Usted está aquí

Es necesario hablar de memoria histórica en nuestras prácticas pedagógicas

En nuestra práctica pedagógica tiene que haber campo para la reflexión, de manera tal que los estudiantes se sientan cómodos a la hora de contar experiencias e historias.

Febrero 16, 2019

La práctica pedagógica se ha convertido en un espacio tanto de aprendizaje como de reflexión, ya que, el docente puede individual o colectivamente reflexionar y hacer memoria sobre distintos temas controversiales, que lo ayudan a crecer en el ejercicio de su labor profesional. Incorporar temas controversiales, como la memoria histórica en nuestras prácticas pedagógicas puede resultar algo tedioso debido a la complejidad de este tipo de situaciones. Aun así, hablar de memoria histórica en nuestras prácticas es necesario para conocer nuestra historia y que perdure a través del tiempo.

Durante muchos años nuestra sociedad colombiana vivió muchos episodios de violencia, de agentes armados en contra del Estado que le costaron al país miles de víctimas y desaparecidos, hechos como las tomas guerrilleras; (toma de puerto lleras, la masacre de Mapiripán entre otras) son un reflejo de toda la historia marcada por tragedias que tiene nuestro país

Por esto a la hora de hablar de estos temas en un aula de clase, se convierte en una situación un poco difícil de manejar, más aún si dentro de nuestros estudiantes tenemos algún sobreviviente o persona que haya sido tocada directa o indirectamente por esta guerra; situación que nos pone en otras estancias donde debemos encontrar la manera adecuada de abordar este tema.

De acuerdo con esto, la labor de un profesor va más allá de designar textos para leer y sacar notas como lo expresan los profesores, Fandiño y Bermúdez en su libro Práctica pedagógica: subjetivar, problematizar y transformar el quehacer docente; afirman que, “Explicar, hacer preguntar y realizar ejercicios; escribir planes de clase, diseñar guías y aplicar exámenes; sacar notas, tomar asistencia y llenar observadores son las actividades que aparecen en la mente de muchos padres de familia y estudiantes cuando se les pregunta ¿qué hacen los profesores?

Sin embargo, más allá de la trasmisión de conocimientos, el dominio de conocimiento académico o el empleo de ciertas competencias o destrezas, la práctica pedagógica (en adelante PP) está enmarcada por la adaptación a las exigencias del entorno escolar” (Fandiño & Bermúdez Jiménez, 2015). De acuerdo con esta afirmación, nuestra labor también incluye tocar temas sociales que nos afectan a todos, como la memoria histórica, es un tema que se debe abordar con cierta delicadeza pero que es necesario en un proceso de formación; no importa cuales se han nuestros ideales sociales políticos etc.

La memoria histórica tiene sus complejidades, otra dificultad a la hora de abordar este tema seria como hablarlo y explicárselo a los niños de una manera que no se vean afectados por estos temas, como pudimos verlo en clase con la plataforma de la página web del centro de memoria histórica es una forma amigable de mostrarles a los niños toda nuestra historia mediante dibujos e historias de personajes animados en particular; esto hace que sea un poco menos complejo para el profesor explicarles a los niños situaciones de violencia que pueden afectar su inocencia. Por tanto, es necesario saber de qué manera empezar a abordar el tema, partiendo del tipo de población con el que lo vamos a discutir.

Para concluir, nuestra labor tiene que ir más allá de un aula de clase o simplemente de determinados temas, en nuestra práctica pedagógica tiene que haber campo para la reflexión, precisamente este tipo de temas se prestan para que dialogar en conjunto con nuestros estudiantes que puedan abrirse un poco más en clase; de manera tal que los estudiantes se sientan cómodos a la hora de contar experiencias e historias relacionadas con este tema que están delicado, ya que, conocer nuestra historia nos ayuda a que esta no se pierda y prevalezca al paso de tiempo.  

No hay votos aun
Estadísticas: .