Usted está aquí

El aula invertida en la virtualidad

Esta modalidad permite que los participantes puedan compartir lo preparado previamente, lo que ya se había determinado que se haría fuera del aula.

Septiembre 8, 2020

Una de las estrategias pedagógicas que ha tomado mucha más fuerza en este período de aprendizaje en casa, es el Aula Invertida (en inglés, flipped classroom), una modalidad de aprendizaje semipresencial o mixto.

El término “aprendizaje mixto” es la traducción de Blended learning (B-Learning) o Aprendizaje Combinado es un programa de educación (formal o informal) que articula los medios digitales en línea con las dinámicas tradicionales del aula. Requiere la presencialidad tanto del docente como del estudiante, así como de la interacción y buen uso de herramientas tecnológicas a distancia.

En el Aula Invertida el estudiante está en el centro del proceso de formación, se transforma el aula en un lugar colaborativo y de aprendizaje activo, el papel del profesor es mucho más orientado a facilitar y guiar el proceso de aprendizaje, pero también el de un curador de contenidos que puede ser presentado a través de lecturas, videos, infografías y otros recursos, para ser consultados fuera del salón de clase.

Es así como los momentos de la sesión se optimiza y la clase se vuelve más activa, los estudiantes trabajan en colaboración para aplicar lo aprendido en la resolución de problemas o en la realización de proyectos, implementando una experiencia de aprendizaje más significativo.

En la virtualidad el aula invertida, desde un modo síncrono (tiempo real o live), permite que los participantes que van a estar conectados al mismo tiempo en una sesión a través de una plataforma, puedan compartir lo preparado previamente, lo que ya se había determinado que se haría fuera del aula, continúa estando fuera del aula.

Mientras que, en lo asincrónico, ese ejercicio previo, debe ser usado para crear cercanía, negociar, tomar decisiones, hacer lluvia de ideas, dar inicio a un proyecto, resolver dudas de manera más inmediata, revisando lo que continúa dentro del proceso enseñanza-aprendizaje.

Es fundamental que el docente alinee el proceso de aprendizaje con el contenido. Es decir que se haga un circuito de aprendizaje donde se aprende cómo hacer algo a través del ejercicio mismo y la virtualidad brinda todas las posibilidades.

 


Imagen Freepik.es

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Bloguero invitado
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Jaqueline Cruz Huertas
Gran Maestra Premio Compartir 2000
Es necesario entablar una amistad verdadera entre los números y los alumnos, presentando las matemáticas como parte importante de sus vidas.