Usted está aquí

Encienda la pasión para que entre la lección

Como mujer y maestra le pongo a mi vida y trabajo ingredientes esenciales en mi misión diaria: amor, disciplina, pasión, alegría, creatividad y responsabilidad.

Julio 27, 2017

Desde niña soñé con ser Maestra y jugaba a serlo. Gracias a Dios y a mi madre este sueño se hizo realidad y se cristalizó en diciembre de 1977, cuando, con mucha alegría, recibí este título de manos de la Normal Nacional de Rio de Oro (Cesar).

Hoy, cuando han pasado 39 años ejerciendo esta hermosa misión, me siento más enamorada y comprometida con los estudiantes, docentes, directivos, padres y madres de familia porque a cada uno de ellos aporto lo mejor de mí para orientar los diferentes procesos que permiten mejorar la calidad de persona y su nivel de vida profesional e institucional.

Como Mujer y Maestra le pongo a mi vida y trabajo unos ingredientes indispensables que han permitido mantenerme como una buena Maestra y administradora en mi diaria misión con: amor, disciplina, pasión, alegría, creatividad y responsabilidad, demostrándolo en mis quehaceres diarios y desempeño profesional que permiten vivir el día a día en un buen ambiente de trabajo con todas las personas, instituciones y entes que interactúan conmigo en las diferentes actividades, procesos institucionales y profesionales.

Me apasiona estar a la vanguardia de los últimos adelantos en todos los procesos sociales, educativos, administrativos, etc., compartiéndolos con los rectores y comunidad educativa, socializándolo en reuniones, talleres, visitas o en conferencias para estar IN en nuestro quehacer pedagógico y administrativo.

Soy una persona convencida que primero hay que escuchar e interactuar con el otro (@) para ganarme su confianza, mostrándole lo bueno que tiene en su Ser y Quehacer, conocimientos, valores, etc.; siempre hay que encender esa llamita que motive a escuchar a entender los conocimientos y vivencias o como dice Montaigne “El niño no es una botella que hay que llenar sino un fuego precioso que hay que encender”.

Observando las pedagogías contemporáneas entre ellas la humanista, la del amor, la de la comunidad circundante y aprender haciendo según Dewey, programa de enseñanza práctica centrado en el estudiante porque el aprender haciendo en el siglo XXI necesita enseñar a pensar sobre lo que se aprende, aprendiendo así a aprehender durante toda la vida.

En su libro conceptos y prácticas del currículo (2002) manifiestas que “La educación no es un asunto de narrar y escuchar, sino un proceso activo de construcción. Todos estos procesos y principios me han permitido mantenerme con vida y entusiasmo al compartir con mis colegas, estudiantes, padres de familia y comunidad en general, pues mis funciones me permiten interactuar con toda esta comunidad demostrándolo en todas las actividades personales, laborales, profesionales y comunitarias que realizo.

Leyendo un artículo del Ministerio de Educación Nacional, titulado enseñar para la vida, donde pone todo el énfasis en el Maestro: A lo largo de la historia de la pedagogía ha sido el Maestro) que ha llevado a la práctica grandes premisas pedagógicas, siendo un facilitador de la construcción del conocimiento y mediador en la consolidación de relaciones.

Llevo aproximadamente unos tres años compartiendo con los directivos para poder conseguir en nuestros Maestros y estos con los estudiantes un aprendizaje significativo y vivencial pues hoy se requiere de un cambio fundamental en nuestras prácticas pedagógicas, administrativas y evaluativas, pues la educación de hoy cumpliendo una función social se necesita más formar que enseñar, porque el proceso de enseñar es más completo, por cuando requiere que nos apropiemos de los conocimientos de un campo disciplinar y que cada maestro y directivo sea capaz de enfrentarse a los retos que exige una sociedad como la de hoy.

El maestro y directivo debe tener la habilidad de usar estrategias en la resolución de problemas que desarrollen la capacidad de análisis y el pensamiento crítico, matemático, científico así como las capacidades de expresión oral y escrita en cada uno de  los estudiantes.

Escrito por
Jefe de Núcleo Educativo La Gloria – Cesar
Promedio: 5 (1 voto)
Estadísticas: .
Fabián Moisés Padilla De la Cerda
Gran Maestro Premio Compartir 2016
Logré que el aprendizaje del inglés se convirtiera en una alternativa para la construcción de un proyecto de vida y el mejor aprovechamiento del tiempo libre