Usted está aquí

¿Qué es la escalera de la metacognición?

De un tiempo a esta parte cada vez me he sentido más atraído por la importancia de trabajar las preguntas no desde la perspectiva del docente, sino desde la perspectiva del alumno.

Noviembre 8, 2019

¿Qué es la metacognición? A propósito de la escalera de la metacognición

Para todos aquellos que desconozcáis este término, deciros que la metacognición es un término que consiste en la unión de:

Meta: ‘más allá’

Cognitio: ‘acción y efecto de conocer’

Por tanto, la metacognición es la capacidad que tiene un individuo de conocerse a sí mismo y así autorregular su propio aprendizaje o, lo que es lo mismo, planificar estrategias para cada situación, aplicar dichas estrategias y aprender a controlarlas, detectando las debilidades y fortalezas.

¿Qué es la escalera de la metacognición?

La escalera de la metacognición está compuesta por cuadro grandes peldaños que son:

Primer peldaño. Uso tácito

  • Pregunta: ¿QUÉ HE APRENDIDO?

Este primer peldaño se centra básicamente en tomar conciencia del propio pensamiento. En esta fase de lo que se trata es de conseguir lo que se denomina como rutina de pensamiento, es decir, aprender a elegir una forma de pensar.

Segundo peldaño. Uso consciente

  • Pregunta: ¿QUÉ PASOS HE SEGUIDO?

Se trata de recordar todo lo que se ha hecho para que se haya producido un determinado aprendizaje. Por ejemplo, puedo aprender un concepto y las características de dicho concepto. Y lo he aprendido, por ejemplo, gracias a:

  • Powerpoint, vídeo, libro de texto
  • Explicación docente
  • Rutinas de pensamiento: veo-pienso-pregunto
  • Esquemas

Así como el primer peldaño no se consideraría como metacognición en el sentido estricto, esta segunda fase ya implica un cierto grado de conciencia, es decir, ser conscientes de que se está pensado, aunque solo sea para clasificar, ordenar o etiquetar.

Tercer peldaño. Uso estratégico

  • Pregunta: ¿PARA QUÉ ME HA SERVIDO?

En este peldaño de lo que se trata es de reflexionar sobre la utilidad de lo aprendido. Por ejemplo:

  • El vídeo me sirvió para darme cuenta de que…
  • El libro de texto me ayudó a clarar que…
  • La explicación del profesor hizo que…
  • El esquema lo utilicé para…

Este peldaño es fundamental para tomar conciencia de que va creciendo nuestro conocimiento. Así, lo que hacemos no es solo pensar, sino orientar dicho pensamiento hacia lo que uno quiere aprender y hacerlo de manera consciente. Es lo que se podría denominar como ‘pensar que se piensa’.

Cuarto peldaño. Uso reflexivo

  • Pregunta: ¿EN QUÉ OTRAS SITUACIONES PUEDO UTILIZARLO?

En este peldaño de lo que se trata es de interiorizar la rutina para aplicarlo a otro tema o situación. Por ejemplo:

  • Usaré este tipo de esquema para la asignatura de…
  • La rutina de pensamiento también me servirá para…

De esta manera se consigue asentar y consolidar los aprendizajes desde el pensamiento y gracias al alto grado de conexión con el entorno del alumno.

La escalera de la metacognición. A modo de conclusión

La intención de este artículo no ha sido otra que darles a conocer que existen distintos grados de metacognición. Conocer estos grados nos permite saber en qué punto del aprendizaje están nuestros alumnos para así orientarlos hacia un conocimiento significativo.

Conocer la escalera de la metacognición me ha servido para darme cuenta de que en el aula muchas veces nos quedamos en el primer o segundo peldaño, cuando lo verdaderamente importante es aquel conocimiento capaz de crear conexiones (cuarto peldaño) y que estas conexiones tengan una determinada utilidad (tercer peldaño).

Espero que la lectura de este artículo les haya servido para reflexionar acerca de la importancia de conocerse a uno mismo para, desde la formulación de las mejores preguntas, adquirir nuevos y significativos aprendizajes.

Acabaré con una cita de Fernando Savater que creo que resume el espíritu de esta entrada y que reza así:

«La verdadera educación no solo consiste en enseñar a pensar, sino también en aprender a pensar sobre lo que se piensa y en este momento reflexivo -en el que con mayor nitidez marca nuestro salto evolutivo respecto a otras especies- exige constatar nuestra pertenencia a una comunidad de criaturas pensantes.»

 

Contenido publicado originalmente en la página de Justifica tu respuesta bajo Licencia Creative Commons.

Imagen Nicole Honeywill / Sincerely Media on Unsplash

Escrito por
Maestro de secundaria, defensor de la educación inclusiva, apasionado de las nuevas tecnologías y enamorado de la educación emocional
No hay votos aun
Estadísticas: .
Gustavo González Palencia
Gran Maestro Premio Compartir 2008
ogré incentivar en niños y jóvenes el gusto por la música y la ejecución de instrumentos musicales.