Usted está aquí

El aprendizaje de la lectura y escritura sucede en la escuela y también en casa

En este texto el autor asegura que encontrará el porqué y cómo potenciar el proceso de enseñanza y aprendizaje de la lectura y la escritura en medio de la pandemia.

Febrero 21, 2021

En su asamblea de 1966, la UNESCO decretó el 8 de septiembre como el día internacional de la alfabetización, el cual se celebra anualmente desde 1967, como parte del compromiso de gobiernos con erradicar el analfabetismo. Para la celebración de 2020, UNESCO ha definido el foco de esta celebración como la “enseñanza de la alfabetización y el aprendizaje durante y después de la crisis de la COVID-19, y especialmente en el papel de los docentes y la evolución de las pedagogías en la lectoescritura dirigidas tanto a los jóvenes como a los adultos”.

En América Latina y el Caribe (ALC) el cierre de escuelas ha dejado a más de 156 millones de estudiantes sin la posibilidad de recibir clases de manera presencial, lo que dificulta aún más la enseñanza de la lectura y la escritura. Esta situación se presenta en un momento en el que la región ya evidenciaba una ineficiencia para asegurar el aprendizaje en lectura y escritura.

Año tras año, las pruebas estandarizadas revelan esta realidad: el 40% de los estudiantes de tercer grado en ALC no entienden lo que leen, y esta situación es aún más alarmante en la secundaria, dado que el 51% de los jóvenes de 15 años en la región alcanzan niveles mínimos de rendimiento de lectura. Además, las pruebas revelan preocupantes brechas de aprendizaje entre distintos niveles socioeconómicos. El 19% de los estudiantes de tercer grado del quintil socioeconómico más alto no comprenden lo que leen, comparado con un 51% del quintil más vulnerable. Esta desigualdad exacerba los impactos que esta crisis tiene sobre las poblaciones más vulnerables, siendo estas las que tienen menos acceso a las herramientas necesarias para la educación a distancia.

Dedicar esfuerzos para mejorar los niveles de lectura y escritura es fundamental, ya que las bajas competencias en lectura impactan la progresión académica efectiva de los niños y niñas, causando reprobación, repetición e incluso el abandono escolar. A los jóvenes, les limita las oportunidades de terminar la secundaria, acceder a la educación terciaria y/o tener una transición efectiva al mercado laboral. La capacidad de leer y comprender lo que leemos es una de las habilidades más fundamentales que podemos lograr. En la vida adulta, mayores niveles de competencias lectoras están asociados con: (1) una mayor probabilidad de tener empleo y gozar de mejores salarios, (2) gozar de un mejor estado de salud, (3) sentir un mayor nivel de confianza personal, y (4) participar más activamente en la vida social y política. Y, en materia de desarrollo económico y social, mayores competencias y habilidades lectoras (y matemáticas) han sido asociadas a mayores niveles de crecimiento económico.

Para mejorar los niveles de lectura de los estudiantes, los sistemas educativos deben apoyar a los docentes con materiales de aula para la enseñanza de la lectura y escritura, así como con escenarios de formación y acompañamiento. Los materiales que se utilicen deben desarrollar las habilidades fundantes para enseñar a leer y escribir. Dentro de estas habilidades están el desarrollo de: la conciencia fonológica, que es la habilidad de percibir y manipular los sonidos del idioma, y del principio alfabético, que es la habilidad de asociar el sonido con el nombre y la forma de las letras.

Aprendamos Todos a Leer, iniciativa del BID para la enseñanza de la lectura y escritura inicial, busca asegurar que todos los niños y niñas aprendan a leer y a escribir y se basa en desarrollar estas habilidades fundamentales para ayudarlos a decodificar – aprender a leer las palabras. En la región hay otros programas similares que comienzan a mostrar resultados exitosos: el Plan Leo Primero de Chile o De Lectores a líderes de Honduras.

Además de tomar acciones para que programas como estos lleguen a los docentes de los primeros grados escolares se pueden promover actividades y ejercicios sencillos en casa que pueden realizar los padres o los docentes, especialmente dada la coyuntura de la educación a distancia. Una actividad que se puede realizar es alargar los sonidos para que los niños los puedan identificar. Por ejemplo, decir saaaal y preguntarle a los niños y niñas ¿Cuál es el sonido que está en medio? Otra posible actividad es buscar en la casa objetos que empiecen o que terminen con el sonido que están trabajando. Por ejemplo, en la cocina hay una… eee-stufa, un eee-stante, una eee-scalera. En el dormitorio hay una cam-aaa, sill-aaa, almohad-aaa.

Adicional a esto, es importante leerle en voz alta a los niños y niñas en edad de preescolar y primer grado. Mediante la lectura oral, los niños y niñas escuchan y adquieren vocabulario nuevo, por lo que amplían su vocabulario, logrando formar nuevos conceptos y equivalencias. Es importante buscar que los niños tengan interacción diaria con la lectura, sea que le lean los padres o se conecten de alguna forma con el docente para leer. La lectura oral diaria desarrolla la imaginación, pues los niños se desconectan de su mundo real durante la lectura y entran al mundo del escritor, de los personajes y los tiempos y lugares que se narran. Durante la lectura, identificar palabras nuevas, explicar su significado, utilizar sinónimos y hacer frases utilizándolas, es una forma efectiva de ampliar el vocabulario. Actividades como éstas ayudarán a que no se pierda el proceso de aprendizaje de lectura y escritura en este momento de educación a distancia o en el nuevo modelo de educación híbrida que empezarán a implementar los países de la región.

Esta pandemia, sin duda nos ha traído una crisis y un reto adicional para mejorar los niveles de lectura y escritura. Sin embargo, también se nos presenta una oportunidad única para reformar nuestros sistemas educativos y repensar la manera cómo estamos enseñando a leer y a escribir. Esperemos que esta pandemia nos lleve a reflexionar y a ofrecer finalmente a las futuras generaciones la educación de calidad a la que tienen derecho y que se merecen. (…)

Contenido publicado originalmente en el Blog IADB del BID bajo licencia Creative Commons.

 


Imagen freepik.es

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Especialista sénior en educación.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Jesús Samuel Orozco Tróchez
Gran Maestro Premio Compartir 2005
Senté las bases firmes para construir una nueva escuela rural donde antes solo había tierra árida y conocimientos perdidos.