Usted está aquí

El valor de la dedicación y empeño estudiantil, en la práctica pedagógica

Lo más importante dentro de la práctica pedagógica es la importancia que como maestros nos retorna nuestros propios alumnos.

Marzo 7, 2019

La importancia de la práctica pedagógica está ligada al saber del maestro, su amor por esta labor, sin dejar de lado que las ganas/saber del estudiante son las encargadas de estructurar dicha práctica en el aula. El oficio de enseñar surge según su desarrollo histórico, hacia un camino complejo en el que la acción pedagógica debe centrarse en el alumnado ya que este viene siendo el objetivo principal de la escuela. Es por esto, que existe ciertas deterioraciones dentro de este campo de acción, debido a que “Hay un desplazamiento del eje de la discusión sobre la formación – en la escuela- desde el maestro hacia el alumno, abandonando toda discusión e inhibiendo el progreso es la investigación y producción de conocimiento sobre la enseñanza” (Zuluaga, O. 1980. Pág, 11).

Por lo anterior, suscito que lo más importante dentro de la práctica pedagógica es la importancia que como maestros nos retorna nuestros propios alumnos, es decir, el aula de clase es simplemente el medio para por medio de nuestras historias y aprendizajes, lograr enseñar la construcción de nuevos saberes plasmados de nuevas construcciones, como lo manifiesta la autora Olga Zuluaga, al plantear que la noción de práctica se representa en “el oficio de los docentes, responsabilizados históricamente por la sociedad, de contribuir al desarrollo de competencias cognitivas y sociales, que abren el camino para la apropiación y transformación de la cultura a las nuevas generaciones” (Zuluaga, O. 1980. Pág, 11).

Según lo anterior, quisiera esbozar cómo el profesor Motta de manera autentica logra transmitir sus saberes por medio de la música, cultivando el valor de esta basado en un camino de disciplina en el aula y fuera de ella, puntualidad y trabajo en conjunto. Por otra parte, el profesor en su práctica pedagógica, en su máxima expresión decide guiar a sus estudiantes y participantes activos de la orquesta del Colegio Guillermo León Valencia, para que esta suene coordinada y de esta forma recrea el valor de la música en contextos que emergen de su necesidad, ya que de este modo él les permite pensar y construir nuevos saberes a través del arte y sus particularidades.

“Hago con consciencia mi trabajo y así tenga que venir un domingo lo voy a hacer, pues es la pasión por educar lo que me mueve en el mundo de la música” (Motta, 2018, entrevista hecha por los estudiantes de La Salle). Su compromiso y entrega es particular, demuestra que la pasión destruye barreras, ya que lo que para algunos es un esfuerzo, para él viene siendo, su forma de construir nuevos saberes a partir de la práctica pedagógica, enlazada con el arte de la música.

Por ello, veo de forma transcendental que los futuros docentes formados en las diferentes instituciones del país, deberían estar constituidos plenamente en aprendizajes y construcciones de estas, que le permitan al alumnado a realizar un cambio por medio de cualquier área del conocimiento, ya que la educación hoy en día depende no de la adquisición de notas o buenos promedios, sino del saber a fondo que deben tener todos los estudiantes, referente al contexto de vida con el cual conviven a diario.  

Para concluir, cabe recalcar el esfuerzo apasionado del profesor Motta en búsqueda de reforzar sus prácticas pedagógicas día tras día, utilizando su saber para de tal forma, crear un espacio enorme en cada uno de los corazones de sus estudiantes para la música, gracias al arte, él ha logrado increíbles cosas en su vida y en la vida de los demás, gracias a la música el profesor ha salvado vidas, ha devuelto esperanzas en niños que quizá han tenido problemas realmente grandes y preocupantes.

Además, El profesor Motta es un excelente ejemplo de lo que nosotros, futuros docentes debemos ser o intentar ser, un ente preocupado por la vida de sus estudiantes más allá del rendimiento académico, dándoles a conocer la importancia de rendir académicamente y hacer lo que más les apasiona. Sin dejar de lado siempre que para él el estudiante es quien debe dirigir la clase, como debería ser en la práctica pedagógica, una constante ayuda entre maestro y alumno, ya que de esta forma realmente se pueden ver los saberes descifrados en el actuar de ambas posiciones.

 


Referencias

Zuluaga, Olga Lucía. “Historia de la Práctica Pedagógica en Colombia” - Proyecto inter-universitario-Universidad de Antioquia, Universidad del Valle, Universidad Nacional, Universidad Pedagógica Nacional-Coordinador nacional. Medellín, 1980 

Escrito por
Estudiante de la Cátedra ‘Maestros hacen maestros’ en la Universidad de La Salle.
No hay votos aun
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.