Usted está aquí

Experiencia estética: deleite del intelecto

Visitar el museo es una experiencia que definitivamente conmueve los sentidos, proporcionándole diferentes clases de sensaciones hasta al espectador más distraído. 

Septiembre 22, 2017

Pero no es suficiente con encontrarse artistas nuevos, obras inéditas o tal vez curadurías impactantes, para garantizar una experiencia estética; ya que en ésta, se presenta la obra con una finalidad sin fin, permitiendo que en la percepción sensorial se genere  un sentimiento de regocijo en el intelecto.

Para que ello sea posible, se debe tener en cuenta que la experiencia estética es subjetiva y que es primordial resaltar la importancia del lugar que ocupa el espectador en el mundo y de su relación con el mismo.

Dominica Sor María Gertrudis Teresa de Santa Inés “el Lirio de Bogotá” 1730 Óleo sobre lienzo – Retrato de monjas coronadas.

Desde el año 2012 hasta mayo de 2015 estuvo en el Museo Iglesia Santa Clara la exposición Cuerpos Opacos: delicias Invisibles del Erotismo Místico, conformada por 19 retratos de  monjas coronadas con flores, la mayoría encontrándose en su lecho de muerte, donde  se destaca  el fallecimiento de una religiosa como el acontecimiento más importante de su vida, al realizar el matrimonio místico con Cristo.

Estos retratos de  monjas coronadas se convirtieron en el testimonio visual del momento más solemne de aquellas que actuaron como “muertas en vida”, para lograr la meta tan anhelada.

Al realizar el recorrido y encontrarse con estos retratos y las historias detrás de ellos, se evidencia la vida de limitaciones trazada para estas mujeres, en la que la celosía que las resguardaba del mundo exterior no  se limitaba a ser un elemento arquitectónico, sino que sobrepasaba  las barreras  del espacio para formar parte de las barreras mentales; dificultando con ello, la posibilidad de conocer el mundo establecido al interior de los muros conventuales.

Por fortuna para el reconocimiento de esas dinámicas diarias, no siempre las puertas fueron herméticas; con la publicación y divulgación de  la literatura escrita por monjas y sobre ellas, además de estos retratos con características particulares, realizados a las monjas de clausura neogranadinas, se pudo correr parte del  velo y observar la vida religiosa.

Estos retratos no sólo posibilitan un acercamiento con las múltiples reglas, restricciones y espacios  establecidos para el rol religioso, sino que permiten hacer una relación muy cercana con  los diversos roles impuestos a la mujer a través de la historia, en la que se ata y desata el cuerpo femenino al antojo de una mirada desde y para lo masculino. Asumiendo como argumento principal el carácter natural de la discriminación hacia la mujer.

Autor: Ara Beltrán. Licenciada en Educación para la Infancia de la Universidad Distrital Maestrante en Estética e Historia del Arte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Interés investigativo en la construcción histórica de la mujer a través del arte.

Lea el texto completo en Libreta de bocetos.

Escrito por
Libreta de Bocetos, blog de maestros de arte
No hay votos aun
Estadísticas: .