Usted está aquí

El ejercicio, como la bicicleta, aumenta la concentración de los estudiantes

Una investigación ha demostrado que la actividad física provoca incrementos tanto del bienestar psicológico como de la función cognitiva.

Mayo 17, 2022

Las clases de educación física debería ubicarse justo antes de las asignaturas que requieren una mayor concentración y atención, como matemáticas, filosofía, español, física o química, porque el ejercicio moderado potencia la funciones cognitivas.

Así se desprende de un estudio científico en estudiantes adolescentes, de 13 a 17 años, que realizó el Centro de Investigación del Deporte (CID) de la Universidad Miguel Hernández de Elche, en Alicante, España.

De acuerdo con un comunicado del claustro educativo, desde el punto de vista cognitivo se ha demostrado que la actividad física provoca aumentos tanto del bienestar psicológico como de la función cognitiva, aunque se desconoce con detalle qué intensidades de ejercicio son las idóneas para alcanzar estas mejoras.

Por ejemplo, si miráramos con detenimiento un deporte como el ciclismo, la capacidad de entrega que necesita un estudiante se vería reflejado en la función cognitiva de su día a día académica. Sin importar cuál sea el insumo que se use dentro o fuera del aula de clases: pueden ser bicicletas Berria o bicicletas KTM, la importancia está en el ejercicio desarrollado. Incluso, se habla del uso de una bicicleta eléctrica plegable, la cual, aunque no tenga tanto desarrollo de ejercicio, sí ayuda ostensiblemente en el desarrollo psicológico.

De hecho, en el estudio mencionado anteriormente, se ha analizado el efecto del deporte en los adolescentes y el resultado es que la actividad física "moderada", que habitualmente se desarrolla en el área de educación física en las instituciones educativas, provoca una capacidad de concentración diferente y especial en la hora inmediatamente posterior.

Quienes desarrollaron la investigación, se cuestionan si es necesario replantear las bondades de programar las sesiones de educación física en los colegios, justo en los momentos previos a las asignaturas en las que las directivas quieren aprovechar los efectos positivos en funciones cognitivas como el control inhibitorio y la atención. Algo que vendría muy bien para clases que conlleven operaciones numéricas o recordación de citas textuales.

Es más, desde el CID aseguran que debería situarse justo antes de asignaturas que requieran cálculo mental (como las matemáticas) o que conlleven un alto grado de concentración y atención (filosofía, lengua, física o química) y más separadas de las clases que requieran creatividad (como artes plásticas o artísticas).

La mejora del rendimiento en concentración y atención debería desembocar, en opinión de los científicos del CID-UMH, en un aumento de las horas lectivas de educación física. Algo que en algunos centros formativos jamás se ha imaginado.

Esta visión de las clases deportivas en las instituciones formativas, el estudio contradice la tradicional "inclinación" de muchos rectores con el ideal de situar la asignatura deportiva en las horas finales de la jornada, con el argumento de que el cansancio físico perjudica la capacidad de seguir las explicaciones de las clases consideradas más exigentes.

El informe cierra con un consejo bastante válido: es necesario revisar y conocer cuál es la dosis más adecuada de ejercicio para que la actividad física no sea contraproducente.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Comunicador social y periodista.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Luis Fernando Burgos
Gran Maestro Premio Compartir 2001
Revivo los mitos y leyendas para invitar a los duendes a guiar procesos de investigación.