Usted está aquí

El saber pedagógico, un oficio que ayuda a estructurar nuestro modo de ver la escuela

Es el profesor o maestro quien decide qué es lo propio o qué aporte de las disciplinas es pertinente y relevante en su quehacer cotidiano.

Febrero 28, 2019

El saber pedagógico como exclusivo del maestro, es visto como ese aprendizaje constante del oficio de enseñar que se da a través de la reflexión individual que realiza sobre su práctica (experiencia) de la labor, que ayuda no solo a generar nuevos conocimientos, sino a su vez, enriquecerlos de tal forma que fomente la ampliación de nuevos horizontes e ideas para al momento de resolver problemas en la humanidad.

Un ejemplo de ello, es el profesor Carlos Humberto Motta que vio en “la música: un camino pedagógico desde la escuela, como medio para el desarrollo integral de los educandos de la I.E.D Guillermo León Valencia”, nuevas formas de llevar a cabo una clase, con el fin de generar resultados individuales en cada estudiante, por medio de su especialización que es la música, debido a que esta ayuda a crear en ellos disciplina y una formación integral individual.

Como bien lo dice (Tezanos, 2007) “en la constitución de saber, los oficiantes de la profesión conocen para transformar” y “ el saber pedagógico que construyen en la reflexión sistemática sobre su práctica cotidiana del enseñar, en consecuencia, es ese saber el que marca el camino de la profesionalización docente” pues es el profesor o maestro quien decide qué es lo propio o qué aporte de la psicología o la antropología o la sociología o cualquier otra disciplina es pertinente y relevante en su quehacer cotidiano. (pág. 12- 14).

Lo anterior, es una oportunidad relevante de fomentar una forma de educar de manera distinta a la tradicional, cosa que muchas de las generaciones pasadas no tuvimos la oportunidad, porque cuántos no hubiésemos deseado tener un aprendizaje distinto en el que no nos viéramos ligados solo a crear nuevos conocimientos por medio de guías. Además de esto, esta didáctica no solo ayuda a enseñar de otra manera, sino que creó bases para que el estudiante aprendiera por sí mismo, ya que cada uno se desempeña en un solo instrumento y TODOS sin excepción alguna, se queda sin aprender a tocar un instrumento.

Sin embargo, a pesar de que el saber pedagógico también es visto como una práctica discursiva, no significa que debe dejar a un lado la escritura, debido a que es “uno de los procesos claves en el proceso de construcción del saber pedagógico que otorga condición de existencia de este y cambios a la producción del saber que fundamenta y da sentido al oficio de enseñar” (pág. 17-18).

Finalmente, se puede decir que el profesor Carlos Humberto Motta dentro de su sencillez y humildad que lo caracteriza como ser humano es un modelo a seguir para mi futuro como profesora, ya que más allá de enseñar de forma técnica, es ese profesor capaz de crear sus propias metodologías que lo hacen crecer y transformar su práctica, a través de ese saber musical que lo identifica y ayuda a generar en los jóvenes nuevas visiones de mundo.

Referencias:

  • Tezanos, A. d. (2007). Oficio de enseñar- saber pedagógico: la relación fundante, Colombia.

 


Foto por STEMShare NSW en Unsplash

Escrito por
No hay votos aun
Estadísticas: .
Sandra Cecilia Suárez García
Gran Maestra Premio Compartir 2013
El cuerpo habla y la danza puede ser el camino para la exploración del ser y el medio para liberar las palabras que se encuentran encadenadas.