Usted está aquí

El ‘Sí’ de los maestros

Los maestros viven desde sus aulas las consecuencias de la violencia y la guerra en el país.

Septiembre 17, 2016

Leí con mucho agrado una carta publicada en la Revista Semana donde maestros le dicen ‘Sí’ al plebiscito y manifiestan su apoyo a construir una Colombia en paz. Y no es para menos, pues los maestros desde sus aulas viven frente a frente el dolor y la desolación del conflicto armado que tanto aqueja a Colombia. De cierta forma, la violencia ha tocado a quienes están en las aulas, pero también a quienes han tenido que dejarlas, debido a circunstancias que afectan el curso normal de la infancia de muchos.

Es difícil saber el grado en el que afecta la guerra a los distintos contextos del país, aun estando dentro de él. Algunos viven en una burbuja, donde difícilmente verán las consecuencias de una guerra que lleva décadas y que se traduce no solo en profundos problemas económicos, sino que deja huellas psicológicas y morales difíciles de borrar.

Es difícil saber el grado en el que afecta la guerra a los distintos contextos del país, aun estando dentro de él. Algunos viven en una burbuja, donde difícilmente verán las consecuencias de una guerra que lleva décadas y que se traduce no solo en profundos problemas económicos, sino que deja huellas psicológicas y morales difíciles de borrar.

Otros en cambio, viven la guerra día a día, desde hace varias generaciones incluso. La violencia se ha convertido en su triste cotidianidad.

Pero los maestros, especialmente aquellos que enseñan en contextos rurales o en estratos menos favorecidos, difícilmente pueden negar la existencia del conflicto armado y sus consecuencias. Por ello, no es de extrañarse que los docentes han sido por siempre valientes que han enfrentado situaciones de violencia con la mejor arma: la educación. Y es que lo bonito de enseñar no es solo exponer cierto conocimiento, sino saber de la gran semilla que se siembra en los estudiantes para que en un futuro sean personas exitosas, éticas y felices con sus decisiones de vida. Educar va más allá del aula.

Por ello, los docentes saben de lo que hablan cuando deciden que la reconciliación y la paz es el camino. Por último, quisiera dejarlos con una frase de esta carta que encierra el espíritu de lo que significa el ‘Sí’ al plebiscito por la paz: “En la búsqueda de los caminos de la reconciliación, nosotros votamos SÍ en el plebiscito. Porque ante el efecto más silencioso de la guerra, que ha sido el de destruir el tejido social y la confianza, sabemos que podemos generar un cambio cultural que nos permita aprender a convivir de manera civilizada, no a pesar, sino gracias a nuestras diferencias”[1].

[1] Tomado de: http://www.semana.com/educacion/articulo/docentes-a-favor-del-si-en-el-plebiscito/493448

Escrito por
Columnista
No hay votos aun
Estadísticas: .
Laura María Pineda
Gran Maestra Premio Compartir 1999
Dar alas a las palabras para que se desplieguen por la oración y vuelen a través de los textos para que los estudiantes comprendan la libertad del lenguaje.