Usted está aquí

¿Cuál es la importancia de la cultura académica y las acciones dialógicas en el contexto institucional?

La cultura académica debe estar abierta a la cultura vivencial de los estudiantes, entonces el conocimiento que se presenta debe estar asociado a la realidad que le toca vivir.

Agosto 14, 2019

La cultura académica se origina a partir de costumbres generadas en un entorno social y este produce nuevos conocimientos que conllevan a transformaciones en las Instituciones educativas siempre y cuando se den en un ambiente de dialogo y cortesía, nos referimos al hablar de dialogicidad, cultura académica y pedagógica a las situaciones propiciantes de encuentros reflexivos y asertivos con posibilidades creadoras e innovadoras, más no los debates erróneos y de poder en los que deben haber ganadores y perdedores.

En este sentido el aprendizaje de los estudiantes en el aula debe buscar un acercamiento docente- estudiante en donde no exista la intimidación y el miedo a perder, como docentes no se debe esperar que la respuesta a la pregunta sea al pie de la letra como está escrita o como queremos que se repita, debe ser espontánea y con espíritu crítico debe ser la respuesta correcta para la educación en el plantel educativo, pero también para la vida misma con los significados que cada uno tenga de acuerdo al contexto en el que habita.

El diálogo, como fenómeno humano, es el encuentro amoroso de los seres humanos, que, mediatizados por el mundo, lo pronuncian, estos lo transforman y, transformándolo, lo humanizan, para la humanización de todos (Freire, 1973, p. 46).

Las acciones dialógicas son todas aquellas situaciones que no están sujetas a relaciones de poder y que surgen después de una concertación entre varios individuos de una colectividad para lograr vivificar la práctica que los convoca, es una oportunidad para desarrollar opciones que son producto del consenso general aceptando las verdades del otro como una nueva realidad emergente que construye nuevos senderos en las instituciones educativas Colombianas, apoyadas desde metodologías de investigación innovadoras, sin salirse de la realidad social contextual, es por esto que como responsables del aprendizaje fomentamos la cultura académica y educativa basada en relaciones pedagógicas dialógicas, esta debe ser una apuesta política en todas las instituciones educativas en cada rincón del país.

No puede existir Cultura Académica transformadora sin dialogicidad porque esta, nos ayuda a escucharnos para poder vivir la palabra y las acciones que transforman a partir de la razón y de las explicaciones coherentes de la practica pedagógica sin ser una verdad más o menos importante que la otra, ya que la razón última de la cultura académica es la transformación de los sujetos activos de las instituciones educativas ( padres de familia, rector, estudiantes y docentes) pero esta no puede existir cuando existen relaciones de poder entre docentes- estudiantes, administrativos –docentes y viceversa, esta debe ser una relación horizontal abierta y sincera.

La cultura académica debe estar abierta a la cultura vivencial de los estudiantes, entonces el conocimiento que se presenta debe estar asociado a la realidad que le toca vivir, en este sentido el aula es un ámbito de significados que se comparten a través del dialogo mismo, el querer tener por siempre la razón y ser el sujeto esquivo y mezquino que no acepta sugerencias y que desea por siempre acabar victorioso en el debate asumiendo relaciones de poder truncan todo proceso de crecimiento y transformación de las sociedades, llámese religión, política, educación o ciencia.

Esta liberación nos permite crecer y transformarnos lo cual es un proceso paulatino, como seres humanos, vamos evolucionando a través del tiempo, cambiamos morfológica y fisiológicamente, pero también cambiamos nuestro esquema mental, la forma de pensar, actuar, de generar conocimientos, incluso el conocerte a ti mismo.

Tu discurso se convierte cada día en las apropiaciones conceptuales del hoy; en pocas palabras por los conocimientos atraídos y con las oportunidades del entorno que mueven tu esencia y renuevan una nueva cultura sin dogmatismos que te dan una posibilidad liberadora.

De las conversaciones, diálogos, debates y otras formas de comunicación dialógica debemos ser capaces de construir nuevas columnas para templar los cimientos para el desarrollo institucional que forje nuevas conquistas en el aula de clases y más allá de ella, sin el dialogo no existe la verdadera cultura académica y no se puede hablar de transformación social o educativa.

En el contexto institucional es importante la cultura académica pero solo si es fundamentada desde la verdad del dialogo sincero, en el aula de clases dándole relevancia a la sabiduría cotidiana del estudiante, en el patio de recreo al entender las diferencias, en la oficina de rectoría al no creernos superiores, pero mucho menos inferiores, en las reuniones de padres de familia al comprender que no todos somos del mismo nicho al ser empáticos y gozar de la espiritualidad que ninguna iglesia nos dá si nuestro corazón no entiende la desesperanza, la decidía y el abandono de los menos favorecidos.

 


Photo by Capturing the human heart. on Unsplash

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Docente en el Carmen de Bolívar, Bolívar. Nominada Premio Compartir 2019.
Promedio: 4.9 (23 votos)
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.