Usted está aquí

Ser creativo mientras enseña a los estudiantes

Conozca los efectos terapéuticos de las manualidades en el aula de clases. 

Abril 19, 2018

Como los índices de depresión y ansiedad alrededor de la población joven en América incrementan, es un tiempo importante para enseñar habilidades en la administración del estrés. Conseguir creatividad con las artes y manualidades, especialmente aquellas que requieren de una extensa concentración y trabajar con las manos (por ejemplo, tejer), ha sido probado que tiene efectos similares a los de la meditación y funciona como un antidepresivo natural.

“Neurocientíficos están estudiando otras formas de creatividad y encontrando esas actividades como cocinar, dibujar, decorar pasteles, la fotografía, las artes, la música e incluso hacer crucigramas son benéficos.” escribe Robin Shreeves para The Mother Nature Network.

Cuando estamos siendo creativos, nuestros cerebros están produciendo dopamina, un antidepresivo natural. La creatividad que toma concentración no es una forma médica de obtener un buen sentimiento.

Enseñarles a sus estudiantes a convertir las manualidades para relajar sus mentes es una habilidad que ellos mantendrán con ellos por el resto de sus vidas y carreras académicas. Ellos le agradecerán un millón de veces, una vez estén atravesando la sesión de exámenes finales de su primer semestre en la universidad con el necesario quiebre de cerebro que aprendieron hace años.

Los estudiantes se beneficiarán de los efectos terapéuticos de las manualidades temprano en su desarrollo, S&S Worldwide provee una excelente variedad de equipos de manualidades para enseñar habilidades sociales y emocionales como:

  1. Seguir instrucciones: Animar a los estudiantes a hacer sus elecciones propias y creativas mientras todavía “están coloreando fuera de las líneas” puede inspirar su imaginación también.
  2. Enfocarse y concentrarse: Completar un proyecto desde el inicio hasta el final requerirá dedicación y atención completa.
  3. Encontrar las habilidades motoras: Para los estudiantes muy jóvenes, usar tijeras, dibujar o apretar objetos entre los dedos mientras hacen manualidades les ayudará a desarrollar habilidades motoras.
  4. Paciencia: Algunas manualidades requieren que ciertos pasos sean ejecutados en cierto orden y sus estudiantes necesitarán esperar que el pegante o la pintura  sequen antes de completar su proyecto.
  5. Habilidades para la temprana solución de problemas: Experimentando  con varios materiales artesanales o manejando algunos errores durante el proceso creativo les enseñará a los estudiantes cómo deben manejar las sorpresas y las alteraciones inesperadas efectivamente.

Estas habilidades son todas imprescindibles para que  una persona jóven crezca como un estudiante confiado, valorado y productivo miembro de su comunidad estudiantil. A medida que crecen, los estudiantes ganan habilidades relacionándose más de cerca a la administración del estrés.

En un reporte hecho por CNN en 2014, “la psicóloga Mihaly Csikszentmihalyi primero describe (el terapéutico efecto de la repetitiva participación) como proceder: unos pocos momentos en el tiempo cuando está completamente absorto por una actividad que pareciera que nada más importará. Csikszentmihalyi dice que fluir es el secreto de la felicidad - un argumento que respaldó con décadas de investigación”.

“Las manualidades también mejoran nuestra propia eficacia”, dijo la neuropsicóloga clínica Catherine Carey Levisay a CNN, y continúo: “en cómo nos sentimos acerca de desarrollar tareas particulares. Los psicólogos creen  que un fuerte sentido de eficacia propia  es la clave de cómo nos aproximamos a los nuevos desafíos y superamos las decepciones en la vida”.

Aquí hay algunas manualidades que puede hacer en el salón de clases que tendrán un efecto positivo y terapéutico para los estudiantes:

Tejido:

Una de las formas más comunes de terapia en manualidades es el tejido. S&S Worldwide tiene una completa selección de productos y guías de instrucciones de cómo enseñar a los niños a disfrutar de esta actividad.

Debe querer invertir en brillantes y coloridos hilos, para que los estudiantes puedan escoger su color favorito de una amplia variedad y utilice agujas de bambú grande ya que primero empiezan hacia fuera. En un ámbito similar, puede también enseñarles a sus estudiantes cómo hacer animales embalsamados usando fieltro o tela, un algodón y pompones.

Origami:

Origami -el elaborado arte de plegar papel-  requiere mucha concentración y precisión para hacerlo bien. “Algunos terapistas han encontrado que el origami ayuda a aquellos con baja autoestima, ansiedad, problemas de atención (ADHD), autismo, retraso mental, y otras condiciones”, asegura Origami Resources Center.

Este proyecto es una buena manera de involucrar a los estudiantes y aumentar su confianza en sus habilidades. En www.origami-fun.com hay una lista para empezar con origami, como botes, caballos y estrellas.

Tejer cestas:

Crear cestas es un gran proyecto para que los niños aprendan y ellos incluso entenderán los beneficios de hacer sus propios espacios de almacenamiento. Instructables.com tiene un buen ejemplo de cómo crear cestas pequeñas usando materiales reciclados, como periódicos o papel craft. Alternativamente, los estudiantes pueden crear portavasos, colocaciones o brazaletes usando el mismo patrón de tejido.

Fuente: Education World
Traducido por: Alejandra Franco.


Imagen Designed by jannoon028 / Freepik

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Columnista en Education World.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.