Usted está aquí

Educar para una mejor sociedad

La sociedad latinoamericana necesita entender que cada día es más urgente un nuevo enfoque en los modelos educativos, los que tenemos ya no son válidos; están caducos.

Marzo 24, 2022

Ya es hora de erradicar políticas tradicionales que solamente van hacia una cobertura de cantidad de estudiantes y no de calidad de educación, de ahí, que no brinde niveles satisfactorios y mucho menos promueva la equidad e igualdad de oportunidades, es por esto; que la calidad de vida en Latinoamérica es paupérrima; debido a que éstas: calidad educativa y calidad de vida son excepcionales, depende de donde se provenga y donde se estudie, no hay una conciencia genuina de la educación como derecho y mucho menos del bienestar como pilar de la sociedad.

Cuando como sociedad somos capaces de entender que la educación es un derecho fundamental, que es la clave para forjar un país y cuando es valorada por su rol crucial en el desarrollo humano; estamos comprendiendo que todo se trata de un conjunto social.

Una de las claves para construir una educación de calidad para una mejor sociedad es tomar la educación como un todo, la cual se lleve a cabo desde un proceso holístico, del cual todos: familia, líderes educativos, maestros y estudiantes hacemos parte como piezas de engranaje. 

La prosperidad de una sociedad se mide por sus niveles educativos, y partiendo de ese punto, Latinoamérica tiene mucho y todo por hacer; es por ello la urgencia de un nuevo diseño curricular, donde se incluyan asignaturas tales como: competencia cultural, interacción y autoexpresión; multiculturalidad, competencias TIC, competencias en la vida laboral y espíritu empresarial, participación y construcción de un futuro sostenible. 

Además, ofrecer competencias transversales en cada asignatura, como: autocuidado, estrategias de aprendizaje, comunicación asertiva, compresión lectora en diferentes soportes, desarrollo de la habilidad de emprendimiento, competencias ciudadanas y democracia y gestión de la información y nuevas tecnologías, todo esto llevado a que la educación es experiencial, debe ser significativa y ofrecer diferentes alternativas para lograr los objetivos propuestos.

Desde esta propuesta, se generaría una guía flexible y adaptable de modelo educativo que responda a las necesidades de cada contexto, de la sociedad y del ser humano; una educación que tenga genuinamente una conciencia de bienestar, que sea sinónimo de calidad de vida, y, ante todo, que sea transformadora del ser humano, que sea capaz de cambiar una mentalidad de competencia por una de colaboración y sana convivencia.

Finalmente, siempre es gratificante saber que somos más los que queremos un cambio para una mejor sociedad, que estamos dispuestos a trabajar por ella y convencidos que una educación de calidad, una educación para la vida es la clave. No es inmediato, pero debemos empezar YA.

 


Imagen Katerina Holmes en Pexels

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Asesora académica con amplia experiencia en la coordinación en el área de bilingüismo, dirección de proyectos educativos y diseño curricular.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.