Usted está aquí

Derecho a la sexualidad

El rol del docente en la vida de los estudiantes puede llegar a ser altamente influenciable. Conozca el por qué, según esta estudiante de la Cátedra ‘Maestros hacen maestros’. 

Febrero 26, 2019

En Colombia y en nuestra sociedad la violencia género es tomada como algo normal, como algo que hace parte de nuestra cultura y a la que nos hemos acostumbrado ya que desde pequeños hemos podido evidenciarlo en nuestras casas. Al hablar de violencia de género no me refiero a violencia y a golpes, la violencia de género no se basa solo en el maltrato físico, aquí también podemos encontrar una estigmatización de los géneros. El hecho como se toma la feminidad y la masculinidad; pues en la primera se toma a la mujer como un sujeto que representa el juicio, delicadeza y debilidad, mientras que en la segunda se toma al hombre como alguien que representa el trabajo, la producción y la fortaleza.

El tema de la sexualidad ha sido un tema tabú o un tema prohibido para nuestra sociedad. A raíz de esta situación, el profesor Luis Miguel Bermúdez Gutiérrez, maestro de biología de la institución educativa distrital Gerardo Paredes ubicado en Suba, diseñó un currículo de educación sexual; tomando como base las problemáticas generadas desde la escuela y aquellas que desde hace mucho tiempo han venido afectando a los jóvenes, pues han sido privados de su derecho a la sexualidad y expuestos a la violencia de género que se ha venido generando a través del tiempo y de nuestra cultura. En este caso tomando el derecho a la sexualidad como una oportunidad y herramienta para prevenir las miles situaciones que se presentan a diario por evitar educarlos en este tema. Dentro de las miles de problemáticas generadas se evidencian la violencia o ideología de género, la deserción escolar, embarazos a temprana edad y abuso sexual y finalmente el rechazo por la orientación sexual.

Otra manera de manera de maltrato o de violencia de género es la simbólica, pues en nuestra sociedad específicamente usamos algunas palabras para ofender a las personas, pero aquellas dependen del género de esta. En este caso como lo hizo el profesor Luis Miguel, tomo como ejemplo el sustantivo “Perra”; el cual es usado para ofender la integridad de una mujer. Pero si ponemos esta palabra en masculino cambia totalmente su sentido, pues el hecho de que a un hombre le digan “perro” es un alago. Esto, porque en la sociedad en que la vivimos las mujeres siempre son las juzgadas. No es lo mismo que una mujer engañe a su esposo a que un esposo engañe a su esposa. Pues en la primera situación la mujer sería gravemente juzgada por la sociedad, mientras que si el hombre lo hace sería algo normal y Finalmente, existe otro factor donde las mujeres también son directamente afectadas, en este caso es la maternidad, pues las mujeres con hijos son más vulnerables a recibir tratos injustos e inadecuados en sus trabajos sin poder decir nada, lamentablemente la presión de tener un trabajo permite que éstas se sometan a este tipo de situaciones solo por conservarlo.

En cuanto a la deserción escolar, podemos decir que es una de las problemáticas que más se presentan dentro de las instituciones educativas; ya que los embarazos a temprana edad son muy frecuentes, especialmente en los colegios y zonas de población con bajos recursos económicos. “En promedio, la educación sexual inicia a partir de los 13 años de edad. Las mujeres que reciben educación sexual se embarazan menos a edades tempranas”. “Los adolescentes no tienen hijos con otros adolescentes, de acuerdo con la información que reporta el DANE, sólo el 0.8 % de los adolescentes tienen relaciones con otros adolescentes”. El restante, 99.2%, tienen hijos con adultos”. Estas situaciones acurren porque los jóvenes no están siendo educados como deben, estos tiene mucha desinformación acerca de este tema, pues como se dijo anteriormente, la educación sexual es un tabú para nuestra sociedad. Esto también se puede evidenciar en las instituciones educativas ya que estas no están implementado nada de esto dentro del currículo. Así como lo nombra el profesor Luis Miguel, Colombia es uno de los países con políticas públicas más avanzadas en Latinoamérica en cuanto a este tema y estas no están siendo ejecutadas por problemas culturales. (Creencias, prejuicios, etc…) Este tipo de situaciones son las que permiten que los jóvenes y niños sean abusados, pues muchos de estos no saben que lo están siendo, en este caso pongo como ejemplo el relato del profesor Luis Miguel, donde anuncia que cuando inició la implementación del proyecto de ciudadanía social en el Colegio Gerardo Paredes, muchos de sus estudiantes hasta ese momento se dieron cuenta que estaban siendo abusados; y esto sucede porque nunca en ninguno de los contextos donde ellos permanecen (hogar – escuela) se les ha informado adecuadamente sobre la sexualidad ya que este tema para muchos es vergonzoso.

Finalmente, abarcando el tema de rechazo por la orientación sexual; es imperativo aclarar que este es uno de los temas que más han resaltado en los medios de comunicación. En este caso podríamos tener como ejemplo el suicidio del estudiante Sergio Urrego, quien se quitó la vida por la presión que ejerció su colegio al saber que él era homosexual. “Familiares y amigos aseguran que Sergio Urrego perdió la vida por la presión en su colegio al conocerse su homosexualidad.” (Revista Semana) El tema de la homosexualidad es un tema que culturalmente no ha logrado ser completamente aceptado; puesto que muchas ideologías y religiones no lo aceptan. Como nombraba inicialmente, este tipo de problemáticas que vivimos a diario especialmente la discriminación son culturales, pues hemos nacido y crecido en una sociedad machista y religiosa donde se obedecen los patrones culturales y los mandatos de la biblia. Con el fin de justificar el rechazo y la discriminación, la sociedad que está en contra de este tipo de orientación sexual, se basa en estos dos temas. En el colegio Gerardo paredes, este tema fue uno de los principales al abordar la investigación ya que según el profesor Luis Miguel, allí se presentaban constantes burlas relacionadas con las sexualidad y el género de los estudiantes; en este caso el docente expone la siguiente situación “Al niño le pusieron esta etiqueta de gay y se pasó el resto de los años tratando de quitársela. Ahí descubrí que en el cambio de primaria a bachillerato ese miedo a que te señalen hace que los niños intenten librarse de la discriminación a través de dos cosas: con violencia y con sexo. En octavo Fulanito embarazó a una niña”. Aunque la anterior cita no está totalmente ligada a la discriminación, podría ser útil para medir la dimensión del rechazo que podría sufrir un estudiante que realmente sea homosexual.

En conclusión y a mi parecer, el rol del docente en la vida de los estudiantes puede llegar a ser altamente influenciable, pues me parece que es importante tener en cuenta que el papel del profesor no es solo ir a dar una clase, es importante pensar en los estudiantes y logara hacer un cambio positivo en ellos. He aquí la pasión y la experiencia; pues si estas no existiesen en nosotros como docentes, nuestra profesión no tendría sentido. En este caso me parece relevante hacer dos citas acerca de estos dos aspectos encontradas en el artículo titulado Experiencia y Pasión y escrito por el profesor Jorge Larrosa. Acerca de la pasión el docente indica que “En la pasión se da una tensión entre libertad y esclavitud en el sentido de que lo que quiere el sujeto pasional es, precisamente, estar cautivado, vivir su cautiverio, su dependencia de aquello que le apasiona. Se da también una tensión entre placer y dolor, entre felicidad y sufrimiento, en el sentido de que el sujeto pasional encuentra su felicidad o, al menos el cumplimiento de su destino, en el padecimiento que su pasión le proporciona. Lo que el sujeto pasional ama es precisamente su propia pasión” respecto a la experiencia este menciona que “La experiencia es lo que nos, o pasa, o lo que nos acontece lo que nos llega. No lo que pasa, o lo que acontece, o lo que llega, sino lo que nos pasa, o nos acontece, o nos llega. Cada día pasan muchas cosas pero, al mismo tiempo, casi nada nos pasa.” Con lo anterior quiero llegar al punto de reconocer todos los factores que nos forman como decentes; ya que si no somos empáticos con nuestros alumnos y no percibimos sus necesidades no tendría sentido nuestra presencia en un aula de clase.

Referencias:

Escrito por
Estudiante de la Cátedra ‘Maestros hacen maestros’ en la Universidad de La Salle.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.