Usted está aquí

El ser del hacer

De poco sirve encontrar un maestro capaz de evolucionar la techné junto con sus etapas de experiencia, si este encuentra en su quehacer docente, un mero tecnicismo de aplicación. 

Septiembre 21, 2018

Entender lo establecido por Aristóteles al realizar una diferencia fundacional entre techné y experiencia; Donde "la techné es un juicio unitario y universal nacido del conjunto de nociones empíricas y la experiencia es el conjunto de muchos recuerdos acumulados", no solo direcciona, de forma clara, la perspectiva de un maestro consciente, sino también motiva y promueve las variables principales a la hora de la realización docente.

Estas variables que jerarquizadas o asimiladas de forma óptima permite al hacer pedagógico fundamentarse y estructurarse en condiciones óptimas para su realización. Sin embargo, se hace necesario el comprender que la techné y la experiencia son una articulación conjunta, la cual para un buen funcionamiento de ambas es necesario una codependencia adecuada.

Esto implica que el hablar de la techné no discrimina a la experiencia. Por el contrario, es la experiencia el gran elemento que termina de potencializar la techné. Es pues de este modo que el eje fundamental para la realización de un ejercicio educativo profesional nace de la realización de un ejercicio de enseñar sumado a un saber pedagógico. De modo que parta de su perfecta techné y que a su vez logre una propiedad de solidos conjuntos de experiencias.

Ahora, visualizando al maestro en su condición como artesano, donde su capacidad de reinventarse es la principal característica para su comparación, se logra ver reflejada el paralelismo entre techné y experiencia como ejes fundamentales para un ejercicio educativo profesional.

El artesano dará de si un objeto "semejante y diferente a otro que surja de las manos de este mismo artesano". Esto implica que, aunque el artesano sea el reflejo de un conjunto común de conocimientos, su aplicación varía dependiendo el objeto al que se encuentre, este artesano, enfocado en cada momento de su realización.

De igual manera sucede con el maestro. Este deberá entregar de si una enseñanza que mantenga lo sobresaliente de su ejercicio (conocimiento y practica) y que a su vez le permita replantearse el desarrollo de ejercicio a fin de entregar un objeto semejante y diferentes a la vez.

El mantener una acción educativa en constante evolución junto con momentos de experiencia y techné permite un constante crecimiento del maestro. Retomando el valor real de su existir y de su labor como artesano social.

Mencionado lo anterior, los retos de hoy en la escuela nacen de la demanda permanente de cambio. Dado que las sociedades atraviesan por un cambio constante a medida que los tiempos avanzan, es primordial una constante evolución capaz de perfeccionar al maestro, de modo que, al hacer alusión a lo que profesionalidad llame, esto solo sea el reflejo esta evolución.

Es de este modo que, esta condición da seguridad a la continuidad de su labor social y a su realización individual. Y si bien esto es cierto que las prioridades del maestro giran a un perfeccionamiento constante de él cómo persona, como portador del saber pedagógico y como encargado del oficio de enseñar.

El maestro no puede olvidar que “la escuela debe enseñar todo a todos, incluyéndolo a él”. De poco sirve encontrar un maestro capaz de evolucionar la techné junto con sus etapas de experiencia, si este encuentra en su quehacer docente, un mero tecnicismo de aplicación.

El Evolucionar del maestro va desde los aspectos epistémicos, de su perfeccionamiento de vivenciales y sobre todo de su capacidad de crecimiento personal

De este modo, y como conclusión, el lograr entender los planteamientos de Aristóteles, su desarrollo de la techné y la experiencia; aplicados de forma directa a la realización del docente, de entrada, permite entender que un maestro no es un simple transmisor de conocimientos o un mediador del mundo.

El maestro es todo un desarrollo de conocimientos y vivencias que, al ser unidas con un perfeccionamiento humano, permite, de cara a un desarrollo social, encontrar la base fundamental para lograr la verdadera utopía humanística en la que todo ser humano sueña vivir.

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Carlos Enrique Sánchez Santamaria
Gran Maestro Premio Compartir 2011
Con el apoyo de las tecnologías logré que los estudiantes convirtieran el pasado de exclusión que vivió éste municipio lazareto en un pretexto para investigar, conocer la historia y conectarnos con el mundo.