Usted está aquí

Construir memoria histórica a través de la práctica y la experiencia en el aula

Un proceso de continuas reflexiones y análisis de una experiencia pedagógica dentro de las aulas de clase. 

Septiembre 19, 2018

Pensar los espacios adecuados para llevar a cabo contenidos que incidan significativamente en el pensamiento crítico de los estudiantes colombianos, es un trabajo que requiere de un tiempo riguroso para su planeación.

Carlos Arturo Charria es uno de los docentes que considero articula mejor y de manera muy resaltante la práctica, la experiencia y el saber pedagógico. “¿Cómo hablar del conflicto en el aula de clase? Y ¿Cómo hacer significativo el aprendizaje para los estudiantes?” son algunas de las interrogantes que plantea Charria invitando a reflexionar sobre nuestra práctica pedagógica y el papel político que tenemos los docentes en el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

El proyecto llevado a cabo por Charria responde de alguna manera a estas interrogantes porque insiste en la construcción de una memoria histórica a partir de experiencias humanas, es decir, el reconocimiento del dolor y la forma en la que se vivieron y todo lo que está detrás de los hechos.

Lo que sucede en las aulas de clase entonces es un trabajo de indagación sobre las fuentes (prensa, testimonios, textos) para poder establecer un diálogo llevado entre lo personal, lo íntimo y lo privado con lo público, haciendo de esta manera a todos los estudiantes parte de toda esta construcción para que como actores sociales reconozcan la importancia tanto de su aprendizaje como su participación en la sociedad.

Todo este proceso es una práctica pedagógica compuesta por una estrategia novedosa y significativa para todos los actores del sector educativo (estudiantes-profesores-padres de familia), sin embargo, considera el rol de los estudiantes como fundamental dentro de la construcción de la memoria histórica desde las aulas de clase.

La juventud representa el futuro de una sociedad y es muy cierto que en Colombia todos (desde los más jóvenes) hemos sido parte del conflicto; de ahí que él considere incluso a la infancia como partícipes de dicha construcción cuando afirma que ésta no se puede mantener lejos de la realidad del país cuando pueden ver la noticias o cuando escuchan a sus padres hablar sobre problemas sociales y políticos.

Entonces, “¿cuál es la edad y la forma más adecuadas y prudentes para hablarle a los niños del conflicto?” es otra de las interrogantes que más ha resaltado dentro de su indagación en cuanto a práctica y saber pedagógico se refiere.

El uso de la literatura es una de las herramientas que se ha usado dentro de su proyecto y que considero como muy influyente, para que tanto niños como adolescentes se acerquen a la realidad del país. En esta parte el saber pedagógico de Charria se ve representado en el criterio con el que selecciona su material literario para cada tipo de público (niños y adolescentes); el uso de literatura ilustrada y cuentos que narran historias reales y significativas para Colombia y cómo éstos están adaptados para hacer pensar y reflexionar de manera crítica a sus lectores.

Por lo tanto, éste saber se evidencia al preguntarse no solo cómo abarcar el tema del conflicto de una forma adecuada sino además a quiénes se les está hablando de este tema, lo que requiere de una amplia participación tanto de los docentes como de los padres de familia.

Todo el trabajo llevado a cabo por Charria ha sido reconocido por toda la comunidad educativa puesto que brinda a los jóvenes la oportunidad de posicionarse frente al conflicto por medio de espacios de lectura, interpretación y análisis de todo lo que requiere hablar de éste.

Todo esto como un proceso de continuas reflexiones y análisis de su experiencia pedagógica dentro de las aulas de clase, cómo cada una de ellas transformaron su práctica pedagógica y saber pedagógico para compartirlos con muchos con el fin de seguir construyendo colectivamente una manera crítica y significativa de hablar del conflicto en el aula de clase. 

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Estudiante de la Cátedra ‘Maestros hacen maestros’ en la Universidad de La Salle.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Rubén Darío Cárdenas
Gran Rector Premio Compartir 2016
Concibo al maestro como la encarnación del modelo de ser humano de una sociedad mejor. Él encarna todos los valores que quisiera ver reflejados en una mejor sociedad.