Usted está aquí

¿Por qué los graduados universitarios no pueden escribir una prosa coherente?

La mejor manera de mejorar la escritura es leer una buena escritura, y no sólo Tweets de 140 caracteres o publicaciones de Facebook.

Octubre 25, 2017

Hace unos meses estaba desayunando en el centro de Washington. No pude evitar oír una entrevista informal de trabajo que ocurría en la mesa junto a mía. El entrevistador era dueño de un negocio de contratación del gobierno y buscaba contratar a una persona para ayudar a redactar propuestas a las agencias federales.

Cerca del final de la conversación, el entrevistador se quejó de lo difícil que es encontrar buenos escritores en estos días. Los dos hombres hablaron de sus experiencias en la universidad y de cómo aprendieron a escribir.

"Yo era un maestro de matemáticas", dijo el entrevistador, "pero el mayor diferenciador en los negocios ahora es una buena escritura".

No está solo en su opinión. Según las encuestas nacionales, los empleadores desean contratar graduados universitarios que puedan escribir coherentemente, pensar creativamente y analizar datos cuantitativos.
Sin embargo, la Junta de la Conferencia ha encontrado en las encuestas de los líderes de contratación de empresas, que la habilidad de escribir es una de las mayores brechas en la preparación para el lugar de trabajo.

Esa es la razón del porqué tan muchos empleadores ahora explícitamente piden habilidades de escritura y de las comunicaciones en sus anuncios del trabajo. Un análisis de Burning Glass Technologies, que estudia las tendencias de los empleos en tiempo real, mediante la extracción de datos de anuncios de empleo, encontró que la escritura y las comunicaciones son los requisitos de trabajo más solicitados en casi todas las industrias, incluso en tecnología de la información e ingeniería.

"Mis estudiantes no pueden escribir una frase clara para salvar sus vidas, y yo la tuve", escribió Joseph R. Teller, un profesor de inglés en  de College of the Sequoias, en la Crónica de la Educación Superior en el otoño. "En 10 años de enseñanza de la escritura, he experimentado con diferentes asignaciones, actividades, lecturas, enfoques para comentar sobre el trabajo del estudiante , lo intente todo, todo para ayudar a los estudiantes a escribir prosa coherente que alguien realmente quiera leer. Y como cualquiera que se mantenga al corriente de las tendencias en la educación superior sabe, tales esfuerzos fracasan en gran medida ".

La buena escritura requiere práctica, y parece que muchos estudiantes universitarios, especialmente fuera de las especialidades de artes liberales intensivas en escritura, simplemente no se les pide que escriban con suficiente frecuencia.
Los sociólogos Richard Arum y Josipa Roksa describieron un estudio que rastreó a más de 2.000 estudiantes en los colegios universitarios de cuatro años en su libro "Academely Adrift: Limited Learning on College Campus". Entre los que se graduaron a tiempo, exactamente la mitad dijo que tomó cinco o menos cursos que requirieron al menos 20 páginas de escritura.

"Si a los estudiantes no se les pide que lean y escriban de manera regular en su trabajo en las materias", escribieron los autores, "es difícil imaginar cómo mejorarán su capacidad para dominar tareas de desempeño que involucran pensamiento crítico, razonamiento complejo y escritura."

La escritura extensa rara vez se asigna en muchos cursos de la universidad porque es una labor intensiva, que a su vez aumenta la carga de trabajo para estudiantes y profesores. Los estudiantes no entienden por qué necesitan escribir artículos de cinco páginas, ni mucho menos 20 páginas, ya que muchos de ellos no escriben mucho más que diapositivas de PowerPoint, correos electrónicos o memos de una página una vez en su de trabajo.

Pero la formación para cualquier actividad en la vida requiere un nivel de práctica que por lo general excede las tareas que necesitaremos manejar más adelante. Este tiempo dedicado a una tarea se denomina a veces la teoría de las 10.000 horas, donde se  necesita aproximadamente esa cantidad de práctica para lograr la maestría en cualquier campo. No todos los graduados universitarios tienen que ser novelistas, pero sí los estudiantes universitarios se convierten en escritores competentes que redactan una prosa clara, también podrán componer algo en el trabajo, desde diapositivas de PowerPoint a informes.

Recientemente, le pregunté a algunos de los mejores escritores que conozco, incluyendo maestros de secundaria y profesores universitarios que me enseñaron a escribir, lo que se puede hacer para mejorar las habilidades de comunicación de los graduados universitarios.
Ellos ofrecieron un montón de buenos consejos sobre cómo los estudiantes pueden desarrollar su escritura y los enfoques que los profesores y educadores pueden utilizar en el aula. Entre mis favoritos:

Escribir toma tiempo, en la preparación y en la escritura.

El periodista Don Fry divide a los escritores en dos tipos: los planificadores y los desplomados. Los desplomados son aquellos que empiezan a escribir antes de saber lo que quieren escribir. Los planificadores empiezan a escribir sólo cuando saben qué escribir. Fry mantiene que el mundo solía ser gobernado por los planificadores, pero los maestros dicen hoy que demasiados estudiantes son desplomados y cambian la investigación y la organización necesarias para ser buenos escritores.

"Muy a menudo los estudiantes dejan que su cerebro se derrame en una página, y entonces presentan su obra maestra," dijo Leslie Nicholas, mi profesor del periodismo de la secundaria y ex-docente de mi año en Pennsylvania. "Necesitan aprender que el proceso de escritura no es lineal" e incluye pre-escritura, redacción, revisión, edición y difusión, con componentes de ese proceso usados a menudo en repetida ocasiones.

Si bien no hay nada malo con los desplomados ,demasiada instrucción de escritura en las escuelas alienta a escribir sobre la marcha, exigiendo a los estudiantes a componer ensayos durante el tiempo de clase o presentar sólo trabajos finales en lugar de borradores en el camino.

La edición es parte del proceso de escritura.

Un problema con un solo plazo para escribir proyectos es que no introduce a los estudiantes a la idea de que la autoedición es una parte crítica de la buena escritura. Art Markman, un destacado autor y profesor de psicología de la Universidad de Texas en Austin, dijo que comparte los "horribles borradores" de sus propios artículos con los estudiantes para mostrarles que la buena escritura no sólo sucede, sino que es el resultado de múltiples repeticiones.

Como estudiante, trabajé como entrenador en el centro de escritura de mi universidad. El centro estaba dirigido por Barbara Adams, ahora profesora asociada de escritura en Ithaca College. Ella me dijo que después de cada proyecto, los estudiantes deben imprimir lo que han escrito, esperar un tiempo, tal vez una hora o un día, para verlo con ojos frescos y editarlo en la página impresa.

"Lee todo lo que escribes en voz alta para ver cómo suena", dijo. Entonces recorta la grasa, las redundancias, las repeticiones. Déjalo fluir. No te preocupes por sonar elegante, inteligente o literario. Solo sé claro, directo, decidido. " Pero presta atención a la puntuación, agregó. "La falta o la puntuación incorrecta es una cuestión mucho mayor que la débil gramática".

Escribir no es una experiencia solitaria. Los mejores escritores aprenden de los demás.

Sin compartir varios borradores de su escritura con nadie más, los estudiantes nunca tienen la oportunidad de aplicar comentarios para mejorar su trabajo. Pero la retroalimentación también tiene que suceder rápidamente. Muy a menudo los estudiantes entregan un papel solamente para conseguirlo por la parte de atrás semanas más adelante, por ese tiempo se desinteresan o han pasado a algo más.

La retroalimentación no debe venir sólo de los profesores, sino también de los compañeros. Muchos de los mejores maestros de escritura usan el "método del taller" en sus clases donde los estudiantes intercambian los borradores a la crítica. Durante un panel en la conferencia anual de SXSWedu, Markman dijo que con el permiso de los estudiantes, él reparte y discute los mejores ensayos en clase. Adams dijo que "un estudiante simplemente  saca un escrito de un paquete , puedo pedirles que lo lean en voz alta, y luego que el resto de la clase discutan qué aspectos funcionan o qué aspectos no".

Compartir el producto final con una audiencia fuera de un aula es importante para atraer a los estudiantes en el proceso de escritura, dijo Nicholas. "Es frustrante para los estudiantes poner gran esfuerzo en una tarea de escritura y luego compartirlo con sólo un lector,  el profesor", dijo. "¿Cuántos actores actuarían para una audiencia de uno?"

La tecnología ha permitido a los estudiantes distribuir su escritura más ampliamente a través de blogs y wikis (sitio web  a los usuarios agregar, eliminar  y editar  contenido) añadió Nicholas. "Debido a que el podcasting (el proceso de hacer grabaciones digitales de programas de radio, que las personas puedes descargar en Internet) es sólo de audio, los estudiantes se ven obligados a transmitir su mensaje claramente", dijo.

Ahora de vuelta a mi desayuno con mis vecinos de mesa. A medida de que se iban, el entrevistador, le preguntó a su compañero si quería una copia gratuita del periódico que estaba apilado en la entrada. "No tengo tiempo para leer", respondió el entrevistador

Tal vez la mejor manera de mejorar la escritura es leer una buena escritura, y no sólo Tweets de 140 caracteres o publicaciones de Facebook. Desarrollamos un oído para el lenguaje, la estructura de la oración y el ritmo al leer a los demás y probar algo que aprendemos de ellos.

 


Traducido por: Maria Fernanda Monroy.

Lea el contenido original  

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Irma María Arévalo González
Gran Maestro Premio Compartir 2002
Ofrezco a cada uno de los alumnos un lápiz mágico y los invito a escribir su propia historia enmarcada en los cuentos y leyendas de su cultura indígena.