Usted está aquí

En la calle también se incide y se construye, venga a hacerlo en los “Martes por la Educación” en Medellín

Mediante procesos de incidencia y movilización, la Fundación Compartir y el movimiento Todos por la Educación buscan que los jóvenes promuevan la participación de la ciudadanía en la construcción de educación de calidad.

Abril 7, 2016

En esta época la prioridad de las administraciones locales y de aquellos interesados en incidir en las políticas públicas locales está centrada en los procesos de construcción de los planes de desarrollo territorial. Y es que el tema no es menor: se trata de poder deliberar y ser partícipes de la construcción de la hoja de ruta para los próximos 4 años de gobierno de nuestras ciudades.

Todos por la Educación hoy nos envía un mensaje sencillo y poderoso: nos falta “desacartonarnos” para conversar, y para eso hay que ser creativos y disrutpivos, lo cual entre otras cosas significa e implica, llegar a la gente desde lo cotidiano y lo cercano, sin exclusiones ni divisiones,  para combinar así el conocimiento de expertos con las perspectivas del ciudadano de a pie quien tiene mucho que aportar. 

Para hacer efectiva esta deliberación, bien sea por iniciativa pública o de las organizaciones sociales, se crean diferentes espacios como foros, documentos, debates, conversatorios, mesas de expertos, mesas poblaciones y de organizaciones sociales; pero el gran reto está en involucrar a los cuidadnos en la construcción de lo público, en contar con la voz de quienes votaron o no por los mandatarios que hoy están definiendo el futuro de los territorios.

En Medellín, un grupo de jóvenes líderes pertenecientes al movimiento ciudadano Todos por la Educación, convoca, un martes cada mes, no solo a expertos sino a ciudadanos de a pie a conversar sobre educación. Esta cita se materializa en las afueras del Teatro Pablo Tobón Uribe, referente cultural de la ciudad.
Esto es más que un conversatorio en la calle. Mediante un espacio que cada vez toma más fuerza y al que han denominado “los Martes por la Educación”, este grupo de jóvenes le da vida a su consigna de hablar diferente y ser disruptivos, y, por qué no, convertirse en el puente entre la ciudadanía y los hacedores de política pública.

 

El pasado martes 15 de marzo del presente año, con la participación de Jaime Sierra, rector de la institución Educativa José Acevedo y Gómez, Felipe Gil, exsecretario de Educación de Medellín, Santiago Betancourt representante de los jóvenes en el Consejo Territorial de Planeación de Medellín y cerca de 70 ciudadanos interesados en el tema de educación, se socializaron las recomendaciones identificadas por el grupo de jóvenes de Todos por la Educación al borrador del plan de desarrollo en materia de educación, recomendaciones que fueron entregadas al representante de Consejo Territorial para que sean incluidas en el documento que presenta a la administración local esta instancia de planeación.

Pero resulta que en este espacio no solo se incide en las políticas públicas, sino también en las personas: Lina Guisao, líder de Todos por la Educación y gestora de este espacio, nos cuenta que es muy curioso ver cómo gran parte del público se conforma con la gente que pasa y decide quedarse”

“Todo el que va pasando se queda: el que va para la casa, el que va trotando. Tomándose un tinto o una cerveza, fumándose un cigarrillo, sentado en una silla o en el suelo, cualquiera pude opinar. No tiene que ser un público cualificado”, señala Guisao.

Estas discusiones de ciudad trascienden el espacio de la glorieta de la vida a las afueras del Teatro Pablo Tobón Uribe, hay transmisión vía streaming y la conversación que surge en este espacio también se discute en las redes sociales de Todos por la Educación, de sus líderes y de las personas que participan.

Así han logrado ser tendencia en Twitter en dos oportunidades, demostrando que las redes sociales no solo sirven para hablar de temas triviales como reinados, sino de temas profundos y conversaciones informadas sobre la educación de su ciudad: la importancia de la inversión en la atención integral a la primera Infancia, el propósito de la jornada única, complementaria, los retos en excelencia docente y  la articulación de la educación media con la educación superior, son algunos de los temas tratados en este espacio.

“Con poco dinero pero mucha voluntad, este es un espacio en el que todos somos iguales”, manifestó Lina Guisao. Y eso es una realidad: en los Martes por la Educación, caben personajes de diferentes corrientes políticas y pensamientos diversos. De esta forma esperan unir y convocar cada vez más a organizaciones ciudadanas e instituciones que quieran hacer parte de este espacio. Por eso, la invitación está abierta.  
Con los Martes por la Educación Los Jóvenes paisas de Todos por la Educación, están creando nuevas experiencias; nos están diciendo que es necesario que el país empiece a hablar diferente en educación y hacer conciencia de que todos somos agentes educadores, que cualquier espacio de la ciudad cuenta para incidir, construir y cambiar realidades.

Todos por la Educación hoy nos envía un mensaje sencillo y poderoso: nos falta “desacartonarnos” para conversar. Para eso hay que ser creativos y disruptivos, lo cual, entre otras cosas, significa e implica llegar a la gente desde lo cotidiano y lo cercano, sin exclusiones ni divisiones, para combinar así el conocimiento de expertos con las perspectivas del ciudadano de a pie, quien tiene mucho que aportar.  

Escrito por
Coordinadora General del movimiento Todos por la Educación
Promedio: 2 (1 voto)
Estadísticas: .
Melva Inés Aristizabal Botero
Gran Maestra Premio Compartir 2003
Abro una ventana a los niños con discapacidad para que puedan iluminar su curiosidad y ver con sus propios ojos la luz de la educación que hasta ahora solo veían por reflejos.