Usted está aquí

Entrevista a un coordinador

Mauricio Lora Aguirre, coordinador de bachillerato del colegio Newman, respondió algunas preguntas sobre el rol del coordinador en las comunidades educativas.

Octubre 18, 2019

¿Cuáles son los retos y desafíos de un coordinador?

El mayor reto que enfrenta un coordinador es el de ayudar a construir una verdadera comunidad de aprendizaje. Al concentrar todos sus esfuerzos en lograr que los estudiantes realmente aprendan, tiene el reto de gestionar de la mejor manera aspectos como los contenidos educativos, habilidades y competencias, las metodologías más apropiadas, los tiempos y los espacios más propicios y las relaciones entre los diferentes miembros de la Comunidad educativa, especialmente la de estudiantes y profesores.

Otro gran desafío es poder lograr, hasta donde sea posible, que los aprendizajes tengan significado para los estudiantes, haya interdisciplinariedad y que año tras año aumenten en dificultad y complejidad.

Finalmente, tiene el reto de gestionar grupos e individuos con particularidades especiales que requieren de una atención específica a la hora de alcanzar el aprendizaje esperado.

Lea: El rol del coordinador: en busca de su identidad

 

¿Qué aprendizajes ha logrado en su rol?

Antes de asumir esta maravillosa responsabilidad, fui profesor por muchos años. Esto me dio la posibilidad de entender muy bien la dinámica docente en su vida diaria, los límites y posibilidades de su quehacer. Cuando asumí por primera vez el reto de la coordinación, hace ya unos catorce años, establecí las siguientes claves de éxito: confianza, autonomía, profesionalismo, sentido de comunidad y eficiencia. La idea siempre fue ofrecer a los maestros la libertad para que logren dar lo mejor de sí, sin necesidad de un agobiante control, pero con la claridad de lo que se espera que aprendan sus estudiantes. Que pudieran darle altura al ejercicio docente, creando el mejor ambiente para aprender en comunidad y logrando excelentes resultados, sin subestimar a los estudiantes.

Además de las claves, es vital contar con la serenidad que sólo te da la sabiduría para manejar las situaciones más inesperadas y desequilibrantes que puedan aparecer. También es fundamental tener un plan estratégico que oriente el trabajo año a año.

 

¿Sus acciones como coordinador han sido motor de logros en su colegio? ¿Cómo lo ha logrado?

Empoderar a los estudiantes y profesores ha sido parte del motor para alcanzar grandes metas. No es fácil al principio, pero con la paciencia necesaria las personas llegan a apropiarse de sus funciones sin esperar que alguien externo les recuerde la importancia de su rol.

Por otro lado, hay que construir sentido de pertenencia y construir una cultura donde el trabajo de todos se aprecie, hayan metas comunes, alegrías y tristezas, diferencias y similitudes y una gran caja de herramientas para resolver los problemas que se presenten en la cotidianidad.

Con relación a los docentes, hay que diseñar con ellos un plan de desarrollo profesional, general e individual, donde cada uno logre establecer un camino para su realización laboral y personal, además de su actualización permanente. En ese mismo sentido, los estudiantes deben contar con un proyecto de vida en cada una de las etapas de su desarrollo. 

Finalmente, el trabajo integrado y sinérgico con las familias es parte de aquello que impulsa el motor de la comunidad educativa. 

Lea: El coordinador: un rostro invisible del mundo escolar

 

¿Con qué competencias deben contar los coordinadores?

Dentro de las habilidades que se proponen para el siglo XXI, se destacan la colaboración, el sentido crítico, la creatividad e innovación, la comunicación efectiva y el carácter sólido. Aplicarlas en el contexto educativo de manera óptima hará que los coordinadores desarrollen competencias y alcancen altos niveles de desempeño en todas las dimensiones que conforman la integralidad del ser humano.

Por otro lado, y como complemento de lo anterior, están el liderazgo, el dominio de una o varias áreas del conocimiento, el manejo de los conflictos interpersonales, la formación en valores, la responsabilidad social y cuidado del medio ambiente. Conocer muy bien las etapas del desarrollo de los niños y jóvenes será de enorme ayuda.

Dos palabras más… creatividad e innovación, pues en los momentos actuales de constantes cambios y gracias a la incertidumbre que esto genera, necesitamos más que nunca ser flexibles, capaces de adaptarnos a las nuevas dinámicas y buscar las alternativas más acordes para que niños y jóvenes aprendan, según los diferentes contextos y necesidades.

Lea: El directivo docente: ¿agente líder transformador o perpetrador?

 

¿La labor del coordinador es invisible? ¿Por qué? ¿Alguna recomendación?

Estoy seguro que sí. Esta es una labor central en las instituciones educativas. Al igual que la importancia que tiene el agua en la natación, habría que hablar de la relevancia de las coordinaciones en las instituciones educativas. No hay muchos programas formales para su capacitación, ni publicaciones centradas en su ejercicio profesional, ni una legislación que identifique sus retos y le dé herramientas para enfrentarlos, mucho menos grandes investigaciones acerca de la mejor manera de ejercer esta labor. Creo que no dejarles un legado en pro de su profesionalización es una gran deuda que tenemos con la futura generación de coordinadores.

 


Imagen Ilyass SEDDOUG on Unsplash

Boletín de noticias
Registre su correo electrónico para recibir nuestras noticias.
Escrito por
Directivo docente coordinador del colegio Newman, Cajicá (Cundinamarca).
Promedio: 4 (1 voto)
Estadísticas: .
Diego Fernando Barragán Giraldo
Gran Maestro Premio Compartir 2004
Invitó a sus estudiantes a armar pieza por pieza un rompecabezas mental cuya imagen final dejaba ver la realidad del país.