en las ganancias, los retornos y el empleo vinculados a las instituciones y aún más poderosamente vinculados a los programas. Por lo tanto, esto ofrece opciones y lo hace en una era en la que casi todos tienen que tomar estas decisiones ahora. Los estudiantes necesitan estar armados con información cuando eligen a dónde quieren ir.

Evo: ¿Qué tan viable es este modelo de apilamiento para crear más puntos de acceso a la universidad y más oportunidades para que los estudiantes tengan éxito?

AC: Esto será aún más importante en el futuro porque lo que queremos en nuestro sistema educativo es un conjunto de vías relativamente claras, desde la educación que desea hasta un trabajo en ese campo. Ese camino puede llevarlo a asistir a varias instituciones en diferentes momentos. Pero no hemos construido estos puentes y, en todo caso, hay más obstáculos que puentes. Lo que desea es un sistema de caminos que siempre lo lleve hacia sus metas educativas y profesionales, y con suerte se superpondran. Todo esto, junto con un sistema de vías que tienen muchas salidas y rampas de entrada que están claramente marcadas.

Entonces, este es un trabajo en progreso. El sistema de educación superior estadounidense tiene una estructura muy fragmentada. Básicamente, esas 4.500 escuelas por ahí son instituciones que están solas. Es decir, todos tienen un modelo de negocio diferente, una clientela objetivo diferente, y hay muy pocas vías entre ellos, incluso en el sistema público.

Evo: ¿Cuáles considerarías algunas de las palancas que podrían obligar a un líder universitario a comenzar a cambiar su institución en esta dirección de credenciales más accesible y diversa?

AC: Bueno, comenzamos con un sistema muy fragmentado y resistente al cambio. Cuando observamos las mejores universidades de Estados Unidos, son selectivas para los estudiantes en función de los puntajes de sus exámenes y la capacidad de pagar altos costos de matrícula. Ahora, si estás firmemente establecido en ese mundo, que son los primeros cientos, tu juego está bastante bien establecido. ¿Por qué cambiarías? La respuesta es que no lo harán.

Así que, esencialmente, de lo que estamos hablando es que no quieren llevar estudiantes que ya hayan estado en otra universidad. Los primeros dos años de una universidad de cuatro años es donde ganas todo tu dinero debido al gran tamaño de las clases. Así que tener a todos en la escuela durante cuatro años construye este sentido de comunidad, especialmente con los ex alumnos. Entonces, es una especie de modelo de dinastía, donde las generaciones pasadas ayudan a pagar por la generación actual. No están realmente interesados ​​en este tipo de cambios.

Ahora bien, si son públicos, es posible que no tengan otra opción porque el gobierno está comenzando a presionar al sistema público para que sea más fluido como sistema de educación y trayectorias profesionales. Pero hay problemas difíciles allí. Políticamente, nos estamos moviendo gradualmente hacia un sistema de universidades gratuitas de dos años. Si le dice al estadounidense promedio que todos necesitan un título universitario de cuatro años en la actualidad, el 60 por ciento o más dirá que no está de acuerdo. Pero hay un punto dulce en este debate, que es la universidad pre comunitaria. Eso es lo que sucede con bastante rapidez en todo el país en la medida en que hay dinero para hacerlo.

Nos dirigimos a un mundo donde surgen todas estas preguntas y la gente quiere más información para que puedan tomar decisiones y negociar estas vías, la mayoría de las cuales no existen en este momento. Esa es otra serie de preguntas, pero estamos llegando al punto en que los propios estudiantes están construyendo una vía de educación y carrera propia. El problema es que las instituciones con las que están tratando no son muy fáciles de usar.

Evo: ¿Qué efecto tienen las divisiones de educación continua en las instituciones para hacer este cambio de credencial?

AC: Las divisiones de educación continua son los primeros signos de lo que gradualmente se convertirá en un sistema de aprendizaje permanente para los Estados Unidos. Nuestro modelo por el mayor tiempo fue que vas y obtienes una educación, obtienes un trabajo y nunca regresas. Eso es cada vez menos cierto ahora. Hay un gran número de personas que regresan a instituciones postsecundarias para obtener un certificado o para mejorar sus habilidades. Lo que estamos tratando de construir es un sistema de educación y capacitación que tenga este componente de aprendizaje permanente. Pero lo que sucede es que las personas están tratando de utilizar las instituciones actuales para ese propósito y no es fácil. No fueron construidos para eso. Así que ahora necesitamos encontrar formas de conectar estas instituciones.

Evo: ¿Hay algo que le gustaría agregar sobre la importancia de hacer que los certificados y las credenciales de los asociados sean más accesibles?

AC: Estamos llegando al punto donde tenemos la información, el problema está en el sistema público postsecundario. Tener información no es útil si las personas no saben transmitirla a su audiencia. Puede simplemente ponerlo en un sitio web, pero mucha de esta información necesita un asesor de algún tipo para ayudar a los futuros estudiantes a través del proceso de pensar en su educación y carrera.

Por lo tanto, es un sistema que aún no hemos construido, pero el problema emergente es que hay una nueva etapa en el ciclo de vida de los jóvenes, donde no se casarán y no tendrán una familia hasta más adelante en la vida. Las instituciones están acostumbradas a la forma de vida más antigua en la que las personas se graduaron de la escuela secundaria, consiguieron un trabajo, se casaron y luego comenzaron una familia antes de los 25 años. Este nuevo ciclo de vida no tiene la estructura para apoyarlos.

Traducido por: Gabriela Flórez

 

Contenido publicado originalmente en la página de The Evollution bajo licencia Creative Commons.

 


Imagen fauxels en Pexels
Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Medio de comunicación canadiense especializado en educación superior
No hay votos aun
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre