Usted está aquí

Didactica de literatura infantil a partir de una secuencia creativa y lúdica

Un ejercicio implenentado por la docente Marielis Torres, tomando como referente las Fábulas de Tamalameque del escritor Manuel Zapata Olivella.

Febrero 1, 2021

El libro de las “Fábulas de Tamalameque" contiene unas historias secuenciadas con personajes que se pueden transformar de manera lúdica y creativa acompañado de un significativo e impactante escenario que permita a los lectores viajar en su imaginación y tener la capacidad de crear otras estrategias.

Estas secuencias didácticas se realizarían todos los días en un en vivo, también se pueden grabar y compartir con la población directa e indirectamente. 

Se puede trabajar a través de teatro, personajes, monólogos y transformación de la voz. 

Estas secuencias didácticas  le permitan al estudiante mejorar las habilidades de escritura creativa y fortalecer su identidad cultural. 

Esta propuesta proviene de una experiencia significativa vivida en el año 2.020 la cual sería de carácter descriptivo con un enfoque diferencial y formativo en el cual se busca especificar estrategias que puedan mejorar la competencia lectoescritura de los estudiantes de los grados de transición, primero y segundo de la Institución partiendo de las didáctica y lúdica.

Hablar de lectoescritura en la educación inicial es referirse a una capacidad de comunicar las ideas, los recuerdos y los sentimientos. A su vez permite interiorizar y exteriorizar las emociones y los pensamientos. Es importante que en el reinventarse los educadores entiendan el  verdadero valor de la lectoescritura en la educación inicial.

Este escrito se evidencia a partir de la exploración, observación e investigación que se ha venido experimentando en tiempos de pandemia en donde la problemática principal está en la adquisición y desarrollo de las habilidades de la lectoescritura generada por la incorrecta manera de transmitir las clases de lenguaje: el docente, los padres de familia y estudiantes creen que la literatura en la educación inicial es transcribir del tablero o algún libro;  leer del tablero o algún libro, lo cual ha colocado una gran barrera entre el límite de crear nuevas formas de pensar ocasionando una gran dificultad  en el entorno escolar y en la producción de sus propios conocimientos.

A través de las Fábulas de Tamalameque se propicia un nuevo entorno en tiempos de Covid-19 que le permita a los estudiantes, padres de familia y docentes  experimentar desde la casa y la virtualidad momentos de creatividad, innovación e inclusión, lo que los llevará a una libre, sustanciosa, fantástica y significativa imaginación 

El ser humano por naturaleza siempre ha tenido la necesidad de comunicarse, es por esto que la literatura es un recurso para plasmar y explorar pensamientos convirtiéndose en una necesidad que aún hoy seguimos evidenciando a través de estudiantes que le temen a la creación de su propio conocimiento.

Razón por la cual la literatura infantil  en la educación inicial se convierte en una necesidad, responsabilidad  y en el objetivo principal en el entorno escolar.

La literatura infantil sobrepasa las barreras de las reglas gramaticales y también modelos tradicionales. Aquí toca crear hábitos saludables que competen a las capacidades de creatividad y didáctica.

Creemos que el problema sólo radica en los estudiantes pero también debemos aterrizar en la poca capacidad que tenemos los docentes al momento de realizarnos una autoevaluación  debido que a veces estas prácticas pedagógicas generan un resultado de la resistencia de no utilizar nuevas herramientas metodologías generando como evidencia la falta de interés hacia la lectura por parte de los estudiantes. Cabe anotar que si no se realiza una autoevaluación por parte del docente, padres de familia y estudiantes estas dificultades se seguirán presentando en los grados y niveles posteriores.

Experimentar esta narrativa de Manuel Zapata Olivella es transformar la literatura infantil en escenarios lúdicos y didácticos de teatro, audios, proyección de vídeos, títeres con el fin de despertar y motivar a los estudiantes a crear temas de su interés, de su cultura y de su propio conocimiento que es intrínseco. Si se logra esto ya es un avance de poder captar su atención en acciones imaginarias que fortalecen su capacidad de creatividad y desarrollar sus destrezas y habilidades comunicativas y cognitivas.

Fortalecer la literatura infantil de forma correcta en tiempos de pandemia ya es un avance ; como dice Pablo Romero Ibáñez “ Cuando se tiene información se tiene pode; el nuevo poder no es dinero en manos de pocos es conocimiento en manos de todos” y estos conocimientos serían los nuevos saberes personales, culturales y propios de nuestros estudiantes.

Es momento de autoevaluar nuestra manera de despertar motivación por la literatura infantil.

 


Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Docente de Marialabaja Bolívar. Institución educativa San José de Playon.
Promedio: 5 (2 votos)
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.