Usted está aquí

Así se vivió la conferencia de la Iniciativa Global de Innovación en Educación 2017

La volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad que trajo consigo este nuevo siglo hacen indispensable repensar como comunidad educativa los objetivos de la educación en el siglo XXI.

Junio 7, 2017

Hace algunas semanas se reunieron en Cambridge, Estados Unidos, expertos en educación e innovación de todo el mundo. El encuentro, organizado por Fernando Reimers y Connie Chung de la Universidad de Harvard y co-fundadores de la Iniciativa Global de Innovación en Educación (GEII, por sus siglas en inglés), tuvo tres propósitos:

  1. Crear un espacio de apoyo, de intercambio de experiencias y de colaboración entre líderes de instituciones globales que promueven la educación de calidad.
  2. Divulgar las investigaciones de la iniciativa GEII entre organizaciones y actores que promueven la mejora de escuelas públicas en todo el mundo.
  3. Apoyar iniciativas de los colectivos formados entre los países que conforman la iniciativa GEII con el objetivo de promover la educación para el siglo XXI.

¿Para qué la educación del siglo XXI?

La volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad que trajo consigo este nuevo siglo hacen indispensable que repensemos como comunidad educativa los objetivos de la educación en el siglo XXI. Miho Taguma, Analista Senior de Política de la OCDE, asegura que los NNA que hoy se encuentran en edad de escolaridad, en promedio, tendrán 7 trabajos durante sus vidas y que 5 de estos trabajos todavía no han sido inventados. Por lo tanto, es indispensable que empecemos a educar para lo “desconocido” ya que la tecnología y la globalización constantemente transforman los mercados laborales alrededor del mundo. Por lo tanto es importante dotar de competencias que se adapten a distintas areas a los estudiantes del siglo XXI.

¿Cuáles son los desafíos de la educación para el siglo XXI?

Aunque en los últimos años se ha comenzado a generar un consenso alrededor de la necesidad de que el sector educativo le de un mayor énfasis a las competencias cognitivas, inter e intrapersonales que deben desarrollar los estudiantes del siglo XXI, la comunidad educativa no se ha puesto de acuerdo a la hora de definir cuales son esas competencias y cuales son las formas más efectivas de desarrollarlas.

En su libro Teaching and Learning for the Twenty-First-Century (Enseñanza y Aprendizaje para el Siglo XXI), Reimers y Chung sostienen que para promover este tipo de cambios debemos resolver dos retos: uno adaptivo y el otro técnico. El reto adaptivo requiere de que nos aseguremos de que la educación que reciben nuestros estudiantes sea pertinente en relación a las demandas que estos enfrentarán en el transcurso de sus vidas más allá de la escuela. Esto incluye un replanteamiento de cuanto peso se le debe dar a la adquisición de conocimmientos tradicionales, a comparación del peso que se le debe dar al desorrollo social y personal del estudiante.

El segundo reto que plantean es técnico, ya que requiere que generemos nuevas estrategias para que las escuelas evolucionen y se conviertan en las instituciones idóneas para lograr las metas que se trazaron al resolver el método adaptivo. Esto quiere decir que debemos repensar la formación docente, las prácticas pedagógicas, y las políticas educativas actuales también deben adaptarse a estas nuevas metas.

A continuación les compartimos las grabaciones de los dos días del encuentro cortesía de la iniciativa GEII y la Universidad de Harvard:

Resumen ejecutivo del libro Enseñanza y Aprendizaje para el Siglo XXI: https://globaled.gse.harvard.edu/files/spanish_executive_summary_final_160517.pdf

Videos conferencia GEII (en inglés): https://tinyurl.com/GEII2017

 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Asesor de la Fundación Compartir.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Sandra Cecilia Suárez García
Gran Maestra Premio Compartir 2013
El cuerpo habla y la danza puede ser el camino para la exploración del ser y el medio para liberar las palabras que se encuentran encadenadas.