Usted está aquí

Una propuesta para devolver la "M" a los MOOC

El cambio ha ayudado a encontrar un modelo de negocio a las empresas que ofrecen estos cursos, pero se ha perdido algo crucial para los estudiantes que los toman.

Noviembre 2, 2017

Los MOOC han evolucionado en los últimos cinco años, de una versión de una clase virtual a una experiencia que se parece más a una biblioteca de videos de enseñanza de Netflix. El cambio ha ayudado a encontrar un modelo de negocio a las empresas que ofrecen estos cursos, pero se ha perdido algo crucial para los estudiantes que los toman.

Un beneficio importante de los primeros MOOC fue que comenzaron en horarios fijos, como los cursos universitarios tradicionales, lo que significaba que un gran número de personas compartía una experiencia y publicaba preguntas y respuestas en foros. Hoy en día, la mayoría de los proveedores de MOOC les permiten a los estudiantes comenzar cursos cuando lo deseen (cada dos semanas o cada mes, como hace Coursera,  una plataforma de educación virtual nacida en octubre de 2011 y desarrollada por académicos de la Universidad de Stanford). Como resultado, los foros son mucho menos vibrantes e informativos de lo que eran en los primeros días.

Pat Bowden, una estudiante que planea completar 100 MOOC (ha terminado 86 cursos hasta ahora), lo expresa de esta manera: "para mí, parece haber una tendencia creciente para que los estudiantes simplemente publiquen sus propios pensamientos sobre el tema sin comprometerse con los comentarios de los demás".

Esa también ha sido mi experiencia, como alguien que tomó uno de los primeros MOOC en 2011 y ahora observo estos cursos de cerca como el fundador de Class Central, un lugar para realizar un seguimiento de los cursos universitarios gratuitos. En muchos sentidos, Massive Open Online Courses (MOOC)  ya no son tan masivos.

Muchos estudiantes han aceptado estos cambios ya que el contenido está disponible casi todo el tiempo.

Pero esto significa que en lugar de decenas de miles de personas que aprenden juntas como parte de una experiencia compartida, todos aprenden a su propio ritmo en cohortes significativamente más pequeños. La tendencia de los MOOC en demanda ha llevado a una reducción drástica en la actividad del foro dentro de las cohortes del mismo. En un momento dado, Coursera alardeó de un tiempo de respuesta promedio del foro de 22 minutos; ese ya no es el caso.

El impulso por la monetización no ha ayudado a construir una comunidad. Con el tiempo, los componentes gratuitos de los MOOC se han reducido gradualmente, lo que hace que estos cursos sean menos atractivos para muchos en su audiencia inicial.

Pero no tiene por qué ser así.

 

El semestre MOOC

 

Si los proveedores de estos cursos en línea quieren volver masivos a los MOOC de nuevo, tendrán que volver a las características que los hicieron populares en primer lugar: semi-sincronizados, dirigidos por instructores y suficientemente publicitados.

 

Imagine que una o dos veces al año los proveedores de MOOC publicaran un catálogo limitado de cursos guiados por instructores (lo que significa que los profesores desempeñan un papel activo en la ejecución de los cursos). Estos cursos tendrían un cronograma fijo, y una fecha de inicio y una fecha de finalización con algunos plazos flexibles durante el curso. El objetivo sería hacer que todos se muevan a un mismo ritmo.

 

En los primeros días, se crearon vídeos del curso a medida que este avanzaba, a veces recurriendo a los comentarios de los estudiantes. Como participante del curso, esto realmente me hizo sentir parte de algo más grande y me ayudó a mantener mi entusiasmo a lo largo del semestre.

 

Al Filreis, un profesor de la Universidad de Pennsylvania que enseña un MOOC llamado Modern & Contemporary American Poetry (o ModPo), ofrece una versión sincronizada de su clase cada otoño. Fileris va más allá y vuelve a grabar sus vídeos.

 

Fileris pronunció un ardiente discurso de apertura en la conferencia Learning With MOOCs en 2015, donde expuso su enfoque sobre cómo hacer que los MOOC se sientan como una experiencia universitaria residencial. Una forma en que ModPo logra esto es siendo extremadamente receptivo. Cada comentario en el MOOC recibe una respuesta en pocas horas, pero generalmente en pocos minutos.

 

Los resultados están ahí para ver: ModPo es uno de los MOOC mejor calificados de todos los tiempos según los usuarios de Class Central. Desde que el curso se lanzó por primera vez en 2012, muchos estudiantes han terminado ModPo varias veces.

 

Incluso Fileris admite que el enfoque que propone puede requerir demasiado tiempo y atención por parte de los instructores de MOOC. Pero sugiere intentar cosas como webcasts (es un diseño de transmisión a Internet donde transmite un medio en vivo similar a un programa de televisión o una emisora de radio) interactivos en vivo cada semana, horarios de oficina y traer asistentes de la comunidad que pueden ayudar a involucrar a la comunidad.

 

Habiendo hablado con varios instructores en los últimos años, creo que muchos estarían dispuestos a aprovechar esta oportunidad. Los proveedores pueden hacer que el Semestre MOOC sea un evento de participación voluntaria.

 

Por último, suficiente exageración. Creo que la manera de entusiasmar a la gente con los MOOC nuevamente es ofrecer certificados gratuitos. Sugiero ofrecer estos certificados gratis durante un semestre de MOOC a cualquier persona que complete todos los requisitos del curso para una fecha determinada. Aquellos que no cumplan con la fecha límite podrían pagar una tarifa de actualización y obtener el certificado.

Los proveedores de MOOC abandonaron los certificados gratuitos porque estaban buscando un modelo de negocio sostenible. Reintroducirlos podría reavivar parte del entusiasmo generado inicialmente por los MOOC. La posible pérdida de ingresos de los certificados gratuitos se vería compensada por los beneficios de marketing al llegar a más usuarios.

A principios de este año publiqué un artículo sobre Medium que enumeró 250 Ivy League (es una conferencia deportiva de la NCAA de ocho universidades privadas del noreste de los Estados Unidos) en MOOCs. Este artículo se volvió viral y atrajo 2,5 millones de visitas, lo que demuestra que todavía hay un gran apetito por los cursos en línea impartidos por las universidades.

Un Semestre MOOC con certificados gratuitos puede aprovechar este apetito. Si varios proveedores de MOOC se unieran y coordinarán sus esfuerzos de relaciones públicas, se producirían artículos virales similares en diferentes partes del mundo.

Los proveedores de MOOC han visto esta publicación antes y se han beneficiado de la misma. En las palabras de la cofundadora de Coursera, Daphne Koller: "Llegamos a 20 millones de alumnos con costos mínimos de comercialización, en gran parte debido al ciclo de relaciones públicas que nos rodean". Un semestre de MOOC puede recrear este ciclo de relaciones públicas, atraer nuevos alumnos y atraer a viejos alumnos que podrían haber caído de la tendencia del MOOC.

En su charla de TED en 2012, Kohler explicó por qué los cursos de Coursera eran diferentes a los cursos en línea anteriores: era un salón de clases real con tareas reales, calificaciones reales y plazos reales. En estos días, la mayoría de los MOOC no se sienten como un verdadero salón de clases. El Semestre MOOC podría arreglar eso.

Traducción por: María Fernanda Monroy.

Texto original de EdSurge.

 

Imagen Designed by Freepik

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer