Usted está aquí

El que aprende jugando aprende dos veces: una para la vida y otra para su satisfacción personal

¿Qué son y cómo se han venido desarrollando los juegos recreativos tradicionales de la calle? Conózcalo en este texto. 

Abril 17, 2019

Lo que se ha denominado en este proceso de realización e investigación como juegos recreativos tradicionales de la calle, no es más que todas aquellas manifestaciones lúdicas (juegos y juguetes) inventados por la humanidad a través de las diferentes épocas histórica y diferentes orígenes, llevadas por comunidades y expediciones a otras culturas del contexto mundial, convirtiéndolas en expresiones lúdicas universales.

Por iniciativa del educador José Humberto Gómez, con la Comunidad Educativa de Caldas, Antioquia, la Administración Municipal, entidades oficiales, privadas y líderes del contexto local, departamental y nacional, desde 1981, se ha institucionalizado ininterrumpidamente esta actividad. Dada la inmensa acogida que han tenido estos Juegos, no solo en el municipios de Caldas, Antioquia, sino en algunas regiones del territorio colombiano.

El municipio de Caldas, Antioquia, Colombia, viene reivindicando desde sus primeros años de fundación, 1848, esta manifestación lúdica tradicional que hoy hace parte de la identidad cultural de la población y del país, traída por comunidades foráneas en la época de la Colonia ampliando su práctica de generación en generación hasta el presente.

Se pretende reivindicar desde estas líneas el protagonismo de los Juegos y Juguetes Tradicionales de la Calle, como los ha denominado el autor, practicados por las diferentes generaciones del mundo hasta el presente, y que se han convertido en la máxima expresión lúdica de las diferentes culturas del mundo.

Los Juegos Recreativos Tradicionales son obra de la sabiduría de los pueblos, son creación del deseo de la vida de muchos hombres, mujeres, niños y niñas que día a día han ido conociendo captando la belleza y el encanto de la vida, abrazándola en acciones lúdicas. Estos Juegos símbolo de vida y largos momentos de convivencia han reivindicado la calidad de vivir más libre lúdicamente. Es encantador encontrar en sus expresiones letras, canciones elementos propios de la época donde surgieron, de guerra, hambre, orfandad. Los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, son juegos típicos de cada país y al mismo tiempo se convierten en patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, por ser manifestaciones que van de generación en generación.

Expresiones aparentemente tan simples y espontáneas se han convertido en verdadera fortaleza para la reivindicación de nuestra identidad cultural, hoy por hoy tan olvidada por nuestros niños y jóvenes y tan añoradas por nuestros antepasados:

Desde 1981 se inicia la institucionalidad de los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle; es decir, fecha en la que la Comunidad Caldeña, se congrega para dar inicio de manera libre, espontánea, democrática y colectiva la realización de lo que hoy llamamos: Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, tales, como: trompo, yoyo, balero o pirinola. catapiz, cien pies, cometa, lazo, cuerda, rueda o aro, carros esferados, zancos, bolas o canicas y patineta.

Así se dio inicio a esta gran manifestación lúdica tradicional universal que, desde hace treinta y siete años ininterrumpidamente, se viene realizando con la comunidad local, e invitados del ámbito departamental, nacional e internacional, la asistencia de estas comunidades, en especial de los países de Honduras, Panamá, Venezuela, Argentina, Perú, Ecuador, Chile, Brasil y Japón han fortalecido la participación, el entusiasmo y la organización; pues en la actualidad se cuenta con el Acuerdo Municipal No 065 del tres de agosto del 2004 y su Decreto Reglamentario No 0019 de enero 31 del 2007, quien describe la estructura organizativa emanado del Honorable Concejo Municipal, que legitima la realización de esta manifestación lúdica con contundencia en su funcionalidad, complementado por el manual de convivencia, el reglamento de los Juegos y un grupo de jóvenes que conforman el Colegio de Jueces que se encargan de hacer el juzgamiento de los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, en sus diferentes concursos de los juegos descritos anteriormente.

Metodología y fechas de realización

Los juegos realizaran en tres etapas:

  • Evento Académico: temática afines con los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, preámbulo a los JRTC, desde lo histórico, pedagógico, cultural, humano.
  • Fase Municipal: se realiza a mediados del mes mayo y participan delegaciones solo del ámbito local: Instituciones Educativas, y organizaciones barriales y culturales.
  • Fase Nacional: participan las delegaciones de Caldas que clasificaron en la fase Municipal y delegaciones invitadas del ámbito departamental, nacional e internacional, finales de mayo y primeros días de junio de cada año. 

Etapa teórica:

Tiene como base la sustentación teórica de los siguientes contenidos:

  • Referencia histórica de los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle.
  • Los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, una Herramienta Pedagógica.
  • Los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, elemento reivindicador de

Valores base para la convivencia ciudadana.

  • Los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, educación permanente para el uso constructivo del Tiempo Libre.
  • Los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, un medio eficaz para el desarrollo de la creatividad
  • Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, Un Medio para conservar y proteger la identidad cultural de los pueblos

Etapa práctica:

Proceso por el cual se materializará los contenidos metodológicos, a través de las siguientes fases:

  • Fase de Socialización e información: proceso por el cual se le informa a la comunidad acerca de la realización de los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle.
  • Fase de Familiarización y Ambientación: mediante acciones lúdicas: juegos, dinámicas y técnicas grupales motivar y ambientar a los participantes para una mejor integración en el proceso a realizar.
  • Fase de Diseño: acción mediante cual los participantes diseñaran, con tiza, lápiz, plastilina, en el piso o papel, el juego o juguete que más tarde elaboran con el material seleccionado.
  • Fase de Construcción: seleccionado el material los participantes individual o colectivamente construirán el juego o juguete diseñado en la fase anterior.
  • Fase de Disfrute: culminado el proceso de construcción, los participantes individual o colectivamente probaran y disfrutarán el juego o juguete construido.
  • Fase de Seguimiento, Control y evaluación: esta se aplicará al concluir cada una de las fases planeadas, con el fin de hacer los correctivos pertinentes

Estas vivencias lúdicas tradicionales son el producto del que hacer lúdico-cultural que las diferentes etnias han construido hasta el presente, y que por situaciones aculturales; es decir, la influencia de los nuevos avances tecnológicos en el quehacer humanístico ha sido enajenada, produciendo un impacto decadente en la expresión cultural tradicional de nuestros pobladores.

Los Juegos Recreativos Tradicionales de la Calle, son una herramienta pedagógica para el profesor y el estudiante en la estrategia enseñanza aprendizaje porque permite el acercamiento al otro, son una escuela de convivencia, en la comunidad educativa, a través de la puesta en acción de esta manifestación, se pretende vivenciar la importancia que el juego y el juguete tradicional han tenido no solo en la práctica lúdica, sino, en la aplicación de estrategias pedagógicas articuladas al currículo, que permita a toda la comunidad educativa el conocimiento de la expresión cultural, dinamizándola por medio de los diferentes proyectos que la escuela realiza, a la vez que permite fortalecer y reivindicar la Memoria Cultural.

La Escuela como Centro de Desarrollo Cultural de la Comunidad, es la indicada para poner en práctica acciones que conlleven a la preservación y salvaguardia de la identidad cultural de la comunidad. Por lo tanto, el juego y el juguete tradicional, son un producto del desarrollo social de la humanidad. Son el resultado social, tanto por su origen, su contenido, como por su significado. El papel de los educadores ante el juego y el juguete tradicional, al igual que en el contexto familiar, es de motivar orientar la práctica de ellos, la escuela es uno de los contextos donde surgen de manera espontánea a la actividad lúdica.

La Importancia y el valor del juego y del juguete tradicional en la vida moderna, no radica en lo viejo por lo viejo ni en lo sentimental, fundamentalmente tienen vigencia por el valor humanístico que encarnan al practicarse de generación en generación construyendo, codificando sentimientos y vivencias cotidianas básicos en la construcción de la memoria e identidad cultural de los pueblos del mundo.

Cuando nos referimos a los Juegos y Juguetes Tradicionales, pensamos en todas aquellas expresiones lúdicas que el ser humano ha visionado, construido, evidenciado y codificado en épocas remotas y que hoy tienen validez como expresiones reivindicadoras de valores, convivencias y calidad humana. Son manifestaciones que aparecen en diferentes momentos y épocas del año, unas con más arraigo que otras, pero que perduran en la memoria cultural de las comunidades. El juego y juguete tradicional guardan la producción espiritual y el alimento vitaminizador de la vida de un pueblo.

Estos juegos existen en todas las culturas del mundo, a pesar de tener su origen en su mayoría en la cultura asiática, siendo China, Japón, África, India y algunos de Europa, identificados estos continentes como los máximos exponentes de esta creación humana, con diferencias en la forma de jugarlo o llamarlo, su esencia y su riqueza lúdica, educativa y natural permanece en la memoria de cada persona. Al indagar por sus orígenes, surgen de la combinación de elementos culturales de su respectiva época, encontrando contenidos mágicos y religiosos ligados a los dioses, es decir, estos juegos no eran ni son simple pasatiempo.

Algunos estudiosos del comportamiento de la especie humana afirman que por su intensidad y acogida “pareciera que estos juegos fuesen contemporáneos a las sociedades”, pues toda comunidad mantiene viva esta expresión lúdica.

Los juegos y juguetes tradicionales han corrido el riesgo de desaparecer en las ciudades más industrializadas debido a las ofertas de juegos y juguetes electrónicos y mecánicos que la industria lanza al mercado. Sin embargo, estos han resistido a todas las artimañas, embelecos del mercantilismo y el consumismo, conservando la magia que maravilló al hombre común y corriente, incluso a hombres de la talla de Homero, Virgilio,  Goya y Albert Einstein.

El filósofo e investigador Gabriel Weiz, en su obra “El Juego Viviente”, hace una comparación entre el juguete tradicional y el juguete electrónico, cuando dice: “el campo de los juguetes electrónicos conlleva a una suavidad lúdica de actitud bélica, condicionando a los individuos al inofensivo ambiente de botones y palancas, y esbozando, por tanto, las consecuencias reales de una destrucción jamás contemplada en la historia de la humanidad. La diferencia que hay entre el juguete tradicional y el juguete electrónico es de contenido y forma, pues mientras que en el primero el dueño es el codificador de su propia obra, en el segundo la persona es simplemente un consumidor de lo que otro ha codificado, pasando a ser un simple espectador y operador de palancas.

 


Imagen de Steve Riot en Pixabay

Escrito por
Educador colombiano.
No hay votos aun
Estadísticas: .