Usted está aquí

El maestro en la modernidad

Una mirada a la docencia en tiempos de cambio.

Julio 5, 2017

En la actualidad el ser maestro se ha convertido en una de las vocaciones más desafiantes del siglo XXI y esto se debe a  las innumerables transformaciones que se están presentando en las aulas de clase. La tecnología y la cultura han revolucionado la educación, lo que implica un desafío constante para los profesores con el fin de formar reconociendo la individualidad de cada niño o joven.

Los docentes deben adentrarse a esa mágica modernidad que se les está presentando en su cotidianidad a través de sus alumnos, siendo así la creatividad uno de los factores más decisivos en la educación de los niños en la actualidad, el cual los maestros deben desprenderse de lo tradicional, modificar su forma de enseñar y evaluar para así incorporar las nuevas tecnología a su aula de clase, siendo este uno de los desarrollos más grandes del mundo y el cual los niños y jóvenes concentran toda su atención; a raíz de eso el maestro debe involucrarse con el estudiante brindarle confianza y motivación para que se sienta seguro de la educación que le están dando.

El sujeto debe ser un profesional comprometido con su vocación, innovador, investigador, interdisciplinario e integrador, debe impactar en la vida de sus alumnos, actualizar constantemente sus conocimientos, debe atender a la diversidad de sus alumnos, debe acompañar a sus estudiantes en su proceso académico, personal y social para así generar en ellos una estimulación activa para que su respuesta pueda ser apropiada y sobre todo enfocarse en formar ciudadanos integrales.

Para concluir el maestro de hoy debe moldearse a los cambios que se dan en el aula, tolerar y controlar sus estados de ánimos, corregir a sus pupilos por medio del diálogo, entenderlos, conocerlos, preguntar por su día, por su estado de ánimo, recordar las fechas especiales, no perder la noción de lo que está haciendo, estar concentrado en lo que hace, controlar el tiempo sin perder de vista la creatividad, producción e innovación de sus alumnos, dejar la tarea para último momento, ser flexible, mantener un currículo diverso e inclusivo, modificar los puestos, crear ambientes divertidos, motivarlos a realizar las cosas, no evaluarlos de la misma manera, promover la paz, pero sobre todo estimularlos a que descubran sus  habilidades y destrezas para que sean felices.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Estudiante del III semestre Del programa de formación complementaria en la I.E.D Escuela Normal Superior María Auxiliadora de Santa Marta
No hay votos aun
Estadísticas: .
Martial Heriberto Rosado Acosta
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Sembré una semilla en la tierra de cada estudiante para que florecieran los frutos del trabajo campesino en el campo que los vio nacer