Usted está aquí

El criterio del conocimiento disciplinar de un maestro no se puede descuidar

Una de las características del magisterio colombiano es que casi todos sus integrantes son normalistas superiores y/o profesionales.

Noviembre 22, 2018

Uno de tantos criterios que definen a un buen maestro es el conocimiento disciplinar del área de trabajo del profesor. Este se adquiere en las Normales Superiores y/o en las universidades, adelantando una carrera universitaria, es decir una licenciatura u otra profesión que genere los conocimientos necesarios para direccionar un trabajo con estudiantes en el salón de clases.

Hoy en día, son pocas las áreas que no cuentan con carreras universitarias en las cuales se puedan adelantar estudios sobre las mismas. Tal vez puedo mencionar el caso de algunas artes y/o materias técnicas en las cuales prima más la experiencia que los estudios formales para obtener las habilidades y conocimientos necesarios para el desempeño de la labor.

Estos casos, en un colegio, por ejemplo, son poco frecuentes de encontrar, ya que una de las características del magisterio colombiano es que casi todos sus integrantes son normalistas y/o profesionales.

Sin embargo, lo que sí es común encontrar, es maestros que, sin el conocimiento disciplinar, trabajan en los salones de clase con niños y jóvenes en formación, situación que se da por múltiples factores: el que no había maestro para determinada asignatura y le asignan la misma a cualquiera que esté disponible, porque era la única vacante que había en ese colegio y el maestro quería esa ubicación, porque el ingreso al escalafón permite que cualquier profesional ingrese al magisterio y/o escasos conocimientos disciplinarios adquiridos en las facultad o en la universidad.

Por eso es muy importante que los directivos docentes y, en especial, los rectores, tengan en cuenta el criterio del conocimiento disciplinar a la hora de asignarle la carga académica a un maestro, pues no cualquiera puede hacerlo y, de otra parte, el maestro, cuando le asignan su carga, también deber ser consciente de manifestar su incompetencia dada la carencia de dicho conocimiento. Todo esto por el bien de los estudiantes.

Es así como, por ejemplo, ubicar maestros en preescolar, sin el conocimiento adecuado para brindarle el aprestamiento a los niños que tiene a su cargo, puede ser nefasto para ellos y es que si en algo hay consenso mundial es que los únicos maestros que no pueden ser reemplazados por otros profesionales son los maestros de preescolar, quienes reciben una formación pedagógica para que sus aprendices adquieran las competencias que le permitirán obtener conocimientos significativos para toda la vida.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Abogado, con especialización en opinión pública y mercadeo político y Magíster en Educación.
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Henry Alberto Berrio Zapata
Gran Maestro Premio Compartir 2007
Empaqué en el equipaje de viaje de los estudiantes la herramienta más importante para cualquier destino: los argumentos.