Usted está aquí

¿Quiénes son los maestros rurales de Colombia?

Descubra el perfil y las realidades de los maestros rurales en Colombia a través del estudio ‘Docencia rural en Colombia: educar para la paz en medio del conflicto armado’.

Octubre 21, 2019

El principal factor que explica el inicio de la trayectoria de los maestros rurales más antiguos (Decreto 2277) son sus condiciones económicas de origen. En general estos sujetos hacían parte de un sector social de sus comunidades, caracterizado por bajos ingresos económicos y escasa oportunidad de movilidad social y marcado por las barreras que impone la pobreza. En muchos casos, los docentes manifestaron la necesidad de vincularse rápidamente al mercado laboral dado que ya contaban con familia propia, donde los embarazos tempranos habían sido decisivos.

“Entonces me puse a buscar trabajo y por ningún lado encontré hasta que me dijeron ‘¿Y por qué no se va de profesor?’. Eso me dijo un amigo, pero yo le dije que yo no sabía, yo le dije que no sabía dar clases, y pues me dijo que fuera y que ahí aprendía” (docente rural 2 Florencia, Caquetá, entrevista, 2018, 11:09 min).

Los maestros rurales encontraron en la docencia una alternativa al desempleo y, en muchas ocasiones, al trabajo agropecuario que imponía su origen rural. Los docentes manifestaron que, si bien tenían otros intereses profesionales, la enseñanza resolvió su problema de ocupación. Una decisión que fue reforzada por su familia, dado que estos docentes constituyen la primera generación con título universitario.

“En mi casa fue muy significativo, porque en la familia el que más ha avanzado académicamente soy yo. También es un referente de que lo estamos logrando como familia: era sacarme adelante a que haga algo diferente. Versus la cultura de papá, principalmente: uno tendría que estar en la mina con él acompañándolo, trabajando igual que él, mientras ya la mamá o la abuela le fomentaban a uno que hiciera algo diferente, que saliera de la mina. El ambiente familiar mío fue en esas dos situaciones: o estaba con mi papá en la mina o me dedicaba al estudio. Oh sorpresa que no me gustaba el trabajo de mina. Obviamente, me dediqué del todo al estudio (docente rural 1, Remedios, Antioquia, Entrevista, 2018. 8:59 min).

Lea: ¿Por qué un estudio sobre docencia rural?

“Esto era lo yo iba a ser, en primer lugar, porque a mí no me gusta el oficio de ama de casa, no me gusta el oficio de la finca, aunque haya estudiado en un colegio agropecuario. Eso de los trabajadores, de la comida, de la finca, del esposo, eso no me gusta, eso toda la vida me ha aterrorizado... yo digo qué hubiera sido de mí si no hubiera sido docente” (docente rural 1, Tumaco, Nariño, entrevista, 2018, 12:08 min).

Dentro de los factores secundarios para el ingreso a la docencia se reporta el estatus de la profesión en sus comunidades. Para los maestros rurales fue importante el reconocimiento que hacían a la labor en el pasado.

“En una comunidad rural, el docente todavía tiene un rol muy importante, si no decir fundamental: es el centro de la información, ahí es donde nace el conocimiento, y ahí es donde se agrupa el conocimiento, tanto así que las reuniones de juntas de acción comunal, los eventos importantes, siempre se realizan en las escuelas rurales. Doblemente importante el aspecto del docente en este rol de llevar un conocimiento e información, y cómo lo hace, y también doblemente responsable del tipo de información que se maneja, porque ya no es solamente los estudiantes; es la comunidad en general, el eje de la comunidad en general” (docente 4 Tame, Arauca, entrevista, 2018, 2:06 min).

“A raíz de que mi mamá no logró ser una profesional, descargó ese sueño en mí, y como en esa época, quizás, la profesión más reconocida en las veredas, en los pueblos, era el docente, entonces ella me impulsó. Además, ella fue prácticamente criada por una docente, ella también vivió en ese mundo de ser docente” (docente Turbo 1, Antioquia, entrevista, 2018, 6:10 min).

La oportunidad de ingreso a la docencia en estos maestros está fuertemente determinada por redes de clientelismo político y afiliación a partidos políticos que les permitieron ser ubicados en escuelas de su comunidad. La estabilidad de la vinculación docente dependía de la duración de los gobiernos y del ejercicio del poder de los partidos.

Lea: Radio Sutatenza, un hito de la educación rural en Colombia

“Cuando terminé mi bachillerato con enfoque pedagógico, el alcalde que estaba de turno fue a la ceremonia de graduación, ya que muchos de la promoción fuimos muy activos en el bienestar comunitario. Estando allá nos dio un estímulo por eso: todos los que estén aquí y quieran trabajo… todos tienen trabajo, solo es que pasen la papelería a la Secretaría de Educación. Desde que haya plazas, tienen empleo” (docente rural Turbo 3, Antioquia, entrevista, 2018, 16:18 min).

“Llegó un alcalde y me dijo: ‘No, los padres no tienen que estar pagando. Vaya que yo le hago el nombramiento’. Fui y mi hicieron nombrar provisional, pero como yo no era de la corriente política porque aquí se ha manejado mucho la politiquería, fue un dirigente político y dijo que yo no era de la corriente política, que no tenían por qué nombrarme y me sacaron, y él hizo meter otras personas… y allí aparecieron los políticos nuevamente y entonces yo le dije: ‘Yo le ayudo en la campaña política, pero no le pido más nada que me haga conseguir un trabajito’, y entonces me dijo: ‘Listo, desde que ganemos, allí está su trabajo’, y así fue, ganamos, y luego me llamaron a decirme que fuera a firmar el nombramiento y me incluyeron de nómina de una vez y desde allí estoy trabajando” (docente rural 3 Tumaco, Nariño, entrevista, 2018, 4:39 min).

"Una amiga me ayudó, una amiga que estaba en el concejo me metió [...] y ahí es cuando me nombran para acá para Pozo Azul y yo no me vengo porque la situación aquí estaba muy tremenda, muchos paramilitares, muchas cosas, entonces yo no, a mí me daba miedo. Entonces, bueno, listo yo vengo y me nombran para otra escuela" (docente rural 3, San Pablo, Bolívar, entrevista, 2018, 08:36 min).

(…)

Lea el artículo completo, páginas 160 a 170 del estudio ‘Docencia rural en Colombia: educar para la paz en medio del conflicto armado’.

En la medida en que los maestros rurales adquirían mayor experiencia docente, y después de varios años, iniciaron su formación a nivel universitario cursando los programas de licenciatura de su región. En muchas ocasiones, el estudio encontró que esta formación no coincidía con el área de enseñanza del docente, quien sin embargo debía ajustarse a la oferta que encontraba en el territorio. Por otra parte, muchos docentes cursaron programas de licenciatura a distancia, o en programas satélites que algunas IES ofrecen por un periodo determinado en municipios rurales.

“Era semipresencial: estábamos en clase cada ocho días, sábado y domingo. Los profes venían al municipio, trabajaban con nosotros, nos dejaban las tareas, profundizamos en el encuentro y quedaban los compromisos. Todos éramos rurales, nos desplazábamos en la semana monte adentro a trabajar y venir con los compromisos. Eso es una maratón, pero muy significativo” (docente rural 1, Remedios, Antioquia, entrevista, 2018. 5:18 min).

Lea: Poética de la paz

Los maestros rurales manifiestan que la formación en la escuela normal fue más pertinente y práctica que la formación en la licenciatura frente a los retos de la enseñanza. Consideran que las habilidades pedagógicas y didácticas de su profesión provienen del ciclo normal, mientras que perciben que la licenciatura les permitió el desarrollo de competencias básicas como leer y escribir. En algunas ocasiones los docentes reportan que las universidades les crearon alguna disposición frente a la investigación.

“El normalista da las bases para la docencia, así en la universidad den las bases, porque de hecho a uno le dan, pero el fundamento uno ya lo tiene en la normal, sobre todo la parte del estudiante, el manejo de materiales, porque la normal es para formar maestros” (docente rural 1 Buenaventura, Valle, entrevista, 2018, 20:49min).

“Para ser docente es muy indispensable ser normalista, porque ellos sí le enseñan a uno la parte básica de cómo debe ser uno como docente, las temáticas, cómo se debe transmitir a ellos, cómo se debe comportar uno como docente. Yo creo la normal fue como lo principal… ojalá todos pasáramos por la normal” (docente rural 1, Valle del Guamuez, Putumayo, Entrevista, 2018. 21:36 min).

Este artículo hace parte del estudio ‘Docencia rural en Colombia: educar para la paz en medio del conflicto armado’ realizado por Fundación Compartir. 

 

Descargue el estudio completo. 

 


Imagen Docencia rural en Colombia: educar para la paz en medio del conflicto armado

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Sociólogas
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.