Usted está aquí

¿Cómo se aprende?

El docente debe ser un guía en la construcción de significados, sin olvidar que en el logro de ese objetivo cuenta con la participación del hogar, la comunidad y los medios masivos. 

Septiembre 3, 2018

El aprendizaje se ha basado en construir significados incluso desde antes de la escolarización, sin embargo, a lo largo de la historia, la forma en que los educadores median para que los alumnos creen estas equivalencias se ha convertido en un constante cambio. En un tiempo se creyó que eso se lograba siguiendo el realismo platónico; en otro, con el conductismo de Watson y Skinner; luego, con el pragmatismo de Dewey; más tarde, llegó el constructivismo y otros enfoques didácticos ligados a diferentes teorías psicológicas. No obstante, al final, el aprendizaje no se puede desligar del cerebro: es ahí donde ha sucedido, sucede y continuará sucediendo.

Si se enfoca la actividad didáctica en contra del funcionamiento cerebral, los resultados no van a ser los mejores. Puede ser que algunos estudiantes sean instruidos, pero con un gasto extra y posiblemente con un aprendizaje de baja calidad. Si un nadador quiere cruzar un río, puede hacerlo a favor o en contra de la corriente; si lo hace contra corriente va a tener un gasto extra de energía y, posiblemente, no consiga superar la prueba asignada.

Lo mismo pasa si alguien aprende por un método que va en contra del funcionamiento cerebral. Si el cerebro privilegia los contenidos con carga emocional y el enfoque educativo está orientado hacia lo racional, como lo está en la mayoría de las aulas nacionales, hay un desencuentro pernicioso y por eso aparecen los problemas de atención, de memoria, de conducta y de funcionalidad.

Aprender sobre algún campo es aprender sobre el lenguaje propio del mismo; es decir, interiorizar sus significados. Por eso, se habla de aprendizaje significativo, de conceptos inclusivos y códigos comunes.

El docente debe ser un guía en la construcción de significados, sin olvidar que en el logro de ese objetivo cuenta con la participación del hogar, la comunidad y los medios masivos, aunque estos no siempre contribuyan positivamente. Aparece entonces la neurodidáctica pretendiendo hacer coincidir la actividad docente y el funcionamiento cerebral, a fin de que el aprendizaje sea duradero y de mejor calidad.

Este enfoque didáctico propone un planeamiento basado en actividades “amigables” con el funcionamiento cerebral, y consiste, a grandes rasgos, en que las lecciones, además de dinámicas, creativas, activas y novedosas, se sostengan en emociones positivas.

Modelos de aprendizaje

Los modelos de aprendizaje han existido durante milenios y han poseído gran influencia en la concepción del conocimiento. La mayor parte de ellos han sido aplicados en la enseñanza formal y se derivan directamente de la observación y adaptación al entorno. Los modelos de aprendizaje son el condicionamiento clásico, el condicionamiento instrumental, el condicionamiento operante, el cognitivo social y el del procesamiento de la información.

El condicionamiento clásico propone que se aprende a través de la asociación entre estímulos que generan reacciones y respuestas y los estímulos neutros. Pavlov y Watson son los principales autores de esta teoría diciendo que aprender equivale a asociar la presencia de un estímulo apetitivo a un elemento neutro logrando generar una misma respuesta.

El condicionamiento instrumental de Thorndike propone que aprender se basa en la asociación de diferentes estímulos y respuestas. Consigue demostrar que determinados estímulos requiere ciertas respuestas pero con su ejecución también tendrá distintas consecuencias.

El condicionamiento operante de Skinner afirma que las acciones y el aprendizaje se derivan de la asociación entre las acciones que se llevan a cabo y las consecuencias de las mismas, apareciendo así el concepto de reforzadores como consecuencias que favorecen la repetición de la acción; y el de castigos. Es el modelo que mayor aplicación ha tenido a nivel escolar.

El cognitivo social de Bandura considera que los procesos mentales y el ambiente interaccionan de tal manera que se produce un aprendizaje a partir de dicha vinculación. El aprendizaje es para Bandura, al menos a lo que al ser humano concierne, eminentemente social: gracias a la interacción con otros los humanos pueden observar y adquirir diferentes conductas apropiándose de información para finalmente integrarlas en sus esquemas individuales. El autor introduce el concepto de aprendizaje observacional, así como la del modelado y del aprendizaje vicario.

El procesamiento de la información no es un modelo exclusivamente, es por el contrario, un conjunto de modelos que plantea que la mente capta, procesa y produce la información que surge de los medios, trabajando con esta a través de diferentes niveles de procesamiento e incluso, en función de diferentes procesos de memorización.

Estilos de aprendizaje

Algunas personas consideran que se les facilita en mayor medida aprender observando, ya sea a través de colores o fotografías mientras que para otros, la lectura es un mecanismo considerablemente eficiente; esto se debe a que no hay una sola manera de aprender sino que cada individuo tiene su propio estilo de aprendizaje.

  1. El aprendizaje activo se basa en la preferencia de los estudiantes por disfrutar de nuevas experiencias, alejarse del escepticismo y mantener la mente abierta. El estudiante no evitar emprender tareas diferentes debido a su falta de temor por los retos a pesar de que este desafío pueda generar un cambio de autoimagen sobre las que consideran ser sus capacidades personales.
  2. El aprendizaje reflexivo se fundamenta en la observación de experiencias desde distintos puntos de vista. Se analizan datos, no sin antes haber reflexionado con determinación el por qué y para qué. Los individuos que aprenden a través de este estilo son prudentes y no se apresuran al extraer conclusiones, por lo cual pueden llegar a ser sujetos dubitativos.
  3. El aprendizaje teórico suele ser empleado por individuos con personalidad perfeccionista. Se aprende a través del análisis sintetizando e integrando hechos en teorías coherentes, evitando dejar cabos sueltos y preguntas sin respuestas. Este aprendizaje apela a la racionalidad y a la procura de la permanencia de objetivos fijos como punto de llegada.
  4. El aprendizaje pragmático contrariamente al teórico se basa en la práctica y la comprobación de ideas aleatorias. A pesar de la racionalidad que tiene como fundamento, a la hora de tomar decisiones y resolver problemas orienta sus esfuerzos hacia la necesidad de dar respuestas a problemas concretos. La principal premisa de este aprendizaje es entonces “si es útil, es válido”.
  5. El aprendizaje lógico matemático se fundamenta en la implementación de la lógica y el razonamiento antes que en el de la contextualización. Se utilizan los esquemas en los que se muestra la relevancia de los factores asociando palabras aún si no encuentran su sentido dentro del tema planteado.
Escrito por
Estudiante de Lenguas Modernas de la Universidad EAN - Escuela de Administración y Negocios, con énfasis en traducción.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre