Usted está aquí

De la pedagogía del grito a la del amor

Transformar por medio del amor permite acercarse al estudiante y conocer sus miedos para acompañarlo y estimularlo.

Agosto 26, 2017

En la escuela es normal escuchar a los maestros impartiendo órdenes, planeando clases, revisando evaluaciones, proponiendo proyectos y usando un tono de voz muy fuerte, en donde, en ocasiones, llegamos, por qué no decirlo, a desesperarnos. Toca, en ocasiones, afrontar nuestros  temores y mostrarnos fuertes ante esas personitas que tenemos a nuestro cargo.

Día a día nos enfrentamos a grupos de niños que vienen con temores, miedos e inseguridades generados por esta sociedad que se ve enfrentada a cambios sociales, en la cual los padres deben salir a laborar, dejar sus hijos a cargo de un familiar o una tercera persona.

El colegio es el lugar en donde comparten más tiempo, interactúan con  sus pares, intercambian juegos, actividades y por qué no decirlo terminan siendo más que alumnos: terminamos involucrando no solo conocimientos sino también emociones.

Durante mi experiencia pedagógica he descubierto que ser tan estricta y metódica no es el medio para educar y cambiar esta sociedad, es importante transformar por medio del amor, que te permite acercarte al estudiante y conocer sus miedos y ayudarlo por medio de la motivación y el estímulo diario.  

Por ejemplo, después de escuchar una y mil pataletas, tener los zapatos pisados y algo despeinada, recibes un beso y un abrazo de ese personaje que te dice: “seño, te quiero mucho, perdona mis groserías”.

Ante esas frases es imposible ser tan fuerte. Empezar a ver resultados a mediano plazo te permite seguir trabajando, tratando de romper esquemas y seguir contribuyendo a esta sociedad que, día tras día, se fractura más por no tener tiempo para amar, pero sí para exigir resultados inmediatos.

 

Imagen Designed by Freepik

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Licenciada en educación preescolar. Docente del Colegio Metropolitano de Soledad 2.000, Soledad, Atlántico.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Sandra Cecilia Suárez García
Gran Maestra Premio Compartir 2013
El cuerpo habla y la danza puede ser el camino para la exploración del ser y el medio para liberar las palabras que se encuentran encadenadas.