Usted está aquí

Storytelling: acciones recomendadas para profesores

Estas son algunas recomendaciones para hacer de la narración una herramienta de lenguaje mucho más efectiva.

Octubre 23, 2019

Toda historia debe tener un sentido que, según la etimología de la palabra, significa: dirección (no cuentes sin saber el desenlace), emoción (sin emociones no hay historia) y significado (un mensaje clave con el que quieres conmover a tu audiencia). Así que, antes de contar, necesitas un personaje que logre la empatía: un ser que esté en peligro o que sea víctima de una catástrofe, que sea el mejor en su clase o que tenga un gran poder. Si no cumple con esto, entonces debemos identificarnos con el personaje, debe hacernos reír, necesitas una emoción y un llamado a la acción (¿qué quiero que hagan mis alumnos con el mensaje de la historia?).

Por su parte, el personaje debe tener un arco dramático, es decir, tiene que sufrir una transformación, que va de un estado de orden (zona de confort) a un obstáculo o problema que trastoca el orden; finalmente el personaje resuelve o falla ante el problema, lo que nos devuelve a un nuevo orden donde el personaje se ha transformado: moralmente mejor o peor.

Por último: el triángulo comunicativo se integra por un narrador, un cuento y la audiencia, los tres estrechamente conectados. Esta relación es una forma emocional que persigue la intimidad, sin ella no hay confianza y toda historia es ante todo una negociación de buena voluntad; un compromiso que debe involucrar la mayoría de los cinco sentidos, pues entre más sumemos, más persuasivos y mayor inmersión causamos, lo que nos lleva a ser memorables. Por tanto:

  1. Comprométete con la historia y con tu auditorio.
  2. Utiliza la modulación de voz y dramatiza.
  3. Transmite con el cuerpo: gestos, lenguaje corporal y movimiento.
  4. Crea imágenes mentales a través de descripciones hechas con todos los sentidos.
  5. Usa metáforas.
  6. Haz contacto visual con cada uno de tus alumnos, indica con la mirada que son trascendentales para la narración.
  7. Fomenta la interacción a través de preguntas.
  8. Lleva un diario y apunta todas las historias que salten a tu paso.
  9. Integra un grupo de cuentacuentos donde se haga crítica constructiva.

Imagen You X Ventures on Unsplash

 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Análisis a profundidad de las tendencias educativas con mayor potencial de impacto en educación superior dirigido por el Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, México.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Laura María Pineda
Gran Maestra Premio Compartir 1999
Dar alas a las palabras para que se desplieguen por la oración y vuelen a través de los textos para que los estudiantes comprendan la libertad del lenguaje.