Usted está aquí

Cómo seleccionar herramientas digitales con propósitos educativos

Este documento pretende dar un paso adelante para anteponer radicalmente lo educativo a lo tecnológico.

Mayo 13, 2019

Con el aumento sin precedentes en la disponibilidad de herramientas que se ofrecen en Internet, los docentes tienen acceso a un sinnúmero de aplicaciones informáticas que pueden utilizar con sus estudiantes para enriquecer el ambiente de aprendizaje de sus asignaturas. Lo que en principio podría parecer para estos una excelente noticia (que existan muchas opciones), se está convirtiendo en algo que los paraliza ya que les resulta muy difícil escoger  y decidir cuál es la herramienta más apropiada para ayudar efectivamente en determinado propósito de aprendizaje.

Para manejar esta situación, con frecuencia encontramos libros, cualificaciones docentes o sitios Web que proponen listados de herramientas con potencial de alto impacto en procesos educativos. Sin embargo, tal como lo afirman las docentes Boss & Krauss (2018), con “la veloz multiplicación de aplicaciones basadas en la Web, cualquier listado de herramientas o aplicaciones, mañana estará obsoleto”; por lo que ellas proponen examinar las herramientas de las TIC, para hacer una selección apropiada, a la luz del aprendizaje esencial que el uso de estas les ayudan a alcanzar a los estudiantes.

En apoyo del concepto anterior, este documento pretende dar un paso adelante para anteponer radicalmente lo educativo a lo tecnológico. Por lo tanto, cuando un docente se inicia en el proceso de enriquecer con las TIC sus ambientes de aprendizaje debería reflexionar sobre sus prácticas educativas actuales y seleccionar una que sea particularmente difícil para los estudiantes. Así, el punto de partida de la búsqueda estará basado en el ambiente de aprendizaje real y actual de cada docente. A continuación se debe realizar una indagación sobre cuáles son las herramientas o aplicaciones de las TIC que de mejor manera pueden ayudar a los estudiantes a alcanzar o lograr los aprendizajes deseados.

Pero hay que tener cuidado, pues existe un riesgo alto de volver a caer en la misma situación anotada en el primer párrafo de este documento: inmovilizarse ante la enorme oferta de herramientas o aplicaciones Web disponibles. Para atender esta situación y ayudar a los docentes a seleccionar las herramientas digitales con propósitos educativos que se ejusten de mejor manera sus necesidades, proponemos aquí una metodología sencilla pero efectiva basada en el esquema de Solomon & Schrum (2014), adaptado a su vez del método “5W+H” ampliamente utilizado en periodismo [1].

Solomon & Schrum (2014) proponen que al momento de evaluar una herramienta digital cualquiera (ABC) los docentes se formulen las siguientes seis preguntas clave:

  • ¿En qué consiste la herramienta ABC?
  • ¿Por qué la herramienta ABC es útil para determinado aprendizaje?
  • ¿Cuándo utilizar la herramienta ABC?
  • ¿Quién está utilizando ya la herramienta ABC en procesos educativos?
  • ¿Cómo iniciar el uso de la herramienta ABC?
  • ¿Dónde puedo encontrar más información sobre la herramienta ABC?

A continuación se exploran cada una de estas preguntas clave con el fin de aportar elementos que ayuden a los docentes a seleccionar las herramientas digitales que mejor contribuyan a enriquecer sus ambientes de aprendizaje actuales incorporando en estos el uso de las TIC.

¿En qué consiste la herramienta abc?

Redacte un párrafo que describa en qué consiste la herramienta o aplicación digital (por ejemplo, Blogs, Wikis, Recopilar información, etc). Hágalo teniendo en mente que si otra persona lo lee, pueda entender los posibles usos (educativos o no) que ofrece esa herramienta. Enfóquese en la herramienta de manera genérica en lugar de hacerlo en las funcionalidades de una herramienta particular (por ejemplo, en el concepto de Blogs en lugar de las marcas Blogger o WordPress).

Adicionalmente, investigue y haga un listado de las diferentes herramientas que se enmarcan en la categoría descrita para la herramienta digital que está analizando. Por ejemplo, Blogs: Blogger, WordPress, etc; Wikis: Wikispaces, PbWorks, etc; Recopilar información: Evernote, Diigo, etc. Es relativamente fácil encontrar en blogs y portales educativos reseñas de herramientas o aplicaciones (APPs). Una estrategia efectiva para localizar otras opciones consiste en que una vez localizada una herramienta, hacer una búsqueda con el nombre de esta adicionando la palabra “alternativa”.

¿Por qué la herramienta abc es útil para determinado aprendizaje?

Si se desea trascender e ir más allá de lo instrumental en el uso de las diferentes herramientas que ofrecen las TIC, como educadores debemos empezar a pensar en términos tanto de la utilidad que estas ofrecen para el aprendizaje como de las habilidades de pensamiento que ayudan a desarrollar.

Siguiendo a Boss & Krauss (2018), existen 8 funciones esenciales que ofrecen las herramientas digitales para apoyar el aprendizaje:

  1. Ubicuidad
  2. Aprender a profundidad
  3. Hacer las cosas visibles y debatibles
  4. Autoexpresarse, compartir ideas, generar comunidad
  5. Colaborar – enseñar y aprender con otros
  6. Investigar
  7. Administrar proyectos
  8. Reflexionar e iterar/repetir

Muchos docentes que utilizan la Taxonomía de Bloom para establecer objetivos de aprendizaje, más allá de las acciones de un verbo (probar, criticar, verificar), tienen presente la categoría de pensamiento de orden superior a la que estos pertenecen (evaluar). De igual forma, las herramientas informáticas cumplen ciertas funciones en los procesos de aprendizaje; entonces, antes de pensar en cuál es la herramienta más apropiada, se debe analizar cuál es la función esencial para el aprendizaje que desea alcanzarse con ella (Aprender a profundidad, Investigar, Colaborar, etc).

Una vez identificada la función más pertinente, se debe determinar, dentro del grupo de herramientas y aplicaciones (apps) disponibles, cuál(es) no solo apoya(n) la función de aprendizaje deseada sino que además, se ajusta(n) mejor al contexto de aprendizaje de los estudiantes.

Por otra parte, según David Jonassen, al momento de seleccionar herramientas digitales, estos deben percibirse como herramientas de la mente. Para ello, propone agruparlas en cinco categorías:

  1. Organización semántica
  2. Interpretación de información
  3. Modelado dinámico
  4. Construcción de conocimiento
  5. Comunicación y colaboración

Lea el contenido completo en la página web de Eduteka.

 

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Escrito por
Portal web creado con el fin de ayudar a los educadores en el proceso de adopción y uso de las Tecnologías de la información y las Comunicaciones (TIC) en ambientes educativos.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.